DIRECTRICES DE INVERSIÓN

La siembra de primavera

29 may 2018
por Christopher Dhanraj

¿Se acabó el entusiasmo?

Las condiciones económicas que han respaldado los mercados en el último año siguen dando sus frutos, pero este año hemos observado una variedad de factores que pesan sobre el sentimiento de los inversores. Las preocupaciones por las subidas de los tipos de interés y las valoraciones de las acciones (a pesar de los sólidos beneficios), así como las posibles alteraciones del comercio y las nuevas regulaciones relativas a la tecnología, han llevado a una mayor volatilidad en 2018. Aún así, existen oportunidades en este mercado para aquellos con capacidad de concentración y disciplina.

Las condiciones siguen allanando el camino

La Reserva Federal (Fed) sigue adelante con su proceso de subida de los tipos de interés este año. Aún así, aunque las condiciones financieras se han vuelto moderadamente más estrictas, siguen siendo relativamente favorables, al menos según estándares históricos. En este entorno, resulta especialmente interesante observar el sector financiero. Las previsiones podrían mejorar si la curva de rendimiento, que se ha aplanado desde el comienzo del año, se pronuncia.

El mejor ataque es una buena defensa

La volatilidad ha aumentado aún más, pero en una era de tipos crecientes, lo que constituye una cobertura de cartera efectiva está cambiando. En lugar de "sucedáneos de bonos" de high yield, que podrían hacer más mal que bien en una era de mayores tipos e inflación en los EE. UU., nosotros apostaríamos por una asignación en empresas de calidad.

Mercados emergentes: Actualización de la inclusión de las acciones de clase A chinas

Este junio tiene lugar un acontecimiento de mercado importante: MSCI comenzará a incluir acciones de clase A de China, cotizadas en Shanghái, en sus índices clave, lo que ampliará la importancia de China en los índices de referencia clave. Las perspectivas económicas y de reformas nos hacen ser constructivos en cuanto a la renta variable china, pero la acción de MSCI tiene implicaciones importantes para los inversores y la forma en que piensan acerca de los mercados emergentes.

Oportunidades en los bonos con calificación crediticia

Aunque nos mantenemos en una posición de infraponderación en cuanto a la renta fija y neutrales en cuanto a los bonos con calificación crediticia dentro de la clase de activos, los diferenciales de compra-venta se han ampliado, y los niveles actuales presentan un valor razonable desde una perspectiva de diversificación general de la cartera. Creemos que vale la pena considerar las oportunidades en pagarés de floating rate, la exposición a tipos fijos con plazos de vencimiento más cortos o las posiciones con cobertura de tipos de interés.

El auge de las materias primas

Las materias primas han empezado el año con fuerza y han superado al S&P 500 Index en casi un 10 %1 . A este punto, la renta variable de energía puede tener más margen de crecimiento que las propias materias primas en el corto plazo, pero los inversores que busquen diversificar el riesgo o protegerse contra la inflación podrían considerar la exposición a las materias primas.

Descárgate el informe