Ayudando a nuestros clientes a invertir de manera sostenible

Ayudando a nuestros clientes a invertir de manera sostenible

Cómo estamos ayudando a nuestros clientes a alcanzar sus objetivos de sostenibilidad

Mayo, 2020

En los últimos meses, el mundo ha acusado la que tal vez sea la crisis más grave que cualquiera de nosotros pueda recordar. La pandemia ha provocado unas turbulencias financieras, económicas y sociales excepcionales y ha puesto de relieve la importancia de la resiliencia en momentos de incertidumbre. En los últimos meses, hemos asistido a cómo, independientemente del sector, contar con unas sólidas características de sostenibilidad ha sido esencial para ayudar a las empresas a capear la crisis, y los inversores han demandado de forma creciente estrategias de inversión sostenible. Seguimos colaborando con nuestros clientes para ayudarles a lograr sus objetivos de sostenibilidad.

En enero de 2020, presentamos una serie de iniciativas que tenían por objeto incluir la sostenibilidad en la forma en que BlackRock gestiona el riesgo, estructura carteras, diseña productos e interactúa con las empresas en representación de nuestros clientes. En el epicentro de estos compromisos se sitúa nuestra visión de inversión, según la cual las carteras que integran principios de sostenibilidad pueden ofrecer a los clientes una rentabilidad ajustada al riesgo a largo plazo superior. Esta visión se basa en dos convicciones principales derivadas de la actividad de análisis e información sobre inversión de BlackRock: en primer lugar, las empresas que mejor gestionan los asuntos relativos a la sostenibilidad mostrarán una mayor resiliencia a largo plazo; y en segundo lugar, nos encontramos en la primera fase de un cambio estructural de gran calado y a largo plazo en las preferencias de los inversores a nivel global hacia la sostenibilidad que en la actualidad no está totalmente descontado en el mercado y, por tanto, podría impulsar una rentabilidad superior durante un dilatado periodo de transición.

Si bien las turbulencias de mercado registradas en el primer trimestre de 2020 se enmarcan en un lapso de tiempo reducido, y por tanto no resultan concluyentes, reflejan la resiliencia de las estrategias sostenibles que se ha observado en pasadas crisis, tal y como se detalla en el nuevo informe Inversión sostenible: resiliencia en un contexto incierto, de BlackRock Sustainable Investing. Durante esta última recesión, hemos constatado dos importantes tendencias en el marco de la crisis:

  • Globalmente, las estrategias de inversión responsable hicieron gala de su resiliencia en un contexto de volatilidad en el mercado durante el primer trimestre de 2020. Nuestro análisis y los de terceros demostraron que los índices sostenibles batieron a sus índices de referencia durante el primer trimestre (Morningstar comunicó que 51 de sus 57 índices sostenibles registraron un mejor comportamiento que el de los índices homólogos genéricos, por ejemplo1). Y, lo que es más importante, si bien algunos de los fondos indexados a estos índices se beneficiaron de la infraponderación estructural en los sectores de energía y suministros públicos, constatamos que la mayor resiliencia de las estrategias sostenibles en comparación con los fondos indexados tradicionales durante este periodo no se debió principalmente a la menor exposición al sector energético.2 Las puntuaciones relativas a los criterios ambientales, sociales y de buen gobierno (ESG) de las empresas en el seno de los sectores demostraron su relevancia a la hora de diferenciar entre actores líderes y aquellos rezagados en los mercados mundiales —incluido el sector energético y los subsectores energéticos, como el petróleo y el gas— durante este periodo de volatilidad extrema.3
  • El interés de los inversores por las estrategias de inversión sostenible se aceleró durante este periodo de crisis. En febrero, BlackRock publicó un informe que resaltaba nuestra visión de que se produciría un cambio continuado y duradero hacia los activos sostenibles y que este no está descontado por completo en los precios del mercado. Si bien algunos analistas de mercado han especulado con la idea de que la crisis actual ralentizaría esta tendencia, en realidad observamos una aceleración de este cambio en todo el sector durante el primer trimestre de 2020. Los flujos en fondos de inversión y ETFs sostenibles a escala mundial en la industria de gestión de activos alcanzaron los 40.500 millones de dólares estadounidenses en el primer trimestre de este año, y EE. UU. registró entradas récord en estrategias sostenibles por valor de 7.400 millones de dólares estadounidenses. Se trata de una tendencia que esperamos observar a lo largo de la actual pandemia, durante la recuperación y mucho más allá.

A corto plazo, prevemos que algunas empresas deberán reasignar recursos de otras iniciativas en pro de la sostenibilidad y de la divulgación de información para abordar prioridades inmediatas generadas por la pandemia y la crisis económica derivada de esta. Sin embargo, con el tiempo prevemos que, especialmente entre los líderes del mercado, las empresas seguirán intensificando su énfasis en la gestión y divulgación de información relevante sobre sostenibilidad y que esto constituirá un catalizador clave de las rentabilidades a largo plazo.

Durante los últimos meses, BlackRock ha concentrado en gran medida sus esfuerzos en prestar apoyo a nuestros empleados y las comunidades donde operamos durante la pandemia y en ayudar a nuestros clientes a capear las turbulencias de mercado asociadas. En este tiempo, el interés en las estrategias de inversión sostenible entre los clientes de BlackRock ha seguido aumentando, y BlackRock ha registrado unos flujos de entrada de 15.500 millones de dólares estadounidenses en estrategias sostenibles en el primer trimestre: se trata de nuestro trimestre más sólido para los flujos en productos sostenibles. En vista de este interés continuado de los clientes por la sostenibilidad y la creciente importancia de esta última como factor para lograr resultados de inversión, hemos seguido avanzando en las iniciativas que detallamos en enero para los clientes con el objeto de hacer de la sostenibilidad nuestro pilar de inversión.

Nuestro compromiso con la inversión sostenible

En enero, BlackRock presentó iniciativas plurianuales en tres amplios ámbitos:
Estructurar carteras sostenibles, resilientes y transparentes;
Estructurar carteras sostenibles, resilientes y transparentes
Aumentar el acceso a la inversión sostenible
Aumentar el acceso a la inversión sostenible
Mayor implicación, votación y transparencia en la inversión sostenible
Más implicación, votación y transparencia

A continuación, exponemos un resumen de nuestro progreso en cada uno de esos ámbitos desde enero.

1) Estructurar carteras sostenibles, resilientes y transparentes

Hemos estado trabajando para integrar la sostenibilidad en todos los aspectos de la construcción de carteras.

Sostenibilidad en nuestras soluciones de inversión: En enero, declaramos nuestra intención de que los fondos sostenibles fuesen los componentes de base de las soluciones de inversión que ofrecemos a nuestros clientes en la medida de lo posible, en línea con las preferencias de los clientes y las normativas aplicables. Desde enero, el interés de los clientes ha sido superior al que anticipábamos, y hemos logrado un progreso significativo en los últimos tres meses.

  • Carteras Modelo de referencia: actualmente, contamos con gamas de carteras modelo con enfoque ESG que actúan como componentes clave de nuestra oferta tanto en EE. UU. como en Europa, y estamos desarrollando activamente nuevas gamas en Australia y Asia que esperamos lanzar para finales de 2020. Asimismo, hemos integrado productos ESG en nuestras estrategias de referencia de asignación objetivo (Target Allocation) y carteras indexadas (Managed Index Portfolios) gestionadas en EE. UU. y Europa, respectivamente.
  • Soluciones de asignación de activos: Buscamos ofrecer soluciones de asignación de activos para brindar a los inversores una cartera diversificada, multiactivo y sostenible en un solo producto.

Soluciones para la jubilación: Estamos implantando las medidas necesarias y esperamos lanzar una serie de estrategias sostenibles y con fecha determinada en EE. UU. Constituirá la primera serie de productos basados en índices con fecha determinada del sector que tienen por objeto ofrecer a los inversores una solución integral y sostenible para la jubilación. Además, cumplirá el compromiso que asumimos en enero de desarrollar una estrategia con fecha determinada sostenible.

Gestión de liquidez: En 2019, BlackRock creó la primera estrategia medioambiental con foco sostenible de gestión de liquidez de la industria. Desde entonces, hemos seguido expandiendo nuestra oferta de gestión de liquidez según criterios ESG, y hemos convertido un fondo existente del mercado monetario registrado para inversores minoristas estadounidenses en la estrategia LEAF, además de incorporar una opción de inversión para los inversores institucionales canadienses. Desde su lanzamiento, los activos gestionados por nuestra gama de productos sostenibles de gestión de liquidez superan ahora los 12.000 millones de dólares estadounidenses.4

Refuerzo de la integración de la sostenibilidad en los procesos de inversión de gestión activa: en enero, detallamos distintos pasos para reforzar la integración de la sostenibilidad en los procesos de inversión de gestión activa.

Nos comprometimos a que, para finales de 2020, todas las carteras de gestión activa y estrategias de asesoramiento integrarían por completo los criterios ESG tras consultarlo con nuestros clientes, lo que se traduce en que, en las carteras, nuestros gestores serían responsables de gestionar adecuadamente la exposición a los riesgos ESG y de documentar cómo estas consideraciones se aplican a las decisiones de inversión. A 30 de abril, más del 70% de las aproximadamente 5.600 carteras de gestión activa gestionadas por BlackRock ya han cumplido ambos criterios. Todas nuestras carteras activas integrarán por completo los criterios ESG para finales del cuarto trimestre de 2020.

Monitorización del riesgo ESG en estrategias de gestión activa: en enero, el grupo de análisis cuantitativo y de riesgo de BlackRock (Risk and Quantitative Analysis Group, RQA) —responsable de evaluar todos los riesgos de inversión, de contraparte y de operaciones de la compañía— empezó a evaluar el riesgo ESG durante sus revisiones periódicas mensuales con los gestores de carteras. Este proceso garantizará que los procedimientos centrales de control del riesgo de inversión de BlackRock tendrán en cuenta el riesgo ESG en la misma medida que monitorizamos los parámetros de riesgo tradicionales, como el riesgo crediticio o de liquidez.

Actualmente, todas nuestras estrategias de inversión activa disponen de un marco de integración de criterios ESG para regir cómo y cuándo se tienen en cuenta las cuestiones relevantes relativas a la sostenibilidad en el proceso de inversión. Estos marcos de integración constituyen una referencia para las revisiones del riesgo de las carteras y se utilizarán junto con los paneles de control homogeneizados de Sustainability Risk Exposure Dashboards, que analizan la exposición al riesgo ESG y las puntuaciones de las posiciones de las carteras en las revisiones periódicas de estas últimas por parte de los gestores de carteras de gestión activa y el grupo RQA.

Además de las revisiones periódicas de las carteras con RQA, los gestores de carteras de nuestros productos de inversión de gestión activa, junto con los directores de inversiones de estos grupos y las contrapartes de RQA, llevan a cabo revisiones trimestrales de las carteras para supervisar la rentabilidad y el riesgo de las estrategias de gestión activa. En el primer trimestre, estas sesiones empezaron a incluir evaluaciones y documentación sobre la exposición al riesgo ESG y la rentabilidad, además de conversaciones sobre los criterios ESG relevantes para el objetivo de inversión de un fondo. Anticipamos que para el segundo trimestre, este proceso oficial se aplicará al 100% de las estrategias de gestión activa.

Al intensificar nuestra monitorización de las cuestiones ESG, evaluamos de forma continuada el perfil rentabilidad-riesgo y los factores externos negativos derivados de sectores específicos y posiciones de elevado riesgo, al tiempo que buscamos minimizar el riesgo y maximizar la rentabilidad a largo plazo para nuestros clientes. Como resultado de esta monitorización, actualmente no estamos expuestos, en nuestras carteras de gestión activa de deuda pública o renta variable —donde invertimos discrecionalmente—, a determinados sectores con un riesgo ESG elevado, como los productores de sistemas armamentísticos polémicos o las empresas que generan más del 25% de sus ingresos de la producción de carbón térmico.

Refuerzo de nuestros procesos de análisis y datos ESG: BlackRock ha sido líder en el desarrollo de herramientas de valoración exclusivas para profundizar su conocimiento de los riesgos de sostenibilidad de gran relevancia.

  • A principios de mayo, anunciamos una colaboración estratégica con Rhodium Group, una destacada firma independiente centrada en el análisis del clima, con el fin de combinar sus datos con nuestra modelización de riesgos de cara a desarrollar análisis de riesgo climático físico para distintas clases de activos a nivel global.
  • Nuestra actual herramienta Carbon Beta, desarrollada el año pasado para poner a prueba la resistencia de emisores y carteras ante diferentes supuestos de regímenes de precios del carbono, ha sido utilizada en el primer trimestre de 2020 por parte de 28 clientes distintos, más que en cualquier otro trimestre.

En el plano de los análisis ESG, estamos ampliando el alcance y la profundidad de los datos ESG en Aladdin, de modo que se ofrece un número exponencialmente superior de datos.

  • Estamos desarrollando una plataforma de inteligencia ESG para la Comunidad Aladdin para integrar con facilidad los criterios ESG y comprender los efectos financieros relacionados.
  • En abril, anunciamos una colaboración con Microsoft para impulsar la innovación en los datos y desarrollar la tecnología que fomente hábitos corporativos sostenibles.

Mejorar la transparencia de las características sostenibles de los productos de inversión: con el fin de ayudar a los inversores a comprender con claridad los riesgos de sostenibilidad de sus inversiones, comenzamos [el año pasado] a ofrecer una puntuación ESG y la huella de carbono, entre otros parámetros, para la mayoría de los fondos iShares que distribuimos en todo el mundo. Posteriormente, hemos empezamos a mostrar las características de sostenibilidad no solo de los fondos indexados, sino también de todos los fondos orientados a clientes minoristas, tanto indexados como de gestión activa, que BlackRock ofrece en los países de Europa donde están disponibles. Para finales de 2020, prevemos que todos los fondos orientados a clientes minoristas que ofrece la firma a escala mundial, tanto de gestión indexada como activa, dispondrán de estas características de sostenibilidad. Creemos que esta evolución eleva el listón en términos de transparencia en todo el sector.

2) Aumentar el acceso a la inversión sostenible

Duplicar nuestra oferta de ETFs con sesgo ESG: en enero, nos comprometimos a duplicar (hasta 150) nuestra oferta de ETFs ESG a escala mundial en los próximos años para que los clientes tengan más opciones a la hora de estructurar sus carteras.

Desde enero, hemos lanzado 16 nuevos ETFs con enfoque ESG en Europa, EE. UU. y Canadá. Asimismo, estamos aplicando las medidas necesarias y esperamos lanzar otros 11 ETFs ESG en los próximos meses en Europa, EE. UU. y Latinoamérica. En conjunto, estos 27 nuevos fondos aumentarán nuestra oferta sostenible hasta un total de 105 ETFs. Y, lo que es más importante, esta nueva oferta en su conjunto sigue innovando y expandiendo la amplitud de los productos ESG de cara a satisfacer las necesidades de los inversores en una amplia gama de clases de activos (como la renta fija), estilos de inversión (como el de mínima volatilidad) y mercados (incluidos nuevos mercados emergentes, como México).

Trabajar con proveedores de índices para ampliar y mejorar el universo de índices sostenibles: en enero, nos comprometimos a colaborar con los principales proveedores de índices para ofrecer versiones sostenibles de sus índices más representativos de cara a ampliar las opciones sostenibles para los inversores. Hemos estado a la altura de este compromiso de interactuar y esperamos lanzar nuevos fondos sostenibles basados en índices representativos más adentrado el año. Asimismo, anunciamos recientemente un acuerdo con un proveedor de índices de renta variable, lo que nos ayudará a seguir expandiendo nuestra plataforma sostenible.

Ampliar la adopción de las estrategias de inversión de gestión activa sostenibles: nuestra plataforma global alberga ahora más de 60 productos sostenibles de gestión activa, que abarcan la renta variable, la renta fija y los activos alternativos. Entre las nuevas incorporaciones, se incluyen:

  • Hemos lanzado un nuevo fondo de inversión sostenible centrado en el mercado monetario en EE. UU. y estamos aplicando las medidas necesarias para lanzar [cinco] fondos adicionales fuera del mercado monetario en EE. UU. más adelante este año. Nuestras soluciones incluyen un nuevo fondo de impacto de renta variable global (Global Equity Impact) en Europa que cumple los Principios operativos para una gestión de impacto de IFC (IFC Operating Principles for Impact Management), una entidad del Grupo Banco Mundial, y tenemos planeado ofrecer soluciones de impacto adicionales en EE. UU. en los próximos meses.
  • En abril, BlackRock también lanzó el primer fondo de renta fija flexible global de retorno absoluto ESG en nuestra sicav luxemburguesa de referencia. El fondo ya gestiona activos por valor de más de 500 millones de dólares estadounidenses y es el fondo «hermano» del fondo de renta fija flexible global de referencia de BlackRock con 9.400 millones de dólares estadounidenses en activos gestionados5.
Inversión sostenible: Resiliencia en medio de la incertidumbre
En el primer trimestre de 2020 se produjo una caída histórica del mercado. En medio de esta gran volatilidad, las estrategias sostenibles demostraron su resiliencia, y la preferencia de los inversores por esta temática aumentó.
Saber más Saber más
Inversión sostenible: Resiliencia en medio de la incertidumbre

3) Más implicación, votación y transparencia

La inversión responsable constituye un componente esencial de nuestra responsabilidad fiduciaria. Tal y como pusimos de manifiesto en enero, llevamos años implicándonos en las empresas en asuntos de sostenibilidad en el marco de nuestras prioridades anuales de participación activa y elaboración de informes de inversión responsable. En vista de la creciente importancia de los factores de sostenibilidad, nuestro equipo de inversión responsable ha intensificado este año sus esfuerzos y sus actividades de implicación en empresas con riesgos relativos a la sostenibilidad, y ahora más que nunca en vista de los recientes acontecimientos en la sociedad y los mercados.

Estos, en nuestra opinión, constituyen a todas luces catalizadores a largo plazo del valor y el riesgo. De nuestras actividades de implicación hemos aprendido que, a medida que los equipos directivos y los consejos de administración abordan las amenazas existenciales a sus negocios derivadas de la pandemia de la COVID-19, también son conscientes de que sus acciones de hoy tendrán repercusiones directas en su licencia social para operar el día de mañana. Las empresas nos han transmitido de primera mano cómo están intentando equilibrar los intereses de todas las partes implicadas: accionistas, empleados, clientes, proveedores y las comunidades donde operan.

Prioridades de implicación y directrices de votación: en consonancia con los compromisos que presentamos en enero, hemos actualizado nuestras directrices de votación en nueve mercados para alinearnos con nuestra carta a los clientes de enero. Además, cuando publicamos nuestras prioridades de implicación de 2020 , las vinculamos por primera vez a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, como los de igualdad de género y suministro de energía asequible y no contaminante. Para cada prioridad, también incorporamos indicadores clave de negocio específicos sobre cómo esperamos que los consejos de administración asuman su responsabilidad. Asimismo, publicamos nuevos informes de implicación, en los que se detalla la forma en que estamos interactuando con las empresas sobre los siguientes asuntos clave de sostenibilidad:

Promover la presentación de información en línea con el Equipo de Trabajo sobre la Divulgación de Información Financiera relacionada con el Clima (TCFD) y el Consejo de Normas Contables de Sostenibilidad (SASB): si bien existe un amplio debate sobre las expectativas de la sociedad en cuanto a la transparencia y la divulgación de información por parte de las empresas, creemos que los inversores, en calidad de parte interesada en este debate, pueden desempeñar un papel poniendo de relieve la clara expectativa de que las empresas divulguen datos ESG en relación con los riesgos y oportunidades de negocio relevantes para su rentabilidad a largo plazo. BlackRock no solo fue un miembro fundador del TCFD, sino que hemos dedicado los últimos años a alentar a las empresas a incrementar su presentación de información relativa a la sostenibilidad, como la recomendada en virtud de los marcos del TCFD y el SASB, que incorporan un enfoque sectorial para evaluar los factores ESG relevantes para la rentabilidad a largo plazo de las empresas. Este era uno de los mensajes principales de la carta de Larry Fink a los consejeros delegados de este año. [Nos complace constatar que se ha producido un incremento del 180% en la presentación de información en virtud del SASB en comparación con los niveles de 2018, y SASB ha registrado un notable incremento en el número de empresas que se descargan sus estándares.] A febrero de 2020, más de 1.000 empresas, con una capitalización bursátil total de 12 billones de dólares, se habían alineado con las recomendaciones del TCFD, incluidas más de 473 firmas financieras que representan un total de 138,8 billones de dólares en capital gestionado. Se trata de una importante área de implicación para nuestro equipo de inversión responsable este año, y nos complace observar que las empresas, después de interactuar con muchos de sus accionistas, se han comprometido desde enero a integrar la presentación de información de conformidad con el SASB en sus presentaciones de este año.

Aumento de la transparencia: En vista del creciente interés de los clientes y la sociedad en general por nuestros esfuerzos en materia de inversión responsable, en enero nos comprometimos a establecer un nuevo estándar en la industria en términos de transparencia. Desde entonces, hemos implementado medidas para cumplir esos compromisos, incluida la publicación de:

  • Informe trimestral sobre inversión responsable a nivel global: ofrece casos prácticos sobre actividades de implicación concretas y datos sobre el número de empresas con las que interactuamos a escala mundial en una gama de temáticas que responden a los factores A, S y G, incluidos asuntos relativos a la COVID-19. 
  • Actividades de implicación trimestrales a nivel global: un nuevo resumen desglosado por temáticas que incluye una lista de todas las empresas (688) con las que interactuamos durante el trimestre, así como las temáticas en este sentido.
  • Información trimestral sobre las votaciones: la presentación de esta información ha pasado de ser anual a publicarse de forma trimestral e incluye un argumentario de las votaciones clave.
  • Boletines sobre las votaciones: estos detallan nuestras votaciones y nuestro razonamiento en este sentido en el caso de votaciones complejas o de perfil elevado. Dado que la temporada de las votaciones por poder de este año ya ha dado comienzo, esta información ya se ha plasmado en boletines sobre las votaciones en 17 empresas6
  • Mejora de la presentación de información a clientes: hemos implantado una nueva capacidad a través de Aladdin para ofrecer a nuestros clientes informes sobre implicación en empresas para cada cartera específica. 

El papel de fiduciario que ostenta BlackRock constituye la base de nuestro modelo de negocio y nuestra cultura. En calidad de fiduciarios, invertimos en representación de nuestros clientes, no por cuenta propia, y gestionamos su capital de conformidad con sus preferencias. Como fiduciarios, también asumimos la obligación de compartir nuestra convicción de que todos los inversores —y especialmente aquellos que están ahorrando para objetivos a largo plazo, como la jubilación— deberían integrar la sostenibilidad en sus inversiones.

Los extraordinarios acontecimientos de 2020 no han hecho sino reforzar esta convicción.

A pesar de que el contexto actual ha traído consigo retos sin precedentes para las empresas, creemos firmemente que, con el tiempo, hacer hincapié en la gestión de los riesgos específicamente relacionados con los criterios ESG será primordial de cara a generar unas rentabilidades sostenibles a largo plazo para los inversores de largo plazo.

Fuente

1https://www.morningstar.com/insights/2020/04/06/how-did-esg-indexes-fare?utm_source=eloqua&utm_medium=email&utm_campaign=&utm_content=0
2https://www.morningstar.com/articles/976361/sustainable-funds-weather-the-first-quarter-better-than-conventional-funds
3Los datos para este análisis proceden de distintas fuentes de BlackRock, como páginas web de proveedores, folletos de fondos, notas de prensa de proveedores, encuestas de proveedores, Bloomberg, la National Stock Exchange, Strategic Insight Simfund y Wind. Todos los importes se expresan en dólares estadounidenses. Los flujos se calculan utilizando los valores liquidativos diarios y las acciones en circulación con los datos más recientes de los que disponemos a finales de mes. Para los productos que cotizan en distintos mercados, utilizamos los flujos netos y activos de las cotizaciones en mercados primarios. Datos a 31 de marzo de 2020.
4A 11 de mayo de 2020
5A 11 de mayo de 2020
6A fecha 13 de Mayo de 2020

En qué punto estamos

Una reconfiguración fundamental de las finanzas
Una reconfiguración fundamental de las finanzas
El cambio climático está impulsando una profunda reevaluación del riesgo y anticipamos una reasignación significativa de capital.
La sostenibilidad es el núcleo de cómo invertimos
La sostenibilidad es el núcleo de cómo invertimos
Las carteras que integran criterios de sostenibilidad pueden ayudar a los inversores a alcanzar sus objetivos financieros.

Este material tiene un carácter exclusivamente informativo y no constituye asesoramiento de inversión, ni una recomendación, invitación u oferta con respecto de la compra o venta de valores, fondos o estrategias a ninguna persona en ningún territorio en el que tal oferta, invitación, compra o venta sea ilícita en virtud de la ley de valores de dicho territorio. Las opiniones expresadas datan del 17 de mayo de 2020 y están sujetas a cambios sin previo aviso. La confianza en la información contenida en este documento le corresponde exclusivamente al lector. Invertir conlleva riesgos.

Publicado por BlackRock Investment Management (UK) Limited, entidad autorizada y supervisada por la Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido. Domicilio social: 12 Throgmorton Avenue, Londres, EC2N 2DL. Tel.: + 44 (0)20 7743 3000. Sociedad registrada en Inglaterra y Gales, con el número 2020394. Por su seguridad, las llamadas telefónicas pueden ser grabadas. BlackRock es una marca comercial de BlackRock Investment Management (UK) Limited. En la página web de la Autoridad de Conducta Financiera se ofrece una lista de las actividades autorizadas que realiza BlackRock. En el supuesto de que el Reino Unido abandone la Unión Europea sin alcanzar un acuerdo con la Unión Europea que permita a las empresas del Reino Unido ofrecer y prestar servicios financieros dentro del territorio de esta («Salida del Reino Unido sin Acuerdo»), el emisor de estos materiales es: BlackRock Investment Management (UK) Limited para todos los territorios fuera del Espacio Económico Europeo; y BlackRock (Netherlands) B.V. para todos los territorios dentro del Espacio Económico Europeo. Sin embargo, antes de que se materialice una Salida del Reino Unido sin Acuerdo y en el caso de que no se materialice una Salida del Reino Unido sin Acuerdo, el emisor será BlackRock Investment Management (UK) Limited.

© 2020 BlackRock, Inc. Todos los derechos reservados. BLACKROCK es una marca comercial registrada de BlackRock, Inc. o sus filiales en Estados Unidos y el resto del mundo. El resto de marcas comerciales pertenecen a sus respectivos propietarios.