Skip to content
COMENTARIO SEMANAL GLOBAL

Una rotación cíclica

Puntos clave

Una inclinación cautelosa
Favorecemos una inclinación cautelosa hacia los activos cíclicos, con expectativas de que se produzca una recuperación en la actividad manufacturera y comercial a nivel glo...
Perspectiva de crecimiento
Vemos que el crecimiento se estabiliza y comienza gradualmente a recuperarse en los próximos 6 a 12 meses gracias, en parte, a las condiciones financieras flexibles.
Foro de Davos
Es probable que el Foro de Davos, que se llevará a cabo esta semana, arroje luz sobre grandes temas estructurales, como la intensificación del enfoque en la sostenibilidad.

Los mercados han recibido el año nuevo con optimismo. EE.UU. y China firmaron un acuerdo limitado de “fase 1”, lo que refuerza nuestras expectativas de que las tensiones comerciales globales se vean interrumpidas durante 2020. Los indicadores económicos positivos a nivel general y el comienzo alentador de la última temporada de ganancias trimestrales también respaldan nuestro pronóstico de un posible repunte en los activos de riesgo. En el caso de los instrumentos de renta variable, hemos sobreponderado los instrumentos de renta variable japoneses y de mercados emergentes (ME); además, mejoramos la categoría del factor de estilo valor llevándolo a neutral.

Mantente al frente de la competencia
Recibe las Perspectivas de BlackRock directo en tu bandeja de entrada.
Regístrate Regístrate
Paragraph-2,Paragraph-3
Paragraph-4,Paragraph-5
Paragraph-6,Paragraph-7
Paragraph-8,Accordion-1,Paragraph-9,Accordion-2,Paragraph-10,Accordion-3,Paragraph-10

Cuadro de la semana
Ganancias y susceptibilidad de los retornos a la producción industrial global, 2000-2019

Ganancias y susceptibilidad de los retornos a la producción industrial global, 2000-2019

 

El rendimiento pasado no es un indicador fiable de resultados vigentes o futuros. No es posible invertir directamente en un índice.
Fuentes: BlackRock Investment Institute, con datos de Refinitiv, MSCI, la Oficina de Análisis de Políticas Económicas de los Países Bajos y la Oficina Nacional de Investigación Económica de EE.UU., enero de 2020. Notas: El mercado de renta variable de cada región está representado por el índice MSCI respectivo. La susceptibilidad a la producción industrial global se calcula comparando los cambios en los cálculos de ganancias y el retorno total del mercado de renta variable a 12 meses con los cambios en la producción industrial global acumulados en tres meses. En este estudio utilizamos los datos de producción industrial global de la Oficina de Análisis de Políticas Económicas de los Países Bajos y las ganancias a futuro según las estimaciones del Sistema de cálculos de brokers institucionales (I/B/E/S), desde el inicio de 2000 hasta octubre de 2019 sin incluir las recesiones.

Los activos cíclicos han tenido un rendimiento gravemente inferior en los últimos años, incluso en medio de una desaceleración del crecimiento global. Creemos que una recuperación en el comercio global y el gasto de capital (capex) deberían preparar el terreno para un rendimiento más sólido de los activos cíclicos en un horizonte de 6 a 12 meses, incluso cuando vemos que algunas tendencias a largo plazo pesan sobre estos activos, como la reducción estructural en el crecimiento de China. Estudiamos la susceptibilidad de las ganancias corporativas y los rendimientos de las acciones a las fluctuaciones en la actividad manufacturera global durante las últimas dos décadas en diferentes regiones. Consulta el gráfico anterior. ¿Cuál es nuestra conclusión? Los cálculos de ganancias, así como los rendimientos de las acciones, en los ME y Japón han sido históricamente los más susceptibles. Esto sugiere que estos mercados de renta variable podrían tener la posibilidad de lograr un rendimiento superior durante un repunte del crecimiento a nivel global.

Los datos recientes respaldan nuestras expectativas de que se produzca nuevamente un crecimiento este año. Los volúmenes de comercio global parecen haberse estabilizado después de marcadas caídas desde 2018. China ha registrado datos comerciales mejores que los esperados junto con una recuperación de las ganancias industriales y una mejora en la actividad manufacturera. Las condiciones financieras se han flexibilizado considerablemente en las economías desarrolladas desde principios de 2019 y parecen estar preparadas para filtrarse en respaldo a la economía real en los próximos 6 a 12 meses. Nuestro BlackRock GPS, que indica dónde podrían ubicarse los pronósticos consensuados del producto bruto interno (PIB) en tres meses, indica que el crecimiento global debería acelerarse levemente durante el año. Consideramos que este es un entorno positivo para los activos cíclicos de ME.

Los instrumentos de renta variable japoneses podrían beneficiarse con la misma dinámica (además de hacerlo con la pausa en las tensiones comerciales entre EE.UU. y China) debido a la naturaleza orientada a las exportaciones que tiene la economía japonesa, que puede verse favorecida por otros factores. Históricamente, un yen japonés debilitado, que actualmente se encuentra en su nivel más bajo en comparación con el dólar desde mediados de 2019, ha tendido a favorecer la subida de las acciones japonesas. Esperamos que el Banco de Japón se mantenga firme en relación con sus políticas monetarias ultraflexibles y que el gobierno lance un estímulo fiscal considerable este año, lo que le brindará mayor respaldo al mercado. La mejora continua en la gobernabilidad corporativa es otro aspecto positivo. De acuerdo con Morgan Stanley, aumentó la recompra de acciones y el incremento del 40% que tuvo lugar en 2019 permitió alcanzar un nivel récord de 7 billones de yenes (alrededor de 64 000 millones de USD). Esto debería ayudar a mejorar el retorno sobre la renta variable y el rendimiento de las acciones; sin embargo, la mayoría de los inversionistas extranjeros todavía están infraponderados en el mercado.

Desde un punto de vista táctico, también mejoramos la categoría del factor de estilo valor llevándolo a neutral, en medio de las expectativas de que se produzca una moderada reactivación cíclica en este período de ciclo tardío. Prevemos que habrá una reafirmación en la actividad industrial y comercial, así como también una pronunciada curva de rendimiento, para respaldar el factor. Otro aspecto que también respalda nuestra defensa táctica es el rendimiento inferior de los últimos años, con una reducción del valor que es ahora la tercera peor y la más extensa en casi 100 años según los datos de Fama-French. Entre otros factores, estamos moderadamente sobreponderados en calidad, lo que incluye muchas empresas globales que se beneficiarían de una flexibilización en las tensiones comerciales.

En resumidas cuentas: Favorecemos una inclinación cautelosa hacia los activos cíclicos, que incluyen los instrumentos de renta variable japoneses y de ME. En relación con los bonos, preferimos la deuda de ME y high yield. Los riesgos que tiene nuestra perspectiva incluyen una disminución en el margen de ganancias y una desaceleración inesperada. Por el momento, esperamos que el crecimiento en los ingresos mejore las ganancias corporativas incluso si disminuyen los márgenes de ganancias, pero los mayores costos (resultado de los aumentos salariales o las interrupciones en la cadena de suministro) podrían hacer disminuir las ganancias.

Activos bajo revisión
Rendimiento de activos seleccionados en los últimos 12 meses

Rendimiento de activos seleccionados en los últimos 12 meses

 

El rendimiento pasado no es un indicador fiable de resultados vigentes o futuros. No es posible invertir directamente en un índice.
Fuentes: BlackRock Investment Institute con datos de Refinitiv Datastream, enero de 2020. Notas: Los dos extremos de las barras muestran los retornos más bajos y más altos en los últimos 12 meses y los puntos representan los retornos en comparación con los de 12 meses antes. Los rendimientos de mercados emergentes (ME), high yield y grado de inversión (GI) global corporativo se indican en dólares estadounidenses, mientras que el resto se indica en divisas locales. Índices o precios usados: precio al contado del petróleo crudo Brent, índice MSCI USA, índice ICE U.S. Dollar (DXY), índice MSCI Europeo, índice Global Broad Corporate de Bank of America Merrill Lynch, índice Global High Yield de Bank of America Merrill Lynch, bono de gobierno de índice de referencia a 10 años Datastream (EE.UU., Alemania e Italia), índice MSCI para mercados emergentes, precio al contado del oro e índice EMBI de JP Morgan.

Trasfondo de mercado

Una escalada de las tensiones en Medio Oriente ha impulsado un inicio cauteloso del año para los activos de riesgo. La disminución de las tensiones comerciales, las señales de estabilización económica en China y las condiciones financieras aún en adaptación han impulsado una recuperación. Estamos atentos a nuevas señales de que la actividad manufacturera global pueda estar tocando fondo. Vemos que el giro conciliatorio de parte de los bancos centrales principales ha llegado a su fin por el momento. Prevemos que el crecimiento se estabilizará y comenzará a tomar un impulso global a lo largo de los próximos 6 a 12 meses, ya que las condiciones financieras más flexibles comienzan a filtrarse y las presiones proteccionistas laterales le dan un respiro a la actividad comercial global. Conoce nuestro Panel de datos macroeconómicos.

Las próximas semanas

21 al 24 de enero – Foro Económico Mundial en Davos
23 de enero – Datos comerciales de Japón para diciembre de 2019
24 de enero – Índice de precios al consumidor (IPC) de diciembre de Japón; índice Purchasing Managers’ Index (PMI) compuesto de Japón, la eurozona, el Reino Unido y EE.UU.

Líderes políticos y comerciales de todo el mundo se reunirán esta semana en el encuentro anual en Davos. Es posible que los debates se centren en las fuertes tendencias estructurales que están poniendo los límites a prueba y que se trate también la perspectiva a corto plazo. Estas tendencias incluyen el aumento de la desigualdad y el descontento social, la desglobalización y la fragmentación, el aumento del enfoque en la sostenibilidad (tal como lo refleja la carta anual del director ejecutivo de BlackRock Larry Fink) y las herramientas limitadas con las que cuentan los bancos centrales para hacer frente a la próxima recesión. Lee nuestro resumen de Davos..

Nuestras perspectivas direccionales muestran nuestras preferencias relativas a través de clases de activos globales amplias y hacia dónde creemos que se dirigirán en los próximos seis a 12 meses. Las barras muestran nuestro grado de convicción.

Perspectivas direccionales
Perspectivas tácticas sobre los principales activos mundiales desde la perspectiva del dólar estadounidense, diciembre de 2019

Perspectivas direccionales

 

Nota: Este material representa una evaluación del entorno del mercado en un momento específico y no pretende ser un pronóstico o garantía de resultados futuros. No se debe confiar en esta información como asesoramiento de inversión con respecto a un fondo, estrategia o seguridad en particular.

Nuestras perspectivas granulares indican cómo creemos que los activos individuales se desempeñarán frente a amplias clases de activos. Indicamos diferentes grados de convicción.

Perspectivas granulares
Opiniones tácticas sobre activos seleccionados versus clases de activos amplias por grado de convicción, diciembre de 2019

Perspectivas granulares

 

Nota: Las vistas son desde una perspectiva en dólares estadounidenses. Este material representa una evaluación del entorno del mercado en un momento específico y no pretende ser un pronóstico o garantía de resultados futuros. No se debe confiar en esta información como asesoramiento de inversión con respecto a un fondo, estrategia o seguridad en particular.

Lee más sobre nuestras perspectivas de inversión en nuestra perspectiva de mitad de año 2019.

Impulso proteccionista

 

Vemos un punto de inflexión en el crecimiento económico mundial a medida que comienzan a filtrarse condiciones financieras más flexibles.

  • Lee más

    • La combinación de crecimiento está cambiando ya que el repunte modesto posiblemente esté impulsado por la manufactura, el gasto comercial y los sectores sensibles a las tasas de interés, tal como el de vivienda.
    • Creemos que EE.UU. y China poseen sólidas motivaciones para poner en pausa su conflicto comercial durante 2020, aunque podría haber dificultades en el camino. Un acuerdo de “fase 1” para el comercio limitado entre EE.UU. y China, y también un pacto comercial revisado de América del Norte deberían darle un respiro a la actividad comercial global.
    • Vemos la economía de China estabilizarse, pero poco apetito por estímulos a gran escala entre sus líderes. Europa y los mercados emergentes deberían tener mayores tasas de crecimiento en promedio, ya que se recuperan de un 2019 débil.
    • El gran triunfo que obtuvo el Partido Conservador en las elecciones del Reino Unido le dan al primer ministro Boris Johnson la exigencia de ejecutar el brexit en enero, pero una difícil fecha límite de fines de 2020 significa una amenaza para la negociación de un acuerdo comercial con la UE. Prevemos que habrá una extensión.

    Implicación para el mercado: mantenemos una posición moderada a favor del riesgo y vemos potencial para que los activos cíclicos, como los activos japoneses y de ME, tengan un rendimiento superior desde el punto de vista táctico.

La extensión del ciclo

 

En 2020, vemos los fundamentos económicos impulsando los mercados y menos margen para flexibilización monetaria u otras sorpresas en términos de políticas. El efecto rezagado de la flexibilización de políticas debería comenzar a filtrarse a través de la actividad económica.

  • Lee más

    • La semana pasada, la Reserva Federal reafirmó que los estándares para una flexibilización adicional de las políticas son elevados y no hay acciones de políticas que impliquen una desaceleración importante del crecimiento o una restricción no deseada en las condiciones financieras.
    • Se espera que el debate sobre políticas se enfoque en un potencial cambio de estímulos monetarios a estímulos fiscales.
    • Cualquier estímulo fiscal que se brinde en 2020 llegará probablemente de fuera de EE.UU., especialmente Europa y Japón, así como de los ME excluida China. Vemos que las elecciones presidenciales en EE.UU. le restan importancia al debate sobre le política fiscal de 2020 en EE.UU.
    • En resumidas cuentas: vemos pocas posibilidades de un estímulo fiscal significativo, pero consideramos que incluso los giros moderados en dirección a la flexibilización fiscal podrían tener un impacto desmesurado en los mercados.
    • Implicación para el mercado: los flujos de ingresos son cruciales en un mundo de crecimiento lento y tasas bajas. Nos gusta la deuda de ME y high yield.
Aumento de la resiliencia

 

El giro conciliatorio de 2019 empujó los rendimientos de los bonos en algunos mercados desarrollados hasta acercarlos a niveles que consideramos mínimos. Esto implica que hay menos espacio para que los rendimientos caigan durante las liquidaciones de activos de riesgo.

  • Lee más

    • La debilitación o la ruptura de la correlación negativa entre las acciones y los bonos podrían también perjudicar la función de contrapeso que tienen los bonos de gobierno en los portafolios.
    • El enfoque en la sostenibilidad también puede hacer que los portafolios sean más resilientes, a nuestro juicio, al reducir la exposición a los riesgos ambientales, sociales y de gobierno (ESG).
    • El asesinato, por parte de EE.UU., de un alto jefe militar iraní en Medio Oriente generó una escalada en el conflicto entre EE.UU. e Irán. EE.UU. e Irán han dado un paso atrás en la confrontación militar directa. Los ataques a la infraestructura energética en la región o la interrupción de los embarques generarían un mayor impacto en los mercados, en nuestra opinión. En líneas generales creemos que los mercados están subestimando los riesgos cibernéticos. Consulta nuestro panel geopolítico.
    • Implicación para el mercado: preferimos bonos de la Tesorería de EE.UU. en lugar de homólogos de menor rendimiento como contrapeso de los portafolios y nos gustan los valores protegidos contra la inflación frente a los riesgos de inflación.
Mike Pyle
Managing Director, Global Chief Investment Strategist
Mike Pyle, CFA, Managing Director, is Global Chief Investment Strategist for BlackRock, leading the Investment Strategy function within the BlackRock Investment
Kurt Reiman
Managing Director
Kurt Reiman, Managing Director, is BlackRock's Chief Investment Strategist for Canada and is a member of the BlackRock Investment Institute (BII).
Ben Powell
Managing Director
Ben Powell, CFA Managing Director, is Chief Investment Strategist for APAC within the BlackRock Investment Institute.

Regístrate para recibir las
Perspectivas de BlackRock


Inversionista profesional
De manera profesional, administro portafolios en nombre de inversionistas individuales y presto servicios de asesoramiento financiero. Ejemplos de inversionistas profesionales incluyen asesores financieros, banqueros banca privada, etc.

Inversionista institucional
De manera profesional, administro portafolios en nombre de instituciones tales como fondos de pensiones, fondos soberanos, compañías de seguro, etc.

Inversionista particular
Compro y vendo valores de manera personal, no para otra compañía u organización. No soy inversionista profesional ni inversionista institucional.