Skip to content

Planes privados de pensiones: El complemento para un mejor retiro

BlackRock |sep 18, 2019

Asegurar un retiro acomodaticio para los trabajadores en México es un desafío. A pesar de que la Comisión Nacional de Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR) reporta un aumento paulatino a lo largo de los años en los activos de los trabajadores que están ahorrando para el retiro, la tasa de contribución en México es bastante baja respecto a las contribuciones en otros países del mundo. De acuerdo a la OCDE, la tasa de contribución de un trabajador promedio en México es de 6.5% del salario, mientras que países como Australia oscila entre 9.5% y 12%, Chile 10% e Israel 15%.

Eso significa que los trabajadores que se queden únicamente con los rendimientos de sus cuentas individuales en las Afores tendrán pensiones poco competitivas. Según cálculos de la CONSAR, un trabajador con un sueldo de cinco salarios mínimos vigentes a 2017 que ingresa al mercado laboral a los 25 años con un esquema de ahorro tradicional, al retirarse tendrá una pensión mensual de 5 mil pesos.

En busca de mejores alternativas, la CONSAR anunció que a partir de diciembre de 2019 el régimen de inversión pasaría de un esquema de multifondos a uno de fondos generacionales, los cuales se ajustan mejor al perfil de riesgo-rendimiento de cada trabajador y evolucionan con el tiempo, permitiendo a la vez adaptar los plazos de inversión para, idealmente, maximizar su pensión. Sin embargo, aún con estas modificaciones es muy probable que las cuentas individuales en las Afores sigan sin ser suficientes para asegurar un retiro digno mientras la tasa de contribución se mantenga en 6.5%.

Una posible respuesta ante esta realidad, por parte de los empleadores, sería la de ofrecer planes personales de retiro a sus colaboradores, los cuales complementan las cuentas Afore y podrían mejorar los recursos disponibles para el retiro. En 2018, el número de compañías que implementaron esta práctica creció en un 4%, lo que muestra un interés pequeño pero a la alza por parte de las empresas por ofrecer mayores oportunidades de diversificación a sus trabajadores.

Este panorama ofrece una gran oportunidad para que los asesores financieros recomienden LifePath Funds conocidos en México como “Ciclos de Vida” a las compañías y personas que desean invertir de forma diversificada para su retiro, ya que están diseñados para afrontar el riesgo adecuado de acuerdo a la edad de cada participante y los años hacia el retiro. Estos fondos se van ajustando de forma automática, bajando el perfil de riesgo conforme pasa el tiempo y se acerca la jubilación. Por ejemplo, el fondo de un empleado al que le faltan 30 años para jubilarse será menos conservador que el fondo de otro que se jubilará en 5 años.

Gráfica de asset allocation de LifePath Mexico

Gráfica de asset allocation de LifePath Mexico

LifePath Funds son portafolios diversificados y flexibles, que se van transformando con el paso del tiempo hacia portafolios más conservadores para afrontar el retiro. Esto implicaría que un trabajador promedio que haya sumado a la contribución obligatoria de su Afore un fondo privado de pensiones, al retirarse tendrá una mayor pensión.

Los beneficios de propiciar el bienestar económico de la fuerza laboral a futuro se extienden más allá del impacto que esto implica para los trabajadores individuales. Al tener mayor confianza y tranquilidad sobre su futuro gracias a un portafolio de inversión más diverso, los trabajadores mexicanos pueden mejorar su productividad y, en consecuencia, la de las empresas. En este sentido, los asesores financieros pueden ser clave para contribuir a que las compañías logren un futuro más promisorio al ofrecerles mayor certeza económica a sus empleados.

Regístrate para recibir las
Perspectivas de BlackRock


Inversionista profesional
De manera profesional, administro portafolios en nombre de inversionistas individuales y presto servicios de asesoramiento financiero. Ejemplos de inversionistas profesionales incluyen asesores financieros, banqueros banca privada, etc.

Inversionista institucional
De manera profesional, administro portafolios en nombre de instituciones tales como fondos de pensiones, fondos soberanos, compañías de seguro, etc.

Inversionista particular
Compro y vendo valores de manera personal, no para otra compañía u organización. No soy inversionista profesional ni inversionista institucional.