BLACKROCK INVESTMENT INSTITUTE

Comentario Semanal

08 ago 2022
  • BlackRock

Por qué preferimos el crédito a la renta variable

Weekly video_20220808

Scott Thiel

Opening frame: What’s driving markets? Market take

Camera frame

Market fears of a global growth slowdown have replaced worries about higher inflation since June.

Title slide: Why we still prefer credit over equities

This has triggered a fall in bond yields, boosting investment grade credit performance in the past two months.

There are three reasons why we prefer credit versus equities right now.

1: Valuations are attractive

First, valuations are still attractive. Credit spreads have not narrowed much and higher coupon income acts as a cushion against any yield rises.

Equity valuations don’t reflect a significant slowdown yet, so earnings estimates are still optimistic, in our view.

2: Credit fundamentals are solid

The second reason we prefer credit: solid fundamentals!

Companies are keeping debt under control. Interest coverage ratios that look at a company’s ability to repay debt are still well above pre-pandemic levels. 

The number of defaults in 2022 are also the lowest since 2014. Credit ratings have improved too.

3: Corporate bond market showing positive trends

Lastly, the corporate bond market shows positive trends. Low bond issuance is down around 20% year on year. And there doesn’t seem to be many pressing refinancing needs since a surge in issuance in 2021.

Outro frame: Here’s our Market take 

We reiterate our overweight to investment grade credit versus equities on a tactical horizon. We think it would weather weaker growth better than stocks.

Closing frame: Read details:

www.blackrock.com/weekly-commentary

Preferencia por el crédito sobre las acciones

Preferimos el crédito IG a la renta variable por los siguientes motivos: las valoraciones, los sólidos balances, la escasa oferta y un riesgo bajo de refinanciación.

Contexto de mercado

En EE.UU. los datos indican una alta creación de empleo, pero baja participación laboral. Las acciones cayeron y los bonos repuntaron ante mayor expectativa de tipos de la Fed.

Esta semana

Creemos que los datos de IPC e IPO de EE.UU. esta semana mostrarán la persistencia de la inflación. Otros datos de interés son la financiación social y el IPC de China.

Preferimos el crédito de grado de inversión (IG) a la renta variable en un horizonte táctico, ya que vemos que comienza a tomar forma un nuevo entorno de mercado más volátil. En primer lugar, los rendimientos del crédito de IG han aumentado, por lo que sus valoraciones ahora son más atractivas y ofrecen una mayor protección frente al riesgo de impago. Otro motivo es que creemos que los balances de las empresas son sólidos. Por último, la oferta es escasa y solo observamos un riesgo de refinanciación moderado. Nuestra conclusión es que el crédito de IG puede resistir mejor una desaceleración sustancial del crecimiento, mientras que la renta variable no parece reflejar este riesgo en las valoraciones.

Paragraph-2,Image-1
Key Points-1,Paragraph-3,Advance Static Table-1,Paragraph-4,Advance Static Table-2,Paragraph-5

Rendimientos atractivos

Rendimiento de la deuda pública estadounidense y diferencial del crédito de GI, julio 2021-julio 2022

Rendimiento de la deuda pública estadounidense y diferencial del crédito de GI, julio 2021-julio 2022

Fuentes: BlackRock Investment Institute, con datos de Bloomberg, julio de 2022. Notas: El área en amarillo representa el diferencial del crédito de grado de inversión (GI) ajustado por opciones del índice Bloomberg Global Aggregate Credit Total Return Index Value Unhedged en dólares estadounidenses con respecto a la deuda pública estadounidense en puntos porcentuales. El área en rojo representa el rendimiento de la deuda pública estadounidense como porcentaje del rendimiento total del índice.

En nuestra opinión, los rendimientos parecen más atractivos que a principios de año. Esto se debe al repunte de los rendimientos de la deuda pública (área en rojo del gráfico) y a la ampliación de los diferenciales (área en amarillo), es decir, la prima de riesgo que los inversores pagan por mantener bonos de GI en comparación con los bonos gubernamentales. Desde junio, los mercados se han ido convenciendo de la posibilidad de una bajada de los tipos de interés ante el riesgo de una desaceleración del crecimiento. Esto ha provocado una caída de los rendimientos, la cual ha impulsado los resultados del crédito de IG y ha desencadenado una subida de más del 10% de la renta variable. Seguimos favoreciendo el crédito de IG en estos niveles. Los diferenciales han experimentado una contracción mínima cuando los inversores han vuelto a la renta variable. Además, creemos que los mayores ingresos por cupón ofrecen un colchón frente a otro repunte del rendimiento de la deuda pública a medida que los mercados contabilicen la inflación persistente que esperamos. Por su parte, las valoraciones de la renta variable aún no reflejan la posibilidad de una ralentización sustancial, de modo que creemos que las estimaciones de beneficios siguen siendo optimistas.

Las empresas emisoras de crédito de IG están en buena forma, en nuestra opinión. En primer lugar, el servicio de la deuda se mantiene bajo en términos históricos y el apalancamiento se ha ido reduciendo. Las empresas no financieras con IG de EE.UU. redujeron el apalancamiento, expresado como el coeficiente deuda-capital, por séptimo trimestre consecutivo a finales del año pasado, según la agencia de calificaciones S&P Global. En segundo lugar, el número de impagos en 2022 es el más bajo desde 2014, según los datos de S&P. Por último, consideramos que la calidad del crédito sigue siendo buena. El recuento de S&P indica que las “estrellas emergentes” del crédito, es decir, los títulos que han obtenido la calificación de grado de inversión y han dejado de considerarse high yield, han registrado un mejor comportamiento que los que han seguido el camino opuesto, los denominados “ángeles caídos”. Mantenemos una posición neutral con respecto al high yield, ya que preferimos el crédito de mayor calidad dado el empeoramiento del entorno macroeconómico. Creemos que ciertas partes del segmento high yield ofrecen ingresos atractivos, pero los temores de una posible ampliación de los diferenciales ante una desaceleración nos llevan a favorecer el crédito de IG.

En nuestra opinión, las tendencias del mercado de bonos corporativos también respaldan nuestra sobreponderación en crédito. En primer lugar, la oferta es relativamente baja. La emisión de bonos corporativos es alrededor de un 20% más baja este año que la de 2021, según datos de S&P. Es probable que muchos emisores estén esperando a ver si las condiciones de financiación mejoran antes de emitir más deuda. En segundo lugar, las necesidades de financiación no parecen urgentes después del alto volumen de emisiones del año pasado. Por ejemplo, la emisión típica de bonos de GI en Estados Unidos de aproximadamente un billón de dólares al año supera con creces los próximos vencimientos de menos de 600 000 millones al año hasta 2029, tal como demuestran los datos de S&P.

Nuestra visión sobre la inflación

¿Qué papel juegan la inflación y las próximas acciones de la Reserva Federal (Fed) en nuestra visión del crédito? Actualmente, los mercados parecen anticipar que una contracción moderada dará lugar a una bajada de los tipos de interés y de la inflación. Consideramos poco probable un “aterrizaje suave” de este tipo en el contexto de volatilidad macroeconómica caracterizado por las restricciones de producción. Los bancos centrales tendrán que hundir la economía en una recesión profunda si realmente quieren eliminar la inflación actual, o deberán convivir con una inflación más alta. Creemos que, en última instancia, se decantarán por la segunda opción, pero aún no están preparados para adoptar un giro. En consecuencia, prevemos un crecimiento menor y una inflación elevada de ahora en adelante. Prevemos que el rendimiento de los bonos aumentará y que la renta variable corre el riesgo de desplomarse de nuevo. El crédito de GI, en nuestra opinión, se beneficia de unos rendimientos globales relativamente altos que reflejan unas probabilidades moderadas de impago.

Nuestro resultado final

Hemos decidido sobreponderar el crédito de IG con respecto a la renta variable en un horizonte táctico. Con ello se produce un aumento de la calidad en el enfoque integral de la cartera tras reducir el riesgo a lo largo de este año, en respuesta a la mayor volatilidad macroeconómica. Las valoraciones del crédito de IG siguen siendo atractivas, los balances parecen sólidos y los riesgos de refinanciación son moderados. Por todo ello, creemos que el crédito de GI tiene mayor capacidad para resistir una desaceleración que las acciones. Anticipamos un estancamiento de la actividad, que justifica nuestra infraponderación en la renta variable de la mayoría de mercados desarrollados. El aumento de los precios de los insumos también plantea un riesgo para los elevados márgenes de beneficios de las empresas. ¿Cuándo recuperaremos la visión positiva de la renta variable? Nuestro punto de referencia será un giro en la política de los bancos centrales cuando se enfrenten a una desaceleración sustancial del crecimiento, ya que esta será la señal definitiva de que optarán por convivir con la inflación.

Contexto de mercado

La economía estadounidense creó 528 000 nuevos empleos en julio, una cifra que multiplica por dos la media de las previsiones de los analistas. El mercado laboral no ha recuperado todavía la normalidad: la población activa ha descendido y los salarios han aumentado. Este desajuste ha provocado una desaceleración del mercado bursátil estadounidense, mientras que el rendimiento de los bonos ha repuntado debido a las expectativas del mercado, que asignan una probabilidad más alta a una subida de tipos de la Reserva Federal del 0,75% en septiembre. Esto concuerda con nuestra visión de que los mercados se habrían apresurado a valorar un giro prudente por parte de los bancos centrales ante las señales de una posible ralentización.

Esta semana, estaremos atentos a los datos del IPC y del IPM de Estados Unidos para evaluar la persistencia de la alta inflación. Prevemos que la inflación se mantendrá por encima del objetivo del 2% de la Fed durante todo el año que viene. Creemos que la Fed continuará respondiendo a las llamadas para controlar la inflación hasta que reconozca el perjuicio que causaría al crecimiento. También prestaremos atención a los datos de financiación social e inflación del IPC de China.

Esta semana

Rentabilidad de algunos activos, acumulada en lo que va de año 2022 y rango

La rentabilidad pasada no es un indicador fiable de los resultados actuales o futuros. Los índices no se gestionan y no tienen en cuenta los posibles costes. No es posible invertir directamente en un índice. Fuentes: BlackRock Investment Institute, con datos de Refinitiv Datastream, a 28 de julio de 2022. Notas: Los dos extremos de las barras muestran la rentabilidad más alta y más baja en cualquier punto en lo que va de año, y los puntos representan la rentabilidad del año en curso hasta la fecha. La rentabilidad de los mercados emergentes (ME), del segmento high yield y de los bonos corporativos globales de grado de inversión (GI) está denominada en dólares estadounidenses y el resto en moneda local. Los índices o precios utilizados son: crudo Brent al contado, índice dólar (USDX) de la ICE, oro al contado, índice MSCI Emerging Markets, índice MSCI Europe, índice de referencia de bonos gubernamentales a 10 años de Refinitiv Datastream (EE.UU., Alemania e Italia), índice Bank of America Merrill Lynch Global High Yield, índice J.P. Morgan EMBI, índice Bank of America Merrill Lynch Global Broad Corporate e índice MSCI USA.

10 de agosto

datos de inflación del índice de precios al consumo (IPC) de EE.UU. y China.

11 de agosto

datos del índice de precios al por mayor (IPM) de EE.UU.

12 de agosto

PIB de Reino Unido; encuesta de confianza en EE.UU. de la Universidad de Míchigan.

10-17 de agosto

financiación social total de China.

Temas de inversión

01

Prepararse para la volatilidad

Creemos que la Gran moderación, un largo periodo de crecimiento constante y baja inflación, ha quedado atrás. Anticipamos que la volatilidad macroeconómica y la volatilidad bursátil serán una constante en el nuevo entorno.

02

Convivir con la inflación

Vivimos en un mundo moldeado por las restricciones de la oferta que no tiene precedente en las últimas décadas. Los enormes cambios en los patrones de gasto y las limitaciones de la producción son las principales causas de la inflación.

03

Posicionarse para cero emisiones netas

El riesgo climático es un riesgo de inversión y el exiguo margen de los gobiernos para alcanzar los objetivos de cero emisiones netas significa que los inversores necesitan empezar a adaptar sus carteras ya. La senda hacia las cero emisiones netas no es algo para 2050, sino para el presente.

Expectativas direccionales

Perspectivas estratégicas (largo plazo) y tácticas (6-12 meses) sobre clases de activos amplias, de agosto 2022

La rentabilidad pasada no es un indicador fiable de los resultados actuales o futuros. No es posible invertir directamente en un índice. Nota: Las opiniones son desde la perspectiva del dólar estadounidense. Este material representa una evaluación del entorno del mercado en un momento determinado y no pretende ser una previsión o garantía de resultados futuros. Esta información no debe considerarse como un consejo de inversión en relación con ningún fondo, estrategia o valor concreto.

Nuestra visión granular indica cómo creemos que los activos individuales se desempeñarán frente a amplias clases de activos. Apreciamos diferentes niveles de convicción.

Expectativas detalladas

Opiniones tácticas sobre activos seleccionados versus clases de activos amplias por grado de convicción, de agosto 2022

Legend Granular

La rentabilidad pasada no es un indicador fiable de los resultados actuales o futuros. No es posible invertir directamente en un índice. Nota: Las opiniones son desde la perspectiva del dólar estadounidense. Este material representa una evaluación del entorno del mercado en un momento determinado y no pretende ser una previsión o garantía de resultados futuros. Esta información no debe considerarse como un consejo de inversión en relación con ningún fondo, estrategia o valor concreto.

Accede a nuestros comentarios pasados aquí.

Wei Li
Global Chief Investment Strategist – BlackRock Investment Institute
Alex Brazier
Deputy Head – BlackRock Investment Institute
Scott Thiel
Chief Fixed Income Strategist – BlackRock Investment Institute
Beata Harasim
Senior Investment Strategist – BlackRock Investment Institute
Toda la información en tus manos
Ve un paso por delante de los mercados con la información y el análisis disponible en nuestra aplicación (contenido exclusivo en inglés).
Insights app banner