urbanización

INFRAESTRUCTURA PARA PORTAFOLIOS INTELIGENTES

Las ciudades inteligentes dejaron de ser un tema del futuro. A nivel mundial, diversas industrias se están movilizando para hacerlas realidad: infraestructura, gestión de recursos, transporte y tecnología. Omar Moufti, Especialista en Inversiones Temáticas, explica las oportunidades de inversión que surgirán de esta transformación urbana.
  • 3,500 millones de personas viven en áreas altamente urbanizadas y se estima que el número aumentará a 5,000 para el año 2030.1 En México, más del 80% de la población vivirá en ciudades2 al finalizar esta década, situación que colocará al país en el 9° puesto con mayor número de habitantes.3
  • De acuerdo con la ONU, las ciudades con infraestructura inteligente son una vía más sostenible para la urbanización.4
  • Tanto el presidente Biden como la Comisión Europea están formulando políticas públicas para impulsar la infraestructura sostenible.

Futuro urbano

En 1972 los líderes mundiales se reunieron en Suecia en la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio Humano. Desde entonces se sentaron las bases para delimitar acciones que les permitan a las empresas y organismos mundiales sumar esfuerzos para mitigar el impacto al cambio climático. Posteriormente, los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU marcaron metas clave para guiar los esfuerzos internacionales.

Este año, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) continúa la conversación para cumplir los objetivos de sostenibilidad en el corto plazo. En esta lucha, las ciudades tienen un papel central, ya que directa o indirectamente son fuentes masivas de emisiones de carbono y contaminantes. La transformación de las ciudades no solo modificará el paisaje urbano, sino que también implica grandes oportunidades para tener exposición a las industrias involucradas en revolucionar las ciudades.

Durante esta década habrá mil millones de nuevos habitantes en áreas altamente urbanizadas. De ellos, los mercados emergentes absorberán el 90%.5 Esto quiere decir que más de 900 millones de personas se mudarán a las ciudades en los próximos años en países como México.

De acuerdo con ONU Hábitat, México pasará de contar con 384 ciudades en la actualidad a 961 en 2030, las cuales concentrarán el 83.2% de la población nacional, es decir más de 114 millones de personas. De igual manera, se estima que habrá 17 megaciudades (de 1 a 5 millones de habitantes) al finalizar la década en curso, en comparación con 10 que existen hoy.1

Ciudades inteligentes

Los modelos de gestión urbana inteligente implican revoluciones en la infraestructura actual: 5G, el internet de las cosas (IoT), una red inteligente de energía eléctrica, nuevas políticas de movilidad y mejor gestión y aprovechamiento de recursos.

La ONU ve en las ciudades con infraestructura inteligente una la vía sostenible de la urbanización2. En conjunto, las propuestas de modernización urbana tienen el potencial de reducir el impacto ambiental al mismo tiempo que mejoran la calidad de vida de sus habitantes.

De igual manera, el imperativo de crear ciudades más inteligentes ya es un tema prioritario para los tomadores de decisiones. “Con la pandemia, muchos ayuntamientos y gobiernos federales han tenido que acelerar la modernización de su oferta. El intercambio de información ha mejorado mucho. Los equipos de respuesta a emergencias se han modernizado”, explica Omar Moufti, Especialista en Inversiones Temáticas.

Para un gran número de tomadores de decisiones, las ciudades inteligentes prometen abrir paso a un futuro más allá de la pandemia. En 167 ciudades de 82 naciones, el 65% de los representantes del gobierno encuestados coinciden en la trascendencia de construir cuidades inteligentes.6 “Esto se está reflejando en medidas concretas, como mayor atención de los responsables políticos, como Biden o la Comisión Europea, y un presupuesto importante destinado a la infraestructura para impulsar el PIB más allá del ciclo económico que estamos atravesando", explica Omar.

El desarrollo del sector de infraestructura puede generar inversiones que fomenten el crecimiento económico. Las oportunidades abundan. Los fabricantes de equipos y los proveedores de servicios para mejorar la eficiencia en el uso los recursos, el desarrollo inmobiliario y la renovación.

Las oportunidades del crecimiento urbano futuro también se extienden a los desarrolladores de software y nuevas soluciones tecnológicas. “Sin duda, el 5G y el IoT son fundamentales para aumentar la comunicación entre máquinas y la actualización de datos en tiempo real, que son ya parte de la realidad actual y se consolidarán como un elemento central de las ciudades inteligentes”, añade Omar.

Si bien existen grandes desafíos inherentes a la expansión de las metrópolis, en años recientes se han vivido avances en diversas localidades del país, como Ciudad Maderas, Querétaro, Puebla, y Tequila o la Ciudad Creativa Digital en Guadalajara, Jalisco7. Estos espacios están renovando sus esquemas urbanos con alumbrados inteligentes o conexión Wi-Fi en espacios públicos. Asimismo, albergan proyectos a favor de nuevos medios de transporte más sostenibles, así como de mejoramiento a la infraestructura urbana a través de tecnología y comunicaciones.

Estrategia al invertir

Invertir en la transformación de los espacios urbanos y la infraestructura de México y el mundo ofrece posibilidades de inversión para generar resultados con un buen balance de riesgo y retorno. En este sentido, el macro tema de infraestructura podría perfilarse como una estrategia contracíclica para ayudar a la recuperación tras el impacto social y económico del contexto actual.

“La integración de infraestructura inteligente generará complejos urbanos que permitan una convivencia positiva entre medio ambiente, sociedad y conectividad. Todo con miras a una mejora en la calidad de vida de las personas a largo plazo y la reutilización de recursos para preservar el planeta”, dice Omar.

La infraestructura es un motor del desarrollo multi-décadas, y es vital elegir la estrategia adecuada para invertir en ella. “Dedicamos un gran esfuerzo de investigación al desarrollo de nuestros índices de referencia, junto con nuestros socios de índices, para garantizar que captamos todas las oportunidades a largo plazo”, comenta Omar. “Algunos subtemas pueden obtener mejores resultados en algunos ciclos, pero lo más importante al crear índices temáticos es captar todo el conjunto de oportunidades para que el crecimiento de ese tema se acumule en el portafolio”.

Smart City Infra es un ETF desarrollado no solo teniendo en cuenta las megatendencias, sino también los ODS de la ONU. La selección de las subindustrias consideradas para este instrumento van en consonancia con cinco objetivos clave: agua limpia, energía limpia y asequible, ciudades sostenibles, consumo y producción responsable e innovación. Este y otros tipos de instrumentos con exposición a temas de infraestructura inteligente son una solución para alinear un portafolio de inversión con las grandes tendencias globales e invertir las ciudades que ya están dando un salto al futuro.

Omar Moufti
Especialista en Inversiones Temáticas