Cómo sortear la volatilidad de mercado

Armando Senra |27 abr 2020

Estamos en territorio desconocido. Nadie sabe con seguridad cuánto durará esta crisis, ni cuál será su impacto económico. Pero sí sabemos que pasará, tal como ha sucedido con todas las otras crisis a lo largo de la historia.

Lo más importante es mantener la calma cuando los mercados caen y moderar la euforia cuando están en alza. Las fluctuaciones de los mercados pueden dejar exhaustos incluso a sus participantes más experimentados. Quizás tenga sentido poner en práctica el “distanciamiento social” con tu portafolio y dejar de prestar atención a las subidas y bajadas diarias del mercado.

Lo que los inversionistas debieran hacer es concentrarse en el largo plazo. Creemos que una asignación de activos diversificada es fundamental para alcanzar los objetivos a largo plazo, y estar buscando el mejor momento para invertir. Después de todo, es extraordinariamente difícil seguir el ritmo del mercado e intentar vender cuando sube y comprar cuando cae. En el pasado, el índice S&P 500 tuvo un rendimiento promedio del 22% durante los seis meses siguientes a la venta masiva de 1962, y del 46% dos años más tarde1. Por difícil que parezca, si tienes un portafolio bien diversificado, es importante mantenerlo así.

Sin embargo, la situación de cada inversionista es diferente. Los objetivos, la tolerancia al riesgo y la situación actual del portafolio de un inversionista son asuntos importantes. Aunque no sugiero que hayamos tocado fondo, desde una perspectiva a largo plazo, los inversionistas deberían seguir controlando su asignación de activos y pensar en reajustar sus ponderaciones estratégicas o capitalizar las oportunidades que presenta la agitación actual.

Después de todo, un portafolio tradicional 60/40 (en otras palabras, compuesto en un 60% por acciones y en un 40% por bonos, que a menudo se utiliza como asignación representativa de la inversión a largo plazo) ahora sería un portafolio 51/49. Esto podría significar que tu portafolio no coincide con el riesgo que tú estás dispuesto a correr para alcanzar tus objetivos. La última vez que los mercados experimentaron este tipo de volatilidad (durante la crisis financiera de 2008/2009), los inversionistas que reajustaron su objetivo de asignación de activos cada vez que su portafolio se movía más del 5% de su objetivo tuvieron un desempeño 1,77% mayor que el de aquellos que no lo hicieron2. Aun así, aquellos que mantuvieron sus inversiones durante la crisis obtuvieron mejores resultados que aquellos que se perdieron la recuperación. Insisto, no se trata de intentar adivinar cuándo tocaremos fondo, sino simplemente mantener el curso para cumplir tus objetivos.

Desviación de un mes con respecto a la referencia de acciones en un portafolio 60/40, 2006-2020

Desviación de un mes con respecto a la referencia de acciones en un portafolio 60/40, 2006-2020

El rendimiento pasado no es un indicador confiable de los resultados actuales o futuros. No es posible invertir directamente en un índice. Fuentes: BlackRock Investment Institute, con datos de Refinitiv Datastream, marzo de 2020. Notas: El gráfico muestra la desviación de un mes móvil de la ponderación de acciones con respecto a la referencia en un portafolio hipotético 60/40 conformado por acciones en un 60% y bonos en un 40%. Utilizamos el índice MSCI World y el índice Bloomberg Barclays Global Aggregate Bond para representar las dos clases de activos.

Frente a este trasfondo, durante las últimas semanas hablé con varias instituciones, asesores financieros y otros inversionistas acerca de cómo están abordando esta agitación. Aquí te presento cinco ideas que ellos están implementando para ayudar a amortiguar el impacto en sus portafolios y hacerlo potencialmente más resiliente, todo ello mediante fondos que cotizan en bolsa iShares:

Mantener el núcleo: El núcleo de un portafolio es la base, que generalmente consiste en una combinación de acciones y bonos adecuados para los objetivos y la tolerancia al riesgo del inversionista. La velocidad de las recientes caídas del mercado significa que ahora sería un buen momento para que los inversionistas con perspectivas a largo plazo aumenten su portafolio de acciones bien diversificadas a través de una exposición a acciones de EE.UU. y otras exposiciones centrales para un portafolio. Como mencioné anteriormente, esto puede significar el ajuste del portafolio para retomar el objetivo de asignación estratégica de activos, más probablemente al “volver a arriesgarnos” con renta variable.

Concentrarse en exposiciones de emisoras con alta calidad: Es muy probable que estemos entrando en una recesión, aunque nadie sabe cuál podría ser su duración o su gravedad. Si ese es el caso, tiene sentido tener acciones de empresas de mayor calidad con flujos de caja sólidos, ganancias estables y bajos niveles de deuda. Estas son las empresas que, históricamente, han brindado cierta resiliencia a los portafolios.

Minimizar la volatilidad: Teniendo en cuenta la inestabilidad sin precedentes que estamos viendo en los mercados, algunos inversionistas desean intentar mitigar la volatilidad a la vez que mantienen la exposición a acciones. Los inversionistas han adoptado estrategias diseñadas para reducir el riesgo del mercado bursátil en general durante los últimos años, llamadas estrategias de volatilidad mínima. De hecho, estas estuvieron entre los fondos que cotizan en bolsa de mayor crecimiento en 2019.

Adoptar estrategias ambientales, sociales y de gobierno corporativo (environmental, social and governance, ESG): Creemos que las empresas con alta calificación ESG pueden tener un mejor desempeño en un entorno post-coronavirus y aportar resiliencia a los portafolios. Estas empresas tienden a tener atributos de calidad: balances sólidos, negocios estables y un fuerte gobierno corporativo. Generalmente tratan bien a sus empleados, así que pueden contratar y retener a los mejores trabajadores y hacer un uso eficiente de los recursos.

Aprender más sobre la inversión sustentable

Pensar en el futuro: Los inversionistas a largo plazo deben tomar en cuenta los cambios estructurales que están transformando nuestra economía y la sociedad. Por ejemplo, empresas con una gran exposición a diversas áreas que centran la atención actualmente, como datos en la nube y redes que permiten el trabajo remoto, reemplazo de tecnologías antiguas, creación de nuevos mercados y con el potencial de crear beneficios económicos positivos. Otra área que centra la atención está compuesta por los avances en materia de salud impulsados por los datos demográficos, ya que, por primera vez, los estadounidenses mayores de 65 años se preparan para superar en números a los menores de 18 años. Esta tendencia está impulsando más investigación y desarrollo y avances en dos de las áreas de avances médicos que generan más entusiasmo: genómica e inmunología, que no solo están en primera plana en la actualidad, sino que también se posicionan para ofrecer un futuro más saludable. Estos temas no solo son atractivos porque son prioritarios hoy; invertir en tales posiciones estratégicas de gran tendencia nos posiciona en el largo plazo ahora que muestran valoraciones incluso más atractivas ante la caída del mercado en general. Si bien algunas de estas áreas han visto una caída menor que el mercado general debido al aumento de la demanda a corto plazo, este hecho podría poner en relieve el atractivo a largo plazo que conllevan.

Una nota final: Cuando invertimos a largo plazo, elegir el vehículo de inversión correcto resulta fundamental. En estos tiempos turbulentos, los fondos iShares que cotizan en bolsa han demostrado ser un vehículo indispensable y de preferencia para los inversionistas. Pueden sentar bases sólidas para los portafolios de los inversionistas, aportando transparencia, eficiencia y calidad. Su resiliencia se hizo evidente en las últimas semanas, pero su valor a largo plazo es clave.

Fondos iShares relacionados

iShares Edge MSCI USA Quality Factor ETF (QUAL)
iShares Edge MSCI Min Vol USA ETF (USMV)
iShares Core S&P Total U.S. Stock Market ETF (ITOT)
iShares iBoxx $ Investment Grade Corporate Bond ETF (LQD)
iShares iBoxx $ High Yield Corporate Bond ETF (HYG)
iShares J.P. Morgan USD Emerging Markets Bond ETF (EMB)

Armando Senra
Director de iShares para América