Instrumentos de renta variable chinos y la inclusión de acciones clase A

may 30, 2018
por Christopher Dhanraj

Resumen

  • Tenemos una visión constructiva de los instrumentos de renta variable chinos a pesar de las tensiones en el comercio. Observamos amenazas proteccionistas en la forma de tácticas de negociación, mientras que las reformas chinas, un entorno de crecimiento estable y una perspectiva sólida de ganancias respaldan a los instrumentos de renta variable.
  • La inclusión de acciones de clase A de MSCI comenzará en junio de 2018, lo que dará inicio a un evento histórico, a medida que el segundo mercado de renta variable más extenso del mundo abre sus puertas a los extranjeros.
  • Los flujos de productos que cotizan en bolsa (ETP) globales muestran que los inversionistas se pronuncian sobre China cada vez más como un único país, en lugar de acceder a este a través de la exposición a los índices amplios de mercados emergentes (ME).

Aún hay espacio para expandirse

El año pasado, los instrumentos de renta variable chinos se encontraron entre los activos con mejor rentabilidad en el mundo. El Índice MSCI China tuvo un aumento del 54 % en 2017; superando a ME más amplios, que tuvieron un aumento del 37 %; con más del doble del 22 % del rendimiento del Índice S&P 500.1 A pesar del sólido repunte en 2017, seguimos siendo conservadores en relación con los instrumentos de renta variable chinos en medio de un entorno de crecimiento estable, una ambiciosa agenda de reforma y una sólida perspectiva de ganancias.

Para estar seguros, las recientes tensiones en el comercio representan un riesgo. Sin embargo, observamos que las medidas comerciales de EE. UU. apuntan más a China como una maniobra de apertura para las negociaciones que el inicio de una guerra comercial. Además, la apertura comercial de China tuvo su pico hace más de una década, cuando los impulsores de crecimiento nacional asumieron una mayor importancia; lo que sugiere que la economía puede estar relativamente aislada de los efectos de los aranceles más elevados2.

Continuamos observando una sólida agenda de reformas después del 19.o Congreso del Partido Nacional, que apoyó el alejamiento de China de la “antigua economía” de industria pesada e intensiva en créditos para dirigirse hacia la “nueva economía” impulsada por la tecnología, el gasto de los consumidores y la atención médica. El cambio a sectores de crecimiento más rápido y menos intensivos en relación con los créditos tiene el doble beneficio de respaldar el crecimiento agregado, a la vez que permiten que los creadores de políticas continúen su campaña de desapalancamiento financiero sin sobrecargar el crecimiento. El 10 de abril, los comentarios del presidente Xi Jinping durante el Foro de Boao destacaron varios esfuerzos de aplicación de reformas que tienen el objetivo de abrir los mercados de China y que podrían ayudar a mitigar las tensas relaciones entre China y EE. UU. Particularmente, el presidente Xi describió planes para producir una mayor apertura de China a través de lo siguiente: 

  • Mayor apertura del acceso a los mercados al aumentar las capitalizaciones de renta variable extranjera en el sector financiero, disminuir las restricciones a las instituciones financieras extranjeras y reducir los límites a la inversión extranjera en las industrias de fabricación, incluida la automotriz.
  • Mejora del entorno de inversión al alinear las políticas nacionales con las normas económicas y comerciales internacionales.
  • Expansión de las importaciones al disminuir los aranceles de importación para los vehículos y realizar la primera Exposición Internacional de Importaciones de China como principal iniciativa de política.
  • Fortalecimiento de los derechos de propiedad intelectual (DPI) al restablecer la Oficina Estatal de Propiedad Intelectual a fin de hacer cumplir los DPI y elevar los costos de la violación de los DPI para incrementar la disuasión.

China: demasiado grande para ser ignorada

La perspectiva positiva en relación con China se produce frente a un trasfondo de desarrollo significativo en la manera en la que los inversionistas pueden acceder a los instrumentos de renta variable chinos. Durante este mes de junio, MSCI comenzará a incluir una parte del mercado de acciones de clase A de China en el Índice de ME de MSCI, un índice clave que realiza un seguimiento de los instrumentos de renta variable de los ME. Actualmente, el Índice de ME de MSCI posee, aproximadamente, una ponderación del 30 % para China3 por medio de compañías chinas cotizadas en el extranjero, la mayor parte de las cuales son aquellas que cotizan en Hong Kong (“acciones de clase H”).

Históricamente, los inversionistas extranjeros han tenido acceso sin restricciones únicamente a, aproximadamente, la mitad del mercado de instrumentos de renta variable de China (mayormente a través de acciones de clase H).  La mitad restante está compuesta de acciones de clase A, las acciones “tierra adentro”, que estaban únicamente disponibles a instituciones extranjeras en cupos estrictos establecidos por el gobierno chino.

MSCI incluirá gradualmente el mercado de acciones de clase A, que representa el 2.o mercado de renta variable más grande a nivel mundial en relación con la capitalización de mercado y la rotación.4 Para comenzar, un factor de inclusión del 2,5 % añadirá 235 acciones de clase A de alta capitalización (“acciones de clase A de MSCI”) al Índice de ME de MSCI el 1 de junio de 2018.5 El factor de inclusión se elevará entonces a 5 % del mercado de acciones de clase A el 3 de septiembre de 2018.2 Esperamos que el impacto de flujo inicial en los mercados sea relativamente mínimo dado el añadido pequeño e incremental; en un primer momento, este se reflejará como una ponderación adicional inferior al 1 % de China en el Índice de ME de MSCI. Finalmente, las acciones de clase A podrían representar el 9 % del índice amplio de ME después de que se incluya el 50 % de las acciones de clase A y, luego, 17 % después de la inclusión total. Una inclusión completa del 100 % de acciones de clase A podría entonces elevar Índice de ME de MSCI de China a más del 40 %.2 Para los inversionistas, la visión que se tiene de China está cambiando de “es bueno tenerla” a “hay que tenerla”; es simplemente demasiado grande para ser ignorada.

Guía de inclusión del Índice de ME de MSCI

Guía para la posible de inclusión total del Índice de ME de MSCI

Fuente: BlackRock, MSCI, a partir del 16 de abril de 2018. Notas: Los componentes de los índices están sujetos al cambio. *El número de porcentaje hace referencia al factor de inclusión que se aplica a la capitalización de mercado ajustada según la flotación libre de los componentes de acciones de clase A de China en el Índice MSCI China pro forma.

Implicancias para los inversionistas

La inclusión de acciones de clase A les proporciona a los inversionistas un panorama más preciso del mercado chino y el acceso a este. Las acciones de clase A proporcionan acceso a sectores de la economía actualmente subrepresentados en otras clases de acciones, con mayores ponderaciones en sectores como materiales, industria, consumo discrecional y atención médica. La “nueva economía” en China —sectores como segmentos de tecnología, consumidor y atención médica— se encuentra mayormente representada en el mercado de acciones de clase H en el extranjero. El hecho de que el mercado de acciones de clase A tierra adentro sea el segundo mercado de renta variable más grande a nivel mundial sugiere que estos temas de crecimiento secular se encuentran actualmente subrepresentados en las carteras de los inversionistas extranjeros.

Afortunadamente, decidir entre las acciones de clase A y las de clase H no es mutuamente excluyente. La naturaleza complementaria de la exposición de las acciones de clase A también puede observarse a través de su baja correlación con los mercados de renta variable globales. Los inversionistas deberían considerar mantener la exposición en ambos mercados en lugar de elegir uno en favor de otro. Dadas las complejidades operativas persistentes a las que se enfrentan los inversionistas extranjeros, además de la amplitud de nombres de acciones de clase A, es posible que los inversionistas deseen considerar invertir mediante una estructura de ETF, que elimina las cargas operativas mientras que proporciona una exposición efectiva, líquida y de base amplia.

Flujos

A medida que crece la concentración del índice de ME de China, los inversionistas podrían beneficiarse al adoptar un enfoque de un único país en China y, en su lugar, reconsiderar los ME como ME excluyendo a China. Los flujos de ETP globales sugieren que los inversionistas están haciendo simplemente eso: los flujos de renta variable de ME han estado cada vez más enfocados en un único país durante el año pasado; un contraste notable para el desarrollo de flujos de mercado que favoreció una exposición amplia. Además, existe una aceleración significativa en los flujos de único país de ME liderada por China. Los flujos de un único país de ME como porcentaje de los flujos totales de ME tuvieron un crecimiento del 18 % durante el año de seguimiento al 20 % del año hasta la fecha y al 24 % durante el mes pasado. Durante el mismo período, China ha observado el aumento de su parte de flujos de un único país del 28 % durante el año de seguimiento a más del 50 % del año hasta la fecha, antes del retroceso al 43 %, a medida que las preocupaciones comerciales impactan en el sentimiento del mercado en marzo.6 Sin embargo, la anualización de los flujos de China del mes de seguimiento y del año hasta la fecha sugiere un incremento superior al doble y al triple, respectivamente, por encima de los flujos del año de seguimiento.

Los flujos de ME están cada vez más enfocados en un único país y los flujos chinos se están acelerando.

Comprender las clases principales de acciones de renta variable chinas

Fuente: Informe resumido de Global Intelligence, a partir del 12 de abril de 2018

En resumidas cuentas: el apetito que tienen los inversionistas por China se está acelerando de manera significativa y los inversionistas están accediendo cada vez más a exposiciones de China dedicadas y no a la exposición del índice de ME amplio.

Conclusión

La apertura del mercado de acciones de clase A de China y la inclusión en el índice que acompaña esta apertura es un evento histórico para la comunidad global de inversionistas. Para los inversionistas a largo plazo, la decisión entre acciones de clase A y acciones de clase H es un falso dilema dada la exposición complementaria. La cuestión real es qué cantidad de China se necesita en la cartera. A medida que la concentración de China en índices amplios de ME finalmente aumenta por encima del 40 %, los inversionistas deberían tener una visión separada de China y los ME excluyendo a China, de la misma manera que los inversionistas hacen con los mercados desarrollados estadounidenses y no estadounidenses. Los flujos de ETP globales sugieren que los inversionistas están comenzando a hacer simplemente eso.

Director
Head of ETF Investment Strategy