Encuentro
El podcast de BlackRock México

Encuentro

Conoce de viva voz la perspectiva de líderes de la industria sobre las mejores y más innovadoras formas de invertir, enfocadas en el mercado y el inversionista mexicano. BlackRock te ayuda a entender mejor el mundo de las inversiones. Todo, en Encuentro.

¡Escúchalo aquí!


  • Álvaro Vertiz: Bienvenidos a ENCUENTRO, el podcast de BlackRock México. Soy Álvaro Vértiz, Director de Estrategia en BlackRock y moderador de este espacio, al que les doy la bienvenida. ENCUENTRO es un espacio en el que hablaremos con todo tipo de líderes empresariales sobre temas de educación financiera, esenciales para cualquier empresa, individuo y emprendedor.

    En la sesión de hoy vamos a hablar sobre resiliencia y la importancia que tiene tanto para nosotros como seres humanos, y sobre su importancia como elemento para nuestro progreso y éxito, así como su integración en las estrategias corporativas y de inversión.

    Resiliencia se define como la capacidad de un ser humano para superar circunstancias adversas y desfavorables como las que estamos experimentando ahora con la pandemia del COVID-19, esto para poder navegar la situación de manera proactiva y obtener resultados favorables en el futuro. Hoy más que nunca, es importante ser resiliente para enfrentar la adversidad, encontrar oportunidades y salir adelante fortalecidos.

    Albert Einstein decía “en medio de la dificultad reside la oportunidad”.

    No hay nadie que comprenda mejor el tema o alguien que nos pueda ayudar a entender este concepto como Juan Alberto Leautaud. Juan Alberto fue fundador y Director de Operaciones de I2. I2 fue adquirida por BlackRock en 2015, y ahora Juan Alberto encabeza el área de Infraestructura para México y Latinoamérica.

    Bienvenido, Juan Alberto.

    Juan Alberto Leautud: Muchas gracias, un placer estar aquí con todos ustedes.

    Álvaro Vertiz: Buenísimo. Oye, y algo muy interesante y que tenemos aquí todos en común y es que como mexicanos hemos enfrentado durante toda nuestra historia muchos momentos definitorios, y en donde la resiliencia de los nuestros jugó un papel fundamental. ¿Qué nos puedes contar sobre nuestra cultura con respecto a la resiliencia?

    Juan Alberto Leautud: Claro que sí, Álvaro, con mucho gusto. La pregunta de la historia así como de México y la resiliencia es verdaderamente amplia, pero tratando de abordarla en corto, creo que tenemos una narrativa clásica de México como un país que aguanta mucho. Aguantamos la conquista, aguantamos un movimiento independentista muy desdibujado que culminó con un emperador, tuvimos un siglo XIX tremendamente traumático con pérdida del territorio, tratando de forjar nuestra identidad, un siglo XX que empezó con una guerra civil y culminó, diría Vargas Llosa, con “la dicatadura perfecta”, para después llegar al siglo XXI en un larguísimo parto de la democracia mexicana.

    Pero esta misma historia igual y la podemos ver con un lente quizás de resiliencia al tema que nos ocupa hoy, y me parece que es una de adaptabilidad y crecimiento, ¿no? Entonces estas mismas etapas que te acabo de contar veámolas con este lente. Asimilamos una nueva cultura y creamos una mezcla nueva con una identidad que no existía. Nos sobrepusimos a dos invasiones extranjeras y logramos un gran y largo periodo de prosperidad que duró hasta finales del siglo XIX. Supimos después encauzar institucionalmente una guerra civil que fue de las más largas del mundo, que también dieron origen a un largo periodo de estabilidad y crecimiento. Y más recientemente, como país nos logramos abrir, yo te diría exitosamente a través del Tratado de Libre Comercio, abrir al resto del mundo y competir exitosamente en él, al tiempo que construimos una serie de instituciones democráticas que nos han permitido darle una plataforma sólida al país.

    Yo, digamos en resúmen, así como darte mi opinión de por qué la resiliencia es importante para México, ninguna de todas estas transformaciones, de todos estos eventos, ha sido fácil. Pero creo que de todas hemos, como país, salido fortalecidos, ¿no?

    Álvaro Vertiz: No, y esto la verdad es que es súper interesante porque sí, México, ya sea a través de conflictos políticos, bélicos, sociales, siempre ha sabido salir adelante, ¿no? Un ejemplo que a mí me encanta es que pensamos, por ejemplo, el terremoto de 1985 era un gran ejemplo de cómo la sociedad se organizó y nos ayudó a ser empáticos y resilientes. Pero por otro lado en el 2017, se repitió la historia desgraciadamente el mismo día, otra vez un terremoto de gran escala nos llevó a recordar esos tiempos tan dolorosos pero la sociedad, como tú mencionas, salió adelante y hoy estamos donde estamos. Desgraciadamente hoy tenemos el tema de COVID-19 que otra vez nos pone a prueba. Y esa prueba seguramente, conforme lo que nos estás platicando, Juan Alberto, la vamos a superar, porque como mexicanos siempre lo hemos podido hacer.

    Si me permites, Juan Alberto, me gustaría ahora llevar el concepto de resiliencia a la parte de inversión. Quisiera entender cuál es tu percepción o cuál es tu lectura sobre por qué ser resiliente también en cuanto a la forma en que invertimos es sumamente importante. ¿Nos podrías platicar un poco?

    Juan Alberto Leautud: Sí, claro, con mucho gusto. Quizás, déjame empezar rescatando la definición que citaste y tratando de enmarcar en este contexto de inversiones. Creo que, si pensamos en resiliencia como avanzar en la consecución de nuestros objetivos, y no solo resisitiendo a los cambios en el entorno, sino aprovechándolos para crecer y para mantener la consecución de esos objetivos, yo te diría que desde mi punto de vista, la receta de la resiliencia en el mundo de las inversiones tiene tres partes.

    Por un lado, obviamente hay que definir esos objetivos. En segundo lugar hay que contar con una caja de herramientas amplia y diversa que permita enfrentar justamente los cambios en el entorno. Y en tercer lugar creo que hay que buscar la mayor calidad en esas herramientas.

    Entonces, por ejemplo, en el tema de inversión, pues primero hay que definir objetivos, hay que aclarar, para cada persona y para cada institución esto puede ser distinto, puede haber objetivos de plazo, corto o largo plazo, de liquidez, de controlar la exposición al tipo de cambio, y cada uno de esos te lleva a diferentes caminos, en términos de conseguir resiliencia.

    En segundo lugar, te decía que hay que tener una caja de herramientas, que yo creo que debe ser amplia y diversa.

    Pero no hay que dejar de lado el tercer objetivo, que es el tercer elemento de la receta, que es la calidad, y aquí sí pues el comercial a la casa. BlackRock puede no ser el único gestor de inversiones en México o en el mundo, pero sin duda yo pienso que es el mejor. Y entonces la conjunción de estas tres cosas en el mundo de las inversiones -tener objetivos definidos y claros, contar con una caja de herramientas amplia y diversa, y buscar la mayor calidad posible- creo que es lo que te lleva a tener un resultado resiliente en términos de tus inversiones.

    Álvaro Vertiz: La verdad es que estos tres últimos puntos que mencionas sin duda son sumamente importantes para poder tener una estrategia completa y resiliente, sobre todo en temas y en momentos tan complicados como los que estamos viviendo.

    Quisiera ahora pasar a un tema o a un plano más personal, y a un plano mucho más individual, y llevar ahora de la inversión al ser humano. ¿Por qué ser resiliente puede ser muy relevante y sumamente importante?

    Un ejemplo de resiliencia en un ser humano a mí se me ocurre que puede ser Nelson Mandela. Nelson Mandela, 27 años en la cárcel, sufriendo de censura, sufriendo de varias limitantes en el gobierno que en ese momento imperaba en África del Sur. Nos lleva a entender cómo después de tanto tiempo de estar contra la pared sale adelante y se convierte en un valuarte importantísimo para la libertad y los derechos humanos en el mundo. Entonces, tomando un ejemplo como estos  y trayéndolo al plano aterrizado y actual, ¿qué nos podrías platicar respecto a ser, y la importancia de ser resiliente en estos momentos?

    Juan Alberto Leautud: Pues mira, la importancia de ser resiliente, yo creo que es importante en estos momentos y en todos los momentos. Sin duda hoy la vemos y la sentimos de forma muy exacerbada. Yo hablo con mis colaboradores, con mis colegas en BlackRock, con los miembros de mi familia, con mis hijas. Creo que cuando hablamos de resiliencia, ya sea formal o informalmente, caemos en estos mismo tres elementos de la receta. El tema de objetivos, de tener una caja de herramientas diversa y de perseguir calidad.

    A nivel individual, los objetivos yo creo que no hay nada que los cristalice mejor que encontrar un propósito. Me parece que en el podcast pasado Samantha y tú hicieron un trabajo excepcional de tocar el tema de desarrollar un propósito a nivel individual. El propósito es lo que te lleva a la resiliencia la final del día, es lo que te impide o te permite no estar a la deriva cuando se van sucediendo los acontecimientos externos.

    Después, me parece que a nivel individual también hay un tema de cajas de herramientas, que yo te diría que ahí tienen tanto elementos internos como externos. ¿Qué caja de herramientas internas tenemos? Pues tenemos habilidades viejas que hay que desarrollar y hay que cultivar, y también tenemos yo creo todos la necesidad de ir desarrollando nuevas habilidades. Esta pandemia nos ha dado este encierro, nos ha dado oportunidades de creo que tomar nuevos puntos de vista para desarrollar nuevas habilidades, ya sea no sé si sea cocina, de hacer deporte, de lectura; pero el desarrollo de habilidades nuevas como una parte de las herramientas internas me parece que es algo que te lleva a resiliencia en el plano individual.

    También me parece que las herramientas externas son igualmente importantes. Y ahí yo te diría, me parece que todos debemos tener y cultivar una red social que nos dé apoyo y que contribuya a esa resiliencia. Esa red social, me parece que tienes que buscar una red que te complemente, que sean personas diferentes a ti en cierto sentido, con habilidades, con prioridades, con valores que sean compatibles pero no necesariamente idénticos, y eso te va a dar resiliencia.

    Y finalmente, creo que a nivel individual también aplica en la receta de resiliencia el factor de calidad. Y ahí yo te diría que hay que tener calidad con uno mismo. Calidad en tu alimentación, calidad en el deporte, hay que tener suficiente sueño. Hay por ahí una estadística que dice que a mayor edad, mayor resiliencia, y entonces el 71% de los baby boomers reportan ser resilientes, el cincuenta y tantos por ciento de la generación X, y yo ahí, me parece que más que otra cosa es producto de la paciencia y de la tenacidad de seguir en ello.

    Álvaro Vertiz: Muchas gracias, Juan Alberto.

    Pasando al siguiente punto, Juan Alberto, y me gustaría escuchar cuál es tu opinión y sobre todo cómo lo aterrizas en el tema empresarial. Como sabemos, muchas empresas que hemos visto a lo largo de la historia han estado a punto de fracasar o lo que parece ser una crisis importante, y de repente salen adelante y con mucho mayor fuerza a la que tenían. Entonces sería bueno escuchar tu opinión.

    Juan Alberto Leautud: Claro que sí. Yo creo, Álvaro, que el tema de resiliencia empresarial hay que verlo en primer lugar tomando un poco de distancia. Creo que el objetivo central de un empresario o de una empresa tiene que ser sobrevivir, tiene que ser seguir estando. Todo lo demás, el éxito, el reconocimiento, desde luego el dinero, viene después.

    Te doy un dato interesante: la resiliencia empresarial, digamos, como media de vida, ha disminuido de hecho en los últimos 100 años. En 1930, una empresa exitosa había durado 90 años; para 1990 este número ya eran 25 años y para el 2020 debemos andar alrededor de 18 años o así. La resiliencia está disminuyendo, y yo creo que esto es porque el entorno está cambiando cada vez más rápido. Pensemos en este 2020, fíjate todos los cambios que estamos viendo. Tenemos obviamente el COVID-19 y la pandemia que todo eso ha representado, pero también tenemos populismos, desigualdad creciente, la evolución tecnológica. Todos estos cambios hacen más difícil lograr la resiliencia empresarial. Y yo creo que hay que regresar a los principios básicos, a este tema de ver la resiliencia en función de los objetivos, la caja de herramientas, la calidad con que lo abordamos. Y quizás la pregunta es, ante esta realidad que sucede cada vez más rápido, ¿qué cambios tenemos que hacer?

    Y entonces, por ejemplo, en el tema de objetivos, históricamente las empresas habíamos buscado la famosa maximización del valor. Quizás nunca más ejemplificada que en el precio de las acciones, pero la maximización del valor. Y el cambio que podríamos apreciar hoy en las empresas que buscamos la resiliencia obviamente sigue siendo la de maximizar el valor, pero creo que ahora las empresas como BlackRock buscamos no solo maximizar el valor de nuestra empresa, sino hacerlo buscando el máximo valor de la empresa y de nuestro entorno en el largo plazo. Esto con un enfoque de respeto al medio ambiente, de involucramiento con la sociedad, de prácticas de gobierno corporativo correctas.

    También está el tema de qué cambios hay que hacerle a nuestra caja de herramientas. Las empresas de hoy, para ser más resilientes, tienen que incorporar las nuevas tecnologías, cosas como inteligencia artificial, telecomunicaciones, machine learning. Me parece que lo que va a distinguir a unas empresas de otras a la resiliencia es la habilidad para adoptar estas nuevas tecnologías.

    Y finalmente la calidad, yo creo que este es un objetivo que menos, o el elemento de la caja, de la receta para ser resiliente que menos ha cambiado en lo fundamental pero que más importancia ha adquirido. Y la calidad para mí tiene que ver con atraer, motivar y retener al mejor talento posible, y eso implica obviamente tener una cultura que abraza la diversidad, que reconoce y premia el talento, que da empoderamiento a las personas. Ahora sí que a mí me encanta decirte que hace el tipo de cosa que hacemos en BlackRock. Entonces, creo que el adaptar estos elementos de objetivos, caja de herramientas y calidad es algo que va a contribuir a la resiliencia empresarial en este mundo que se acelera cada vez más.

    Álvaro Vertiz: Buenísimo, Juan Alberto, mil gracias.

    Y ahora la pregunta del millón para ti. En lo personal, Juan Alberto, ¿qué nos podrías platicar de ti que te ha hecho más resiliente. Y si nos puedes dar también algunos tips para llevarlos a nuestra vida diaria. Creo que los que nos están escuchando nos encantaría conocer un poco más de ti en esa parte.

    Juan Alberto Leautud: Pues mira, algo que me ha hecho yo te diría resiliente es ver las cosas que suceden a tu alrededor, las puedes ver con un lente de optimismo o con un lente de pesimismo. En mi caso, como tú sabes, yo tengo una niña con discapacidad. Y para mí, el tener a Elena en mi vida yo creo que me ha contribuido de manera muy importante a ser alguien resiliente, a ser alguien que aprecia el mundo de una manera distinta, a ser alguien que mis objetivos se definen con mayor nitidez. Creo que Elena le ha aportado una serie de herramientas infinitas a mi como persona para enfrentar el mundo. Y qué decirte del tema calidad. Yo soy muy fan de mi hija. Pero todo tiene que ver con el lente con el que lo ves.

    Álvaro Vertiz: Híjole, Juan Alberto. La verdad es que nos pone la piel de gallina escuchar ese tipo de cosas y justo cómo puedes aprender de lecciones que la vida te puede poner delante y que de repente para gente que no tiene la trascendencia que tú estás mencionando puede ser tan difícil, pero por otro lado cómo puede para otros ser tu palanca de crecimiento y tu palanca de desarrollo y tu palanca de salir adelante y de ver las cosas como son, que son positivas.

    Mil gracias, Juan Alberto, por abrirte así con nosotros. La verdad es que nos encanta tener este tipo de diálogos abiertos.

    Juan Alberto, no me queda nada más que agradecerte por tu tiempo. Sin duda ha sido sumamente interesante escucharte y creo que vamos a poder poner todos en práctica lo que nos has estado platicando en diferentes formas

    A todos los que nos están escuchando, otra vez muchísimas gracias. Espero esto haya sido de su interés y los esperamos en nuestro siguiente capítulo de ENCUENTRO. Muchas garcias.

    Juan Alberto Leautud: Gracias a ti, Álvaro.

  • Encuentro” te abre la puerta a que despiertes a lo inesperado, a que encuentres una solución a lo que no entiendes, pero que sí necesitas.

    Nuestro podcast te invita a impactar tu entorno, y a transformarte entendiendo el aquí y el ahora.

    Cuando convergen puntos de vista, opiniones, aprendizajes y experiencias, las ideas se alinean. 

    Esto es “Encuentro” el podcast de BlackRock México.

    Álvaro Vertiz: Buenas tardes a todos. Estoy muy contento de darles la bienvenida a “Encuentro”, el primer podcast de BlackRock México. Soy Álvaro Vértiz y, para los que no me conocen, soy Chief Operating Officer de BlackRock México. Tengo más de 15 años de experiencia en el sector financiero y ahora soy conductor de este espacio en el que les agradezco nos acompañen.

    En esta plataforma estaremos platicando con todo tipo de líderes de negocios sobre temas de educación financiera, que son esenciales para cualquier empresa, individuo o emprendedor, pero también para cualquier persona que esté interesada en crecer su patrimonio y alcanzar sus metas financieras.

    Lo mejor de todo es que en este podcast escucharás la voz de BlackRock, empresa líder en la administración de activos a nivel mundial y en México, donde tenemos presencia desde 2008.

    En esta primera emisión nos acompaña Samantha Richardi, Directora General de BlackRock México. Ella recientemente fue nombrada por la revista Expansión como una de las 100 mujeres más poderosas de los negocios en México, y además lidera el Women’s Initiative Network en Latinoamérica e Iberia, y es miembro del comité directivo a nivel global de BlackRock.

    Ahora sí, bienvenida Samantha. Bienvenida a este foro, tu foro, y primero que nada, preguntarte cómo estás. ¿Cómo te sientes en estos momentos tan extraños que estamos viviendo?

    Samantha Ricciardi: Muchas gracias por la invitación, Álvaro. Creo que nos estamos ajustando todos a esta nueva realidad. ¿Tú cómo estás?

    Álvaro Vertiz: Muy bien, muchas gracias. Como tú, experimentando nuevas cosas todos los días, lo cual ha hecho de estos momentos algo sumamente enriquecedor y de aprendizaje. Y justo queríamos tocar base contigo y que nos platicaras un tema que creo que es fundamental desarrollar y entender como personas pero también como empresas, y sumamente relevante para efectos de BlackRock.

    ¿Cómo nos ayuda siempre tener presente nuestro propósito en el plano profesional y personal? Y quién mejor que tú, Samantha, que nos cuentes cuál es tu perspectiva y opinión sobre propósito, al ser una impulsora ejemplar en el tema y recalcando activamente la importancia que toma para nosotros el propósito dentro de BlackRock.

    Samantha Ricciardi: Gracias, Álvaro, por sacar el tema del propósito, y en ese sentido sí agradezco mucho el trabajar en una compañía como BlackRock, donde el tema del propósito es el centro de lo que hacemos.

    A lo mejor algunas de las personas que nos escuchan han leído las cartas que escribe Larry Fink, que es el CEO de BlackRock, sobre la importancia de que las compañías tengan el tema de propósito al centro de todo lo que hacen. Creo que históricamente se ha hablado de que el objetivo de las compañías es darle resultados a sus inversionistas, y sin duda eso sigue siendo algo muy importante; pero creo que donde estamos viendo un cambio importante en como deben de estar pensando las compañías, y sin duda Larry ha sido un gran impulsor de ese tema, es que tiene que ir más allá de darle resultados a los inversionistas, y ahí el tema de propósito toma gran relevancia.

    Tenemos que pensar en como agregamos a, y dicho en inglés, a los stakeholders. Nunca encuentro la palabra perfecta en español, entonces mi mejor manera de describirlo es, no solo es tus inversionistas, pero son tus empleados, son tus proveedores, es la sociedad y es la comunidad en que trabajas. Entonces todos nosotros como compañías y como individuos tenemos que pensar más allá en darle resultados a nuestros inversionistas, sino también a toda esta serie de jugadores que hacen parte de construir lo que hoy tenemos. Y en ese sentido, creo que para nosotros en BlackRock, sin duda nuestro propósito fundamental sí es darle bienestar financiero a las personas, pero eso va más allá de darle esos resultados a las personas en individual, sino también en pensar en todos nosotros como empleados y todas las comunidades que nos rodean y lo que hacemos alrededor de eso para que todos vivamos con ese propósito y vivamos en una mejor sociedad.

    Álvaro Vertiz: Y ahí, Samantha, creo que el propósito da mucho sentido de trascendencia, ¿no?, el decir en qué estamos utilizando nuestro esfuerzo, nuestras actividades, nuestro tiempo en mejorar no sólo a la sociedad sino nosotros como personas. Y en momentos como los que estamos viviendo creo que toma un rol mucho más importante en nuestro día a día y en nuestro actuar, desde un punto de vista, como lo comentabas, con nuestros clientes proporcionándoles mejores futuros financieros, pero también con la gente que trabaja junto con nosotros, la gente que está todo el día ayudándonos a realizar nuestras actividades. ¿Entonces cómo has visto que se posicione el tema de propósito o se amplifica con la situación de COVID que estamos viviendo? ¿Y cómo podemos utilizar estos momentos para reforzarlo y para volvernos mejores personas y ayudar a BlackRock a ser una mejor empresa?

    Samantha Ricciardi: Muy buenas preguntas, y sin duda en las últimas siete semanas han estado al centro de lo que hacemos, a lo mejor por pasos.

    Yo creo que principalmente BlackRock tiene este propósito de darle un mejor futuro financiero a todas las personas y en ese sentido creo que como nunca hemos en BlackRock, tanto a nivel global como en México, el acercamiento que estamos teniendo con nuestros clientes de qué hacer con su dinero en estos tiempos complicados y de cómo un poco mantener la visión de mediano y largo plazo y no dejarse llevar por situaciones, si quieres, de pánico o de tomar decisiones de muy corto plazo. Entonces eso es por la parte yo creo de los clientes. Para México sin duda desde que estamos todos trabajando en nuestras casas sé que nuestros equipos hemos estado hablando con más de 1,500 de nuestros clientes todos los días, entonces esa comunicación con clientes sin duda ha sido una parte importante.

    Creo que por el lado de nosotros como empleados, BlackRock de nuevo a nivel global, regional y México hemos puesto muchísimo énfasis en la comunicación. Todos nuestros líderes han sido muy enfáticos en ser muy transparentes con todos nosotros como empleados, desde qué está pasando, qué están pensando y qué sigue. Creo que eso no lo habíamos visto nunca antes porque creo que siempre estábamos pensando en grandes decisiones y se van comunicando poco a poco, pero desde que hemos entrado en esta situación yo he visto una comunicación de todos nosotros que llega a nuevos límites, pero sobre todo con mucha transparencia y todos siendo muy auténticos.

    Creo que cuando estamos todos corriendo en el día a día, vas por tus objetivos y es ahí a donde quieres llegar, y ahora que estamos todos pasando más tiempo en casa y tenemos que encontrar la manera de todos convivir en espacios confinados, sí es la parte de la empatía y estar mucho más dispuestos a entender y escuchas cómo se sienten los demás y ponerte un poco en sus zapatos, y dejar de pensar un poco en cuál es tu objetivo personal. Hay días que me sale muy bien, otros que admito que no me sale tan bien, pero sin duda es lo que sí me recuerdo todos los días que va a hacer que la convivencia sea mejor aquí, y sin duda debe de ser algo que me quiero llevar para el día que regresemos todos a una nueva normalidad, esta importancia de ser más empático, y creo que también más auténtico en cómo te comunicas con todos los demás.

    Yo creo que todos en la oficina nos ponemos el traje de oficina en todos los sentidos, y casi que quieres seguir un script que es el que usas en la oficina, y yo aquí sí he aprendido que también se vale y ha sido súper interesante irnos conociendo todos, tanto en la casa como con mis colegas, de una manera más transparente y auténtica.

    Volviendo a la parte de cómo contribuimos al resto de la sociedad y a la comunidad es, también anunciamos como BlackRock que comprometeríamos 50 millones de dólares a esfuerzos de ayuda del coronavirus, enfocándose mucho más en las necesidades inmediatas de los más afectados y abordando las dificultades financieras y el impacto social que traerá esta pandemia. Y también ahí lo traigo a mi y de lo que estamos haciendo en México. Como parte de ese fondo estamos usando también recursos de ahí para poder apoyar dos instituciones en México; una por un lado mucho más enfocada a la parte de comida con bancos de alimentos, que es algo que también hemos hecho tanto en Estados Unidos como en Europa como en la India; y por el otro lado también trabajando con la fundación del IMSS para poder apoyar en el tema de salud, que sin duda es primordial en estos momentos.

    Y finalmente, volviendo un poco más a nosotros como comunidad de BlackRock México y al tema que comentaste de cómo pensar no nada más en los empleados sino de toda la gente que nos ayuda a poder venir a trabajar todos los días, sé que estamos conjuntamente con la oficina pensando cómo ayudar a todas estas personas a poder seguir teniendo un empleo.

    Corte: Las compañias deben de mostrar el compromiso que tienen con los países, las regiones y las comunidades en las que operan, particularmente en relación con asuntos centrales para la prosperidad futura del mundo.

    Hola, mi nombre es Laura Ramos, Head de Compliance para BlackRock México, y la razón por la que amo mi trabajo es el propósito que tiene BlackRock para otorgar a sus clientes el mejor futuro financiero.

    Álvaro Vertiz: Buenísimo, Samantha. La verdad es que parte de las cosas que más ayudan como alguien que trabaja para una empresa como BlackRock es saber que la empresa esté tan comprometida con todos los aspectos de la sociedad. Pasando a un tema distinto, ¿qué recomendaciones harías a un inversionista?

    Samantha Ricciardi: Yo creo que sí voy a iniciar diciendo, y regreso a platicar de nuestro CEO, más recientemente salió que en sus 44 años de trabajar en el sector financiero nunca ha visto una crisis como esta, entonces sí creo que hay que resaltar que desafortunadamente sí estamos en un contexto particularmente difícil. No tengo tantos años como Larry, pero él lleva 44 años en esto y nunca ha visto algo parecido, yo en mis 20 sin duda tampoco he visto nada parecido. La crisis financiera del 2008 fue una situación muy diferente, sin duda con impactos similares en algunas cosas pero muy diferente porque era una crisis financiera, y esta es una crisis de salud y que con eso trae muchísimos más retos.

    Entonces creo que lo más importante es tener un portafolio diversificado. Creo que entrar de nuevo en pánico y decir “voy a salir a vender todo porque no sé qué va a pasar en el mundo” no es una buena idea de inversión. Creo que hemos visto históricamente que siempre tener portafolios diversificados a la larga van a acabar pagando, pero regreso a la palabra de “a la larga”. No podemos esperar que en los próximos seis meses ya vamos a tener muy claro cómo van a estar las cosas. Las cosas creo que están cambiando todos los días, los gobiernos alrededor del mundo y los bancos centrales alrededor del mundo están haciendo todo lo posible por poder contrarrestar esto y darle liquidez a los mercados y que la gente vuelva a consumir, pero va a tomar tiempo.

    Entonces, supongo que resumiría mi mensaje en dos cosas: uno es sí ten esa paciencia porque no vas a ver el cambio de un día para el otro; y la segunda es sigue teniendo, y si no lo tienes hoy, en diversificar tus inversiones y tu portafolio con una visión de largo plazo.

    Álvaro Vertiz: Algo que sería muy bueno saber y no sé qué opinas, es sobre todo la gama de productos que tiene BlackRock en cuanto a ETFs, fondos de inversión, etc., ¿cómo pueden acomodarse a ese individuo?

    Samantha Ricciardi: Claro que sí. De nuevo, creo que depende mucho de tus necesidades, de cómo construyes tu portafolio. Yo creo que de alguna manera siempre vas a tener necesidades de corto plazo, y para necesidades de corto plazo sin duda un fondo de inversión o un ETF de deuda de corto plazo puede resolver eso, porque tienes el tema de la liquidez, y mientras sigas teniendo el tema de la liquidez, vas teniendo un retorno interesante. Creo que hemos visto que el Banco de México ha seguido bajando sus tasas, pero sin duda el fondo de inversión o el ETF de deuda de corto plazo mexicana es un muy buen instrumento que tener para poder afrontar tus temas de liquidez pero teniendo un poco de ganancia.

    Álvaro Vertiz: Retomando el tema de propósito, Samantha, ¿cómo nos recomiendas tener una mejor perspectiva de cuál es nuestro propósito ya como personas? ¿Qué podrías comentar al respecto? ¿Cómo lo has hecho tú, cómo has evolucionado dentro de tu carrera profesional pero también con tu evolución personal? Sería muy interesante conocer esa parte de ti y tus recomendaciones.

    Samantha Ricciardi: Me quedo reflexiva, pero creo que, y es algo que últimamente he platicado más con mi hija más grande que tiene 14 años cuando hablamos de muchos temas, pero al final lo que lo he resumido y que creo que contesta también tu pregunta es que todos tenemos que encontrar qué nos apasiona, y eso va muy de la mano del tema de propósito, y creo que si encuentras eso y lo haces con propósito, hagas lo que hagas, lo vas a hacer muy bien y tú vas a estar feliz o completo con lo que estés haciendo. Y yo creo que lo que a mi sin duda siempre me ha guiado alrededor de la carrera y de haber vivido en diferentes lugares y demás es sí es ese sentido de propósito. Aquí hemos platicado del propósito como compañía, de pensar más allá de nada más los inversionistas y los clientes sino de aportar eso más a la sociedad y a la comunidad. Si hago un zoom-in a eso, uno de los temas que siempre me ha apasionado es la parte de impulsar la diversidad, y creo que lo mencionaste al principio, sí trabajo muy activamente tanto dentro de BlackRock como región para el tema de que haya más mujeres en el sector, pero también lo he hecho con colegas tanto de BlackRock como de otras mujeres en el sector financiero en México de cómo impulsar que haya una mayor diversidad en las compañías, en los consejos de administración, y eso sin duda sí ha sido algo que en el camino me ha acompañado mucho y es mi sentido de propósito muy personal, que es como el zoom-in de decir tener un propósito de cómo aportas más a la sociedad y cómo le das de regreso con todo lo que nosotros hemos podido tener, y mi manera muy personal de sí aportar ha sido en la parte de generar mayor diversidad, y creo que BlackRock México es un buen ejemplo. Hoy estamos creo que en el 42% de mujeres dentro de BlackRock, y creo que cuando volteamos a ver a las compañías financieras en México, el tema de la diversidad, y en las compañías en general en México, creo que todavía falta mucho por ahí, pero estoy convencida que con el trabajo que estamos haciendo tanto como BlackRock en impulsarlo con inversionistas, tanto con este grupo de mujeres que estamos impulsando el tema de mujeres en finanzas en México, podamos aportar al tema de la diversidad.

    Álvaro Vertiz: Para terminar, Samantha, como última pregunta, ¿qué consejo nos darías en estos momentos que estamos viviendo, para poder salir adelante y seguir teniendo el propósito muy presente en nuestra vida diaria?

    Samantha Ricciardi: Yo creo que el que más me ha servido es “sé bueno contigo mismo”. Si no lograste hacer las 58 cosas que pensabas que tenías que hacer en el día o en la semana, no es el fin del mundo. Sí creo que en estos momentos va a ser súper importante que todos nos sintamos bien con nosotros mismos y con lo que estamos logrando para así entonces poder apoyar y ser más empático y demás con toda la gente que te rodea. Creo que si estamos todos los días diciéndonos “no logré todo lo que me había propuesto que iba a lograr en este día o en esta semana”, sí creo que va a hacer que los momentos sean mucho más difíciles. Eso sin duda sí fue un muy buen tip que me dieron como dos semanas después de que iniciáramos a trabajar todos desde nuestra casa, y sí ha hecho una gran diferencia en cómo me he desenvuelto en las últimas cinco.

    Álvaro Vertiz: Súper valioso, Samantha. La verdad es que lo que nos estás compartiendo sin duda va a ser de muchísima utilidad. Ojalá puedan tener el concepto de propósito muy presente porque como vimos en la plática que tuvimos hoy con Samantha, es un elemento básico para seguir saliendo adelante, evolucionando y sobre todo convertirnos en unas mejores personas y también ayudar a nuestras empresas en convertirse en mejores contribuidores a la sociedad y a nuestro país.

    Samantha, te agradecemos muchísimo por acompañarnos a este, nuestro primer episodio de “Encuentro”, y sobre todo muchas gracias a las personas que nos escucharon. Espero lo hayan disfrutado y los esperamos en nuestra siguiente emisión.

    Samantha Ricciardi: Muchísimas gracias.

¡Compártenos lo qué te gustaría escuchar en los siguientes "Encuentros"!

Please try again
Nombre *
Please enter a valid first name
Apellido(s) *
Please enter a valid last name
Correo electrónico *
Please enter a valid email
Tipo de inversionista *
This field is mandatory
Empresa
This field is mandatory
¿Qué temas te gustaría que toquemos en nuestros siguientes "Encuentros"?*
Gracias
Gracias
¡Muchas gracias por compartinos tu opinión! Lo estaremos tomando en cuenta para nuestros siguientes Encuentros.