COMENTARIO SEMANAL GLOBAL

Últimas perspectivas en crédito

02 dic 2020
  • BlackRock Investment Institute

Puntos clave

Deuda de ME mejorada
Mejoramos nuestra visión táctica de la deuda de ME, ya que los avances positivos de la vacuna apuntan a una aceleración de la recuperación global en 2021.
Contexto del mercado
La renta variable global alcanzó máximos históricos con el inicio del traspaso de poder en EE.UU., pero se desinfló con los rebrotes del virus.
Datos
Los datos de empleo no agrícola de EE.UU. esta semana serán importantes para medir la actividad. Los mercados también esperan el acuerdo comercial del Brexit.
Paragraph-1
Paragraph-2
Paragraph-3
Paragraph-4,Accordion-1,Paragraph-5,Accordion-2,Paragraph-6,Accordion-3

Hemos cerrado nuestra infraponderación táctica en deuda de mercados emergentes (ME), ya que esperamos que se mantenga la relajación de la política monetaria en un contexto de mejora de la perspectivas para 2021. Las noticias positivas en torno al desarrollo de las vacunas contra la COVID-19 han impulsado la confianza en una aceleración de la recuperación global en 2021. Este último cambio de postura refleja nuestro enfoque de extremos (“barbell”) entre la calidad y la ciclicidad, con un sesgo hacia la ciclicidad en nuestras exposiciones al crédito.

Gráfico de la semana

Rentabilidad total de varios índices de bonos en lo que va de 2020

Rentabilidad total de varios índices de bonos en lo que va de 2020

La rentabilidad pasada no es un indicador fiable de los resultados actuales o futuros. No es posible invertir directamente en un índice. Fuentes: BlackRock Investment Institute, con datos de Refinitiv, noviembre de 2020. Notas: Los índices utilizados son el Bloomberg Barclays Global High Yield, el J.P. Morgan EMBI Global Diversified y el J.P. Morgan GBI-EM Composite. La rentabilidad se ha indexado a base 100 el 1 de enero de 2020.

Los activos de ME han tenido una rentabilidad inferior a la de sus homólogos de mercados desarrollados (MD) durante la mayor parte de 2020, pero han ido remontando en las últimas semanas. Varias noticias positivas sobre las vacunas contra la COVID-19 han impulsado la confianza en una recuperación acelerada a lo largo de 2021 y han creado un entorno general positivo para los activos de riesgo. En nuestra opinión, los resultados preliminares prometedores en cuanto a la eficacia de la vacuna contra la COVID-19, que pueden ofrecer costes más bajos y mayor facilidad de distribución, son un buen augurio para el mundo de los ME en particular. La mayoría de los activos de ME han alcanzado ahora un rendimiento positivo para el año en curso tras las recientes subidas. La deuda de ME en moneda local ha lastrado la recuperación del mercado en USD, arrastrada por la marcada depreciación de la moneda en muchos mercados emergentes. Consulta el gráfico anterior. No obstante, apreciamos potencial de recuperación de la deuda de ME en moneda local a medida que se estabilicen las monedas gracias a la estabilidad o debilidad moderada del USD. También esperamos que la deuda de ME en dólares siga el ritmo del crédito high yield en los mercados desarrollados, ya que la deuda con rentabilidad más alta es atractiva para los inversores en busca de ingresos.

El USD es un motor clave para la deuda de ME en moneda local. Creemos que el apetito por el riesgo y los diferenciales de los tipos de interés impulsarán a su vez las fluctuaciones del dólar. En nuestra opinión, el panorama más positivo de apetito por el riesgo a consecuencia de la mejora en las perspectivas económicas debería limitar la demanda de los activos percibidos como refugio seguro, como el dólar. Al mismo tiempo, creemos que los tipos reales caerán a medida que se afianza la inflación y la Reserva Federal limita las subidas en la rentabilidad de los bonos nominales. El resultado probable es un dólar moderadamente más débil. Esto debería favorecer a las monedas y a la deuda en moneda local de ME. También prevemos que la política exterior y comercial más predecible con la Administración de Biden mejorará las perspectivas para los mercados emergentes. El Indicador de riesgo geopolítico de BlackRock, que hace un seguimiento de la atención del mercado en relación con los 10 riesgos geopolíticos principales, indica que la atención a las tensiones en el comercio global ha caído de forma pronunciada desde sus picos recientes tras permanecer en niveles elevados durante la mayor parte de los últimos tres años.

China es una parte importante de la dinámica de crecimiento de los ME. La segunda mayor economía del mundo está liderando la reanudación global de la actividad, con un crecimiento que ya alcanza, o casi, su tendencia anterior a la pandemia. Esta evolución es un buen augurio para el resto de los mercados emergentes. Aun así, las economías de ME también son susceptibles a la dirección de las políticas chinas. En nuestra opinión, un endurecimiento agresivo de la política monetaria china para prevenir un sobrecalentamiento de la economía (un escenario que no es nuestra hipótesis de base) podría ser negativo para el resto del bloque de ME. Otro riesgo para algunos mercados emergentes son los retos estructurales para el crecimiento y el aumento pronunciado de los niveles de deuda por el impacto de la COVID-19. No obstante, no creemos que esto sea un riesgo de mercado a corto plazo debido a la amplia liquidez global. Desde el punto de vista táctico, estamos sobreponderados en renta fija asiática, ya que esta región lidera la recuperación económica global. Consideramos que las valoraciones en este mercado son atractivas y creemos que los inversores reciben una buena compensación por los riesgos. También estamos sobreponderados en crédito high yield, en un horizonte tanto táctico como estratégico, porque ofrece ingresos atractivos en un mundo de rentabilidad escasa.

En conclusión: esperamos un sólido repunte del crecimiento global en 2021 con la distribución de las vacunas contra la COVID-19. Este es el motivo por el que preferimos favorecer la ciclicidad en nuestra visión sobre el crédito y adoptar un enfoque de extremos en la asignación a exposiciones de riesgo: a la calidad por un lado y a activos cíclicos por otro. Hemos mejorado nuestra posición de la deuda de ME, tanto en moneda local como en dólares, a neutral después de haber mejorado la renta variable de ME  hasta la sobreponderación. Por otro lado, hemos rebajado nuestra posición en crédito de grado de inversión global debido a que las valoraciones han aumentado y preferimos exposiciones más cíclicas como el high yield.

Revisión de activos
Rentabilidad de algunos activos, 2020 hasta la fecha y rango

Rentabilidad de algunos activos, 2020 hasta la fecha y rango

La rentabilidad pasada no es un indicador fiable de los resultados actuales o futuros. No es posible invertir directamente en un índice. Fuentes: BlackRock Investment Institute, con datos de Refinitiv Datastream, noviembre de 2020. Notas: Los dos extremos de las barras muestran la rentabilidad más alta y más baja en comparación con el final de 2019, y los puntos representan la rentabilidad del año en curso hasta la fecha. La rentabilidad de los mercados emergentes (ME), del segmento high yield y de los bonos corporativos globales de grado de inversión (GI) está denominada en dólares estadounidenses y el resto en moneda local. Los índices o precios utilizados son: crudo Brent al contado, índice MSCI USA, índice dólar (USDX) de la ICE, índice MSCI Europe, índice Bank of America Merrill Lynch Global Broad Corporate, índice Bank of America Merrill Lynch Global High Yield, índice de referencia de bonos gubernamentales a 10 años de Datastream (EE.UU., Alemania e Italia), índice MSCI Emerging Markets, oro al contado e índice J.P. Morgan EMBI.

Las noticias positivas sobre el desarrollo de vacunas y el inicio formal de la transición del presidente electo, Joe Biden, a la Casa Blanca dispararon las acciones globales a máximos históricos. El nombramiento previsto de la anterior presidenta de la Fed, Janet Yellen, como Secretaria del Tesoro también ayudó a levantar los ánimos. No obstante, la espectacular subida se difuminó posteriormente con los decepcionantes datos de empleo, que apuntan a una ralentización de la recuperación debido al aumento de los rebrotes en EE.UU. Seguimos pensando que el impacto económico acumulado por el coronavirus será una fracción del registrado tras la crisis financiera mundial.

Semana actual

  • 1 de diciembre: índice de gestores de compras (purchasing managers’ index, PMI) del sector manufacturero de Japón, China, la eurozona, EE.UU. y Reino Unido.
  • 3 de diciembre: PMI del sector servicios de Japón, China, la eurozona, EE.UU. y Reino Unido.
  • 4 de diciembre: nóminas de empleos no agrícolas de EE.UU.

Estaremos atentos al informe del mercado laboral estadounidense esta semana, especialmente después de los decepcionantes datos de solicitudes de prestación por desempleo de las últimas semanas. Una serie de datos recientes han mostrado signos de atonía de la actividad en EE.UU., incluso antes del endurecimiento de las restricciones en algunos estados. El Brexit podría volver a la palestra esta semana porque los mercados esperan un posible acuerdo potencial con la Unión Europea.

Expectativas direccionales

Opiniones tácticas sobre activos seleccionados versus clases de activos amplias por grado de convicción, Noviembre de 2020

Activo Visión estratégica Visión táctica
Renta variable Strategic equities - neutral Tactical view - neutral
Mantenemos una posición neutral en renta variable en un horizonte estratégico dado el aumento de las valoraciones y la difícil coyuntura para los beneficios y los pagos de dividendos. Hemos pasado a una modesta infraponderación en renta variable de mercados desarrollados y nos inclinamos por la renta variable de mercados emergentes. A nivel táctico, nuestra postura respecto a la renta variable también es neutral en general. Nos gusta el factor calidad por su resiliencia y favorecemos la inversión en EE.UU. y los ME, especialmente Asia excepto Japón.
Crédito Strategic equities - neutral Tactical view - neutral
Mantenemos una posición neutral en crédito sobre una base estratégica porque creemos que los diferenciales del crédito de grado de inversión ofrecen menor compensación respecto a un aumento de los riesgos de impago. Aún favorecemos el segmento high yield por los ingresos que ofrece. En un horizonte táctico, hemos rebajado nuestra posición en crédito con grado de inversión hasta la infraponderación en favor de exposiciones más cíclicas. Preferimos el high yield por su potencial de ingresos y hemos cambiado a neutral nuestra visión de la deuda de ME tanto en dólares como en moneda local. 
Bonos gubernamentales Strategic equities - neutral Tactical view - neutral
La función estratégica de los bonos gubernamentales nominales se ha debilitado sustancialmente con la caída de los rendimientos a niveles cercanos a los que se perciben como sus límites inferiores. La perspectiva de unos tipos “incluso más bajos durante incluso más tiempo” está comprometiendo la capacidad de la clase de activos de actuar como contrapeso en la cartera ante episodios de ventas masivas en los mercados de renta variable en el largo plazo. Sobre una base táctica, mantenemos una postura neutral con respecto a la duración, ya que las políticas de apoyo sin precedentes arrastran los rendimientos a la baja.
Liquidez Tactical view - neutral Tactical view - neutral
Nuestra posición en liquidez es neutral y la estamos usando para apoyar nuestra visión del crédito. Tiene sentido contar con algo de liquidez para amortiguar reveses en términos de oferta que arrastren tanto las acciones como los bonos a la baja.
Mercados privados Strategic equities - neutral Tactical view - neutral
Las fuentes de rentabilidad no tradicionales, incluido el crédito privado, tienen el potencial de añadir valor y diversificación. En nuestra opinión, muchos inversores institucionales siguen invirtiendo de forma insuficiente en los mercados privados porque sobrestiman los riesgos de liquidez. Los activos privados reflejan una gama diversa de exposiciones, pero las valoraciones y las mayores incertidumbres inherentes de algunos activos privados nos han llevado a una posición neutral en general.

Nuestra visión granular indica cómo creemos que los activos individuales se desempeñarán frente a amplias clases de activos. Apreciamos diferentes niveles de convicción.

Expectativas detalladas

Opiniones tácticas sobre activos seleccionados versus clases de activos amplias por grado de convicción, Noviembre de 2020

Legend Granular
Renta variable

Activo Visión táctica
Estados Unidos United States
Rebajamos a neutral nuestra postura respecto a la renta variable estadounidense. Los riesgos de desvanecimiento del estímulo fiscal y de una epidemia prolongada amenazan con frenar la fuerte subida del mercado. También pesan la reavivación de las tensiones entre EE.UU. y China y unas elecciones polarizadas.
Europa
Europe
Pasamos a una sobreponderación en renta variable europea. La región está expuesta a un repunte cíclico con el reinicio de la economía, en un contexto de sólidas medidas de salud pública y unas políticas de respuesta dinamizadoras.
Japón 
Japan
Mejoramos la visión de la renta variable japonesa a neutral. Creemos que la sólida política fiscal y las medidas de salud pública permitirán una normalización rápida.
Mercados emergentes Emerging markets
Pasamos a una infraponderación en renta variable de mercados emergentes. Nos preocupa la propagación de la pandemia y apreciamos menos margen o voluntad a la hora de establecer políticas que amortigüen el impacto en muchos, aunque no todos, los países.
Ásia ex-Japón Asia ex-Japan
Rebajamos a neutral nuestra visión de la renta variable de Asia excepto Japón. La reactivación de las tensiones entre EE.UU. y China supone un riesgo. El objetivo de China de equilibrar el crecimiento con la estabilidad fiscal ha debilitado relativamente las políticas para amortiguar las consecuencias del virus.
Momentum Momentum
Mantenemos una postura neutral en el factor “momentum”. La composición sectorial del factor proporciona exposición a acciones de crecimiento (tecnología) y defensivas (farmacéuticas). No obstante, la alta concentración del factor “momentum” plantea riesgos a medida que se consolida la recuperación.  
Value
Value
Mejoramos a neutral nuestra visión del factor “value”. Creemos que la reactivación en curso de las economías probablemente beneficie a los activos cíclicos y posiblemente ayude al factor “value” a recuperarse tras una racha larga de resultados inferiores.
Mínima volatilidad
Minimum volatility
Rebajamos a neutral el factor “mínima volatilidad”. La reactivación de las economías probablemente beneficie a los activos cíclicos y reduzca la necesidad de exposiciones defensivas.
Calidad
Quality
Aumentamos nuestra sobreponderación en el factor “calidad”. Consideramos este factor como la exposición más resiliente frente a una variedad de escenarios en cuanto a la evolución de la pandemia y de la economía.
Tamaño
Minimum volatility
Estamos sobreponderados. Esperamos que las empresas estadounidenses de pequeña y mediana capitalización se beneficien de un repunte cíclico en los próximos 6-12 meses con un desarrollo positivo de la vacuna Covid, incluso cuando las perspectivas de un gran estímulo fiscal disminuyan.

Renta fija

Activo Visión táctica
U.S. Treasuries 
U.S. Treasuries
Favorecemos los bonos del Tesoro de EE.UU. Es probable que los rendimientos a largo plazo caigan aún más que en otros mercados desarrollados, a pesar de que los tipos bajos reducen su capacidad de compensar episodios de ventas masivas de activos de riesgo.
Valores protegidos por la inflación del Tesoro Treasury Inflation-Protected Securities
Nuestra posición es neutral respecto a los valores del Tesoro protegidos contra la inflación (Treasury Inflation-Protected Securities, TIPS). Una enorme disminución de los tipos hace que el punto de entrada sea menos atractivo. Todavía apreciamos potencial de una mayor inflación a lo largo del tiempo y nos gustan los TIPS para asignaciones estratégicas.
Bund alemanes
Europe
Seguimos infraponderados en bunds, ya que los niveles de rendimiento actuales ofrecen poca protección contra los principales eventos de riesgo. Además, la posible emisión relacionada con el fondo de recuperación propuesto por la UE podría competir con los bunds para obtener inversiones.  
Periféricos de la Zona Euro Japan
A pesar de las recientes rentabilidades inferiores, sobreponderamos los bonos gubernamentales de los países periféricos de la eurozona. Prevemos una compresión adicional de los tipos debido a la ampliación de la expansión cuantitativa del Banco Central Europeo y otras medidas de política.
Global investment grade Global investment grade
Nuestra postura sobre el crédito de grado de inversión es neutral. Apreciamos poco margen para que se dé una compresión mayor de los diferenciales, ya que consideramos poco probable que las políticas de respuesta incluyan recortes de tipos más drásticos y más compras de activos. Las compras de activos por parte de los bancos centrales y el entorno de tipos generalmente estable continúan siendo favorables.
Global high yield
Global high yield
Mantenemos nuestra fuerte sobreponderación en el segmento high yield. Consideramos que las altas tasas de incumplimiento implícitas son demasiado pesimistas y el crédito high yield sigue siendo una fuente atractiva de ingresos en un mundo de rendimientos escasos.
Mercados emergentes - hard currency Emerging market - hard currency
HHemos infraponderado la deuda de mercados emergentes en USD debido a la propagación de la pandemia, a una marcada exposición a exportadores de energía y debido al margen de políticas limitado en algunas economías emergentes. Los riesgos de incumplimiento podrían estar siendo subestimados.
Mercados emergentes - local currency Value
Seguimos manteniendo una infraponderación en deuda de mercados emergentes en moneda local. Creemos que muchos países de ME no tienen la capacidad suficiente para controlar la propagación del virus y su margen de acción para amortiguar el impacto de la pandemia es limitado.
Renta fija asiática
Asia fixed income
Nuestra visión de la renta fija asiática es neutral. La contención de la pandemia en muchos países y la baja exposición a la energía son factores positivos. La reanudación de las tensiones entre EE.UU. y China y el efecto de las políticas chinas relativamente limitadas plantean riesgos.

Nota: Las vistas son desde una perspectiva en dólares estadounidenses. Este material representa una evaluación del entorno del mercado en un momento específico y no pretende ser un pronóstico o garantía de resultados futuros. No se debe confiar en esta información como asesoramiento de inversión con respecto a un fondo, estrategia o seguridad en particular.

El crecimiento sigue lento pero seguro

 

Los avances en el desarrollo de las vacunas para la COVID-19 refuerzan nuestra expectativa de que la reactivación económica ganará impulso de nuevo en 2021, a pesar de que los rebrotes y las nuevas restricciones puedan alterar la actividad en el corto plazo.

    • Creemos que los nuevos confinamientos en Europa provocarán una contracción en el PIB del cuarto trimestre y prevemos que el endurecimiento de las restricciones en EE.UU. derivarán en una contracción modesta en el primer trimestre de 2021.
    • Hasta la fecha, hay poca evidencia de daños permanentes en las economías en su conjunto, pero la transición a un mundo pos-COVID-19 podría ser dolorosa, especialmente para algunos sectores de mucho contacto si la movilidad se ve afectada durante un periodo de tiempo prolongado.
    • Implicación para el mercado: adoptamos una postura moderadamente favorable al riesgo y la expresamos mediante una sobreponderación en crédito high yield en un horizonte tanto estratégico como táctico. Estamos sobreponderados desde un punto de vista táctico en renta variable de EE.UU., ME y Asia excepto Japón y en el factor de estilo “tamaño” en EE.UU., e infraponderados en renta variable europea. Hemos cerrado nuestra infraponderación en deuda de ME.
Pausa en las bajas de tipos

 

La coordinación fiscal y monetaria desplegada en respuesta a la crisis causada por la COVID-19 constituye toda una revolución de las políticas. La Reserva Federal es el primer banco central que ha adaptado el marco de las políticas para permitir de forma explícita que la inflación sobrepase los objetivos, un ajuste deseable en el entorno actual, si bien la ausencia de protecciones adecuadas plantea inquietudes.

    • El total combinado de las medidas fiscales y monetarias abarca el impacto del virus en la economía tanto en EE.UU. como en la eurozona, según indica nuestro análisis. Las políticas de apoyo, tanto fiscal como monetario, siguen siendo cruciales antes de la distribución de las vacunas.
    • Los riesgos de agotamiento de las políticas están aumentando, especialmente en EE.UU., donde las medidas de apoyo vencerán a finales de año. Los riesgos de no alcanzar un acuerdo para un segundo paquete fiscal antes de la toma de posesión del presidente electo van en aumento. La Administración de Biden podría verse limitada en cuanto a la implementación de sus políticas planificadas clave, incluido un elevado gasto fiscal.
    • La inesperada propuesta del Tesoro de EE.UU. de finalizar varias medidas de emergencia de la Fed, en contra del deseo de esta última de prolongarlas, es indicativa del difícil trasfondo político para lograr un acuerdo de expansión fiscal. También pone en tela de juicio la independencia del banco central a largo plazo.
    • El Banco Central Europeo se ha comprometido a adoptar nuevas medidas en su reunión de diciembre. El fondo de recuperación histórico para Europa introduce la deuda mutualizada y la creación de bonos europeos de emisión conjunta para competir con otros activos percibidos como seguros. Aún debe ser aprobado por el Parlamento Europeo y los parlamentos nacionales.
    • La difuminación de los límites entre la política monetaria y fiscal significa que es crucial disponer de las protecciones adecuadas respecto a la coordinación de la política. En ausencia de estas protecciones, creemos que existe el riesgo de que los principales bancos centrales pierdan el control sobre las expectativas de inflación respecto a los niveles objetivo. Esto, unido a los cambios estructurales acelerados por la COVID-19 podría provocar un aumento de la inflación durante los próximos cinco años.
    • Implicación para el mercado: mantenemos una posición infraponderada en bonos gubernamentales nominales y favorecemos los bonos vinculados a la inflación en un horizonte tanto estratégico como táctico.
Aumentar la resiliencia

 

La aceleración de las tendencias estructurales está cambiando la naturaleza de la diversificación de las carteras. Creemos que los países, los sectores y las compañías volverán a escena como diversificadores en un mundo fragmentado y ofrecerán resiliencia respecto a estas tendencias.

    • La resiliencia de la cartera debe ir más allá de la simple diversificación entre clases de activos generales. Los inversores deberían tantear fuentes de rentabilidad alternativas que puedan aportar diversificación potencial.
    • En nuestra opinión, enfocarse en la sostenibilidad aumenta la resiliencia de las carteras. Creemos que la adopción de la inversión sostenible es un desplazamiento tectónico que conlleva una ventaja de rentabilidad durante varios años, y el impacto del coronavirus parece estar acelerando este cambio.
    • Implicación para el mercado: preferimos los activos sostenibles, los mercados privados y la diversificación deliberada entre países sobre una base estratégica. Hemos sobreponderado el factor calidad en un horizonte táctico y favorecemos los activos que cuentan con el apoyo de las políticas.
Mike Pyle
Global Chief Investment Strategist – BlackRock Investment Institute
Elga Bartsch
Head of Macro Research — BlackRock Investment Institute
Scott Thiel
Chief Fixed Income Strategist -BlackRock Investment Institute
Beata Harasim
Senior Investment Strategist -BlackRock Investment Institute