PANORAMA GLOBAL PARA 2021
PANORAMA GLOBAL PARA 2021

Un nuevo orden de inversión

Adoptamos un nuevo orden de inversión. La pandemia del COVID-19 ha acelerado cambios importantes en la manera de operar de nuestras economías y sociedades en cuatro dimensiones: sostenibilidad, desigualdad, geopolítica y la revolución de políticas macroeconómicas conjuntas. Creemos que esto exige un replanteamiento de los portafolios de inversión.
Temas de inversión
01

El nuevo nominal

Vemos un crecimiento más sólido y rendimientos reales más bajos, a medida que se acelere la reanudación de la actividad y los bancos centrales limiten el incremento de rendimientos nominales. Implicación estratégica: Subponderamos los bonos gubernamentales, consideramos que las acciones recibirán apoyo de la caída en las tasas reales.

02

Reestructuración de la globalización

El COVID-19 ha acelerado transformaciones geopolíticas, como un orden mundial polarizado con EE.UU. y China en cada extremo y una reestructura de las cadenas de suministro globales, dándole más peso a la resiliencia. Implicación estratégica: Favorecemos la diversificación y las exposiciones a valores chinos que superan los índices de referencia.

03

Transformaciones superaceleradas

La pandemia ha fortalecido las tendencias estructurales que ya existían, como un mayor enfoque en la sostenibilidad, la creciente desigualdad y el dominio del e-commerce a expensas del comercio minorista tradicional. Implicación estratégica: Preferimos los activos sostenibles, en vista de una creciente preferencia social por la sostenibilidad.

Paragraph-1,Video Player-1,Paragraph-2,Accordion-1
Paragraph-3,Paragraph-4
Paragraph-5,Image-1,Paragraph-6,Pull Quote-1,Paragraph-7

Necesitamos una nueva estrategia

Las reglas del ciclo económico tradicional parecen no aplicarse a la pandemia. Consideramos que el impacto es más similar al de un desastre natural de gran escala seguido por una rápida reanudación económica. A principios de la crisis, predijimos que las pérdidas económicas acumuladas resultantes (que son lo más importante para los mercados financieros) seguramente serían solo una fracción de las que vimos después de la crisis financiera mundial.

Esta perspectiva dependía de un fuerte apoyo de las políticas para ayudar a los hogares y las empresas a superar el impacto en los ingresos. Los primeros resultados de los ensayos de las vacunas contra el COVID-19 nos dieron mayor confianza en este escenario. Además, sugieren que la reanudación económica puede acelerarse de modo significativo en 2021 cuando se libere la demanda contenida. Es probable que los precios de los mercados reflejen rápidamente una reanudación económica completa, dada la mayor probabilidad de que se cumpla esta perspectiva.

Desafíos de la reanudación

EE.UU. y Europa enfrentan desafíos en el futuro inmediato: un resurgimiento de los casos de infección por el virus podría causar una contracción económica total. Los riesgos de agotamiento de las políticas, especialmente en EE.UU., están incrementando en un momento en el que el apoyo continuo de éstas es vital para limitar los daños económicos permanentes. Sin embargo, las noticias positivas sobre las vacunas cambian las reglas del juego, pues ahora sabemos que el camino va a llevarnos a un destino, lo que les da claridad a las autoridades, las empresas y los mercados sobre cómo llegar a la etapa posterior al COVID-19.

Una mirada rápida a nuestros temas de inversión para 2021

El impacto del coronavirus nos ha obligado a realizar cambios en nuestros tres temas de inversión para 2021. En este episodio de BlackRock Bottom Line, nuestro Chief Investment Strategist, Mike Pyle, explica por qué.

  • Hemos estado haciendo un seguimiento de tendencias como la desglobalización, la revolución en la coordinación de políticas monetarias y fiscales, la desigualdad y la sostenibilidad durante mucho tiempo. Todos estos son cambios estructurales tectónicos que esperábamos beneficiaran a los inversionistas durante años, incluso décadas o más.

    El impacto del coronavirus los ha acelerado al presente.

    Perspectiva de medio año 2020: El futuro se acerca rápidamente

    Mike Pyle

    Global Chief Investment Strategist

    Hemos actualizado nuestros tres temas de inversión para 2020.

    La reanudación de la actividad depende del impacto del coronavirus. En primer lugar, consideramos que las pérdidas acumuladas en la producción como resultado de este impacto durante un período de varios años serán inferiores a las que observamos en la crisis financiera mundial hace 12 años. En segundo lugar, las economías ya se encuentran en la fase de reanudación de la actividad económica y esto sucederá de varias maneras.

    La respuesta sin precedentes en materia de políticas ha sido una parte importante de la razón por la que los mercados se han recuperado con tanta rapidez después de tocar fondo en marzo. El siguiente paso de la revolución de políticas es evitar una finalización prematura del apoyo de las políticas antes de superar el impacto. Además, es necesario cerciorarse de que existan medidas de protección para manejar esa coordinación a largo plazo.

    Tradicionalmente, pensamos en la resiliencia de los portafolios como un concepto financiero. Consideramos que para lograr esa resiliencia hay que capturar y equilibrar las transformaciones que están ocurriendo en la economía real. El riesgo climático está transformando nuestro medioambiente y también transformará los portafolios. También será vital pensar en cuestiones como la desglobalización, la construcción de portafolios con equilibrio geográfico o portafolios resilientes ante un mundo más desvinculado.

    La conclusión es que el futuro se acerca rápidamente. Creemos que existe un conjunto importante de repercusiones para la inversión tanto en el horizonte estratégico a largo plazo como en el horizonte táctico a corto plazo. Por esta razón, hemos mantenido una orientación a favor del riesgo y, en particular, preferimos el crédito por encima de las acciones como área para asumir dicho riesgo. Mantenemos aún una firme preferencia por la alta calidad, ya sea que la obtengamos mediante el factor quality o con valores como instrumentos de crédito con grado de inversión.

Resiliencia del portafolio total

Como resultado, favorecemos ver más allá de cualquier volatilidad del mercado a corto plazo. Incrementamos nuestra postura a favor del riesgo mediante la actualización de las acciones sobre una base táctica y adoptamos un enfoque sectorial. Favorecemos los sectores de tecnología y atención de la salud como resultado de los cambios transformadores de la pandemia, y equilibramos esto con una preferencia por los principales beneficiarios de la reanudación económica, como las acciones de mercados emergentes y las empresas de baja capitalización de EE.UU. Estamos sobreponderando las acciones de Asia excepto Japón y los instrumentos de renta fija de Asia por la respuesta efectiva de la región ante el virus, y favorecemos los activos expuestos al crecimiento chino.

La revolución de políticas tiene importantes repercusiones en nuestras perspectivas estratégicas, dado que consideramos que habrá una respuesta más moderada de rendimientos nominales a un régimen inflacionario más alto. Los bancos centrales parecen estar comprometidos con limitar los aumentos en los rendimientos nominales aun cuando aumenta la inflación. Los inversionistas necesitarán una nueva guía para abordar esta situación. Subponderamos los bonos gubernamentales y mantenemos una mayor asignación estratégica a las acciones que en periodos típicos de aumento inflacionario.

La sostenibilidad es un componente clave de nuestras perspectivas, pues vemos un movimiento tectónico hacia los activos sostenibles en las próximas décadas. De manera contraria a consensos anteriores, esperamos que este cambio ayude a mejorar los rendimientos. Las exposiciones en mercados privados son una forma de perseguir la resiliencia de los portafolios con una perspectiva sostenible.

Lee nuestro informe “Panorama global para 2021” en PDF

 


Perspectivas direccionales

Perspectivas estratégicas (a largo plazo) y tácticas (de 6 a 12 meses) para las clases de activos generales, diciembre de 2020

Activo Perspectiva estratégica Perspectiva táctica
Acciones Strategic equities - neutral Tactical view - neutral
Mantenemos una postura neutral con respecto a las acciones en un horizonte estratégico, dado el incremento en las valuaciones y el trasfondo complicado para las utilidades y los pagos de dividendos. Nos inclinamos a favor de las acciones de mercados emergentes. Tácticamente, hemos actualizado las acciones a una sobreponderación, pues esperamos que la reanudación vuelva a acelerarse y que las tasas de interés se mantengan bajas. Favorecemos una estrategia de duración corta y larga (“barbell”): acciones de calidad equilibradas con exposiciones cíclicas selectas.
Crédito Strategic equities - neutral       Tactical view - neutral
Mantenemos una postura neutral para el crédito sobre una base estratégica, pues vemos que los diferenciales de grado de inversión (IG) ofrecen menos compensación ante los incrementos de los riesgos de incumplimiento de pago. Aún favorecemos los instrumentos de high yield para obtener ingresos. En un horizonte táctico, vemos el repunte de la actividad económica y soporte continuo de las políticas como factores que pueden ayudar al crédito, aún entre la baja de algunos apoyos de crédito de emergencia.
Bonos gubernamentales Strategic equities - neutral Tactical view - neutral
El argumento estratégico de la tenencia de bonos gubernamentales nominales ha disminuido sustancialmente ahora que los rendimientos se encuentran más cerca de los límites inferiores percibidos. Estas tasas bajas reducen la capacidad de la clase de activos de servir como contrapeso a las ventas masivas en el mercado de renta variable. Preferimos los bonos vinculados a la inflación, pues vemos riesgos de mayor inflación a mediano plazo. Sobre una base táctica, mantenemos una postura neutral con respecto a la duración, dado que el ajuste de políticas sin precedentes suprime los rendimientos.
Liquidez Tactical view - neutral                             Tactical view - neutral
Mantenemos una postura neutral con respecto a la liquidez. En nuestra opinión, la tenencia de algo de liquidez tiene sentido, por su efecto amortiguador contra los efectos negativos para el suministro que podrían provocar una baja de las acciones y los bonos.
Mercados privados Strategic equities - neutral Tactical view - neutral
Las corrientes de rentabilidad no tradicionales, incluido el crédito privado, tienen el potencial de agregar valor y diversificación. Nuestra perspectiva neutral se basa en una asignación inicial mucho mayor que la que tienen la mayoría de los inversionistas calificados. Muchos inversionistas institucionales continúan invirtiendo poco en los mercados privados ya que, en nuestra opinión, sobreestiman los riesgos de liquidez. Los mercados privados son una clase de activos compleja, no idónea para todos los inversionistas.

Nota: Las perspectivas se presentan desde el punto de vista del dólar estadounidense, diciembre de 2020. Este material representa una evaluación del entorno de mercado en un momento específico y no tiene como fin ser un pronóstico de acontecimientos futuros o una garantía de resultados futuros. El lector no debe usar esta información como análisis o asesoría de inversión con respecto a un fondo, estrategia o valor en particular.

Nuestras perspectivas de diversificación indican cómo creemos que se desempeñarán los activos individuales en comparación con las clases de activos generales. Indicamos distintos niveles de convicción.

Perspectivas granulares tácticas

Perspectivas tácticas de 6 a 12 meses de activos selectos en comparación con clases de activos generales globales, por nivel de convicción, diciembre de 2020

Legend Granular
Acciones

Activo Perspectiva táctica
Estados Unidos United States
Hemos aumentado nuestra tenencia de acciones estadounidenses a sobreponderada. Consideramos que los sectores de tecnología y salud ofrecen exposición a tendencias de crecimiento estructural, y que las empresas de baja capitalización de EE.UU. tendrán un repunte cíclico en 2021.
Europa
Europe
Hemos reducido nuestra tenencia de acciones europeas a una subponderación. El mercado tiene exposición relativamente alta a financieros presionados por tasas bajas. La región enfrenta retos de crecimiento estructural, incluso con el potencial de crecimiento de recuperación en un mundo posterior a la vacuna.
Japón
Japan
Subponderamos las acciones japonesas. Otras economías asiáticas podrían ser mayores beneficiarias de una política comercial estadounidense más estable bajo el gobierno de Biden. Un yen más sólido y una posible debilidad del dólar estadounidense podrían ser una desventaja para los exportadores japoneses.
Mercados emergentes Emerging markets
Estamos sobreponderando las acciones de mercados emergentes. Las vemos como beneficiarios principales de una economía en repunte lidereada por una vacuna en el 2021. Otros factores positivos: nuestra expectativa de un dólar estadounidense estable o más débil, y una política extranjera y comercial más estable bajo el gobierno de Biden.
Asia excepto Japón Asia ex-Japan
Estamos sobreponderando las acciones de Asia excepto Japón. Muchos países asiáticos han contenido el virus con eficacia y están más avanzados en la reanudación económica. Vemos la orientación tecnológica de la región como algo que la ayude a beneficiarse de tendencias estructurales de crecimiento.
Momentum Momentum
Mantenemos una postura neutral con respecto a las acciones de momentum. El factor podría enfrentar retos a corto plazo a medida que resurgen los casos de COVID-19 y los riesgos de soporte de las políticas crean un potencial para los mercados inestables.
Value
Value
Mantenemos una postura neutral con respecto a value. El factor podría beneficiarse de una reanudación acelerada, pero consideramos que muchas de las empresas con valores más baratos en diferentes sectores enfrentan desafíos seculares que han sido acelerados por la pandemia.
Minimum volatility Minimum volatility
Estamos subponderando min vol. Esperamos un repunte cíclico en los próximos seis a 12 meses, y min vol tiende a ir a más despacio en este entorno.
Quality
Quality
Estamos sobreponderando quality. Preferimos a las empresas tecnológicas con impulsos estructurales y vemos a las empresas con balances generales y flujos de efectivo sólidos como resilientes ante la variedad de resultados de la pandemia y la economía.
Size
Size
Estamos sobreponderando el factor size para EE.UU. En nuestra opinión, las empresas estadounidenses de baja y mediana capitalización son un área clave donde es probable que la exposición a la ciclicidad sea recompensada durante la recuperación impulsada por las vacunas.

Renta fija

Activo Perspectiva táctica
Bonos del Tesoro de EE.UU.     U.S. Treasuries
Estamos subponderando los bonos del Tesoro de EE.UU. Prevemos que los rendimientos nominales en EE.UU. se mantendrán limitados, pero los rendimientos reales disminuirán como consecuencia de las expectativas inflacionarias en aumento. Por lo tanto, preferimos los bonos vinculados a la inflación por encima de los bonos gubernamentales nominales.
Títulos del Tesoro protegidos contra la inflación Treasury Inflation-Protected Securities
Estamos sobreponderando los títulos del Tesoro protegidos contra la inflación (TIPS). Vemos la posibilidad de que las expectativas de mayor inflación se reflejen cada vez más en los precios debido a una política monetaria estructuralmente acomodativa y el aumento de los costos de producción.
Bunds alemanes
    Europe
Mantenemos una postura neutral con respecto a los bunds. Vemos que el equilibrio de riesgos retrocede a favor de una mayor flexibilización de la política monetaria del Banco Central Europeo a medida que el repunte económico regional muestra signos de decaer.
Periferia de la zona del euro Japan
Sobreponderamos los bonos gubernamentales periféricos de la zona del euro a pesar del rendimiento superior reciente. Consideramos que existe una mayor compresión de las tasas debido a un incremento de la flexibilización cuantitativa por parte del Banco Central Europeo y otras medidas en materia de políticas.
Grado de inversión global Global investment grade
Hemos subponderado los instrumentos de crédito con grado de inversión. Vemos poco margen para una mayor compresión del diferencial de rendimiento y favorecemos exposiciones más cíclicas, como el high yield.
High yield global
Global high yield
Hemos recortado nuestra sobreponderación en high yield global. Los diferenciales se han contraído de modo significativo, pero creemos que la clase de activos se mantiene como una fuente atractiva de ingresos en un mundo que necesita cada vez más rendimientos.
Mercados emergentes: moneda fuerte Emerging market - hard currency
Hemos actualizado a neutral los instrumentos de deuda de mercados emergentes en moneda fuerte. Esperamos que obtengan apoyo de la reanudación mundial impulsada por las vacunas y por las políticas comerciales estadounidenses más predecibles.
Mercados emergentes: moneda local Value
Hemos actualizado a neutral los instrumentos de deuda de mercados emergentes en moneda local. Vemos un potencial de recuperación, ya que esta clase de activos se ha mantenido a la zaga de la recuperación de los activos de riesgo. Las políticas monetarias mundiales flexibles y un dólar estadounidense estable o más débil también deberían dar respaldo a los mercados emergentes.
Renta fija de Asia 
Asia fixed income
Estamos sobreponderando los instrumentos de renta fija de Asia. Consideramos que esta clase de activos tiene una valoración atractiva. Los países asiáticos han tenido un mejor desempeño en la contención del virus y van más adelantados en la reanudación económica.

El rendimiento pasado no es un indicador confiable de resultados actuales o futuros. No es posible invertir directamente en un índice. Nota: Las perspectivas se presentan desde el punto de vista del dólar estadounidense. Este material representa una evaluación del entorno de mercado en un momento específico y no tiene como fin ser un pronóstico o una garantía de resultados futuros. Esta información no deberá usarse como asesoría de inversión con respecto a un fondo, una estrategia o un valor en particular.

 


Preparación para una inflación más alta

La inflación creciente a mediano plazo es un elemento central de nuestras perspectivas de inversión, pero consideramos que su efecto será muy distinto al del pasado.

El “nuevo nominal” no sólo se refiere a nuestras expectativas de un régimen inflacionario más alto en los próximos cinco años. Significa un crecimiento más sólido a corto plazo y, en última instancia, una inflación más alta, aunque sin el incremento típico en los rendimientos de los bonos nominales. Como resultado, vemos repercusiones para el mercado muy distintas a las del pasado. Los episodios anteriores de aumento inflacionario fueron muy costosos para los inversionistas, al provocar tasas de interés más altas que presionaron a las valuaciones en diversas clases de activos mediante un aumento en las tasas de descuento. Sin embargo, la revolución de políticas significa que un incremento de la inflación con respecto a los niveles actuales seguramente será mejor para los activos de riesgo que en episodios pasados.

Tres fuerzas en juego

Costos de producción en aumento
Source

Puede que las estimaciones a futuro no se cumplan. Fuentes: BlackRock Investment Institute y la Reserva Federal, con datos de Refinitiv Datastream, noviembre de 2020. Notas: El gráfico muestra la inclusión de la inflación media esperada en los precios de mercado en el período de los próximos cinco años. La mostramos utilizando el swap de inflación “cinco años en cinco años”, que es una medida de la expectativa del mercado para la inflación a lo largo de cinco años, comenzando en cinco años. En el gráfico, la línea está desplazada cinco años hacia delante. Los puntos anaranjados y verdes muestran nuestra estimación actual del promedio del índice de precios al consumidor en EE.UU. y la inflación en la zona del euro para el mismo período de cinco años de 2025 a 2030.

Costos de producción en aumento

Es probable que haya un aumento mundial de costos de producción como consecuencia de una reestructura de las cadenas de suministro global y un aumento en el poder de negociación de los empleados.

Nuevos marcos

Los bancos centrales están cambiando los fundamentos de su marco de políticas con el propósito de que la inflación supere sus objetivos.

Presiones políticas

La revolución de políticas monetarias y fiscales, respuesta necesaria al impacto del COVID, crea un riesgo de mayores restricciones a la capacidad de los bancos centrales de apoyarse en la inflación.

Los bancos centrales han señalado que estarán más dispuestos a permitir que las economías se recalienten con una inflación mayor al objetivo, al cambiar sus marcos de políticas para compensar las subestimaciones inflacionarias anteriores. Al mismo tiempo, la revolución de políticas monetarias y fiscales, una respuesta necesaria al impacto del COVID-19, crea un riesgo de mayores restricciones políticas a la capacidad de los bancos centrales para apoyarse en la inflación. Vemos que los bancos centrales seguramente limitarán los incrementos en los rendimientos nominales para evitar un endurecimiento no deseado de las condiciones financieras.

Apreciamos otras razones para una inflación más alta, como se detalla en “Preparación para un régimen inflacionario más alto”. Es probable que los costos de producción aumenten como resultado de la reorganización de las cadenas globales de suministro, y consideramos probable que las corporaciones ejerzan su poder de fijación de precios para proteger los márgenes de ganancias. Un recorte en los costos corporativos podría mitigar las presiones inflacionarias a corto plazo. Sin embargo, incluso una inflación moderadamente más alta (cercana al 2.5-3 % anual) en nuestro caso base sorprendería a los mercados después de una década de subestimaciones. Ve el gráfico “Riesgos inflacionarios subapreciados”.

Quotation start

No podemos esperar que los bonos gubernamentales nominales proporcionen tanto contrapeso como en el pasado con rendimientos tan bajos.

Quotation end
Vivek Paul Senior Portfolio Strategist, BlackRock Investment Institute

Los bonos gubernamentales de mercados desarrollados enfrentan retos; en vista de los rendimientos muy cercanos a los límites inferiores efectivos y la limitación de los incrementos de los rendimientos por parte de los bancos centrales incluso ante una recuperación del crecimiento, consideramos que serán menos efectivos como diversificadores de portafolios. Los rendimientos reales parecen ir en descenso, y esta es una de las razones por las que favorecemos los valores vinculados a la inflación sobre una base estratégica.

Un punto importante es que consideramos que esta nueva situación de bonos nominales con rendimientos restringidos dará respaldo a los activos de riesgo. Como resultado, adoptamos una postura táctica más favorable al riesgo y mantenemos una asignación estratégica más alta a las acciones que si una inflación mayor tuviera su impacto típico en los rendimientos nominales.

 


Conoce a los autores
Philipp Hildebrand
Vicepresidente
Jean Boivin
Jean Boivin
Head de la BlackRock Investment Institution
Elga Bartsch
Elga Bartsch
Head de Análisis Macroeconómico
Mike Pyle
Chief Investment Strategist, BlackRock Investment Institute
Scott Thiel
Scott Thiel
Estratega jefe de renta fija