Skip to content
VISIÓN DE MERCADO PARA LA SEGUNDA MITAD DE 2019

Comprar tiempo

BlackRock Investment Institute |08 jul 2019

El cambio clave en nuestra visión de mercado es que ahora vemos las fricciones comerciales y geopolíticas como el principal impulsor de la economía global y los mercados. Esto nos lleva a rebajar aún más nuestra perspectiva de crecimiento y tomar una postura de inversión modestamente más defensiva.

Paragraph-2,Bio-1
Paragraph-3,Bio-2
Paragraph-4,Bio-3
Paragraph-5,Bio-4

A favor y en contra
Cambios importantes en las visiones de activos de seis a 12 meses del BII, julio de 2019

Cambios importantes en las visiones de activos de seis a 12 meses del BII, julio de 2019.

Fuentes: BlackRock Investment Institute, julio de 2019. Notas: La tabla muestra las principales actualizaciones al alza y a la baja en las vistas de activos de seis a 12 meses del BlackRock Investment Institute. Consulta la página 15 de nuestra visión del mercado global de inversiones para la segunda mitad de año para obtener toda la información de nuestras vistas de activos.

Esperamos un cambio de rumbo significativo de los bancos centrales hacia la flexibilización monetaria para amortiguar la desaceleración. Creemos que este viraje de la política debería ampliar la larga expansión, y de hecho ya ha dado lugar a condiciones financieras más flexibles. La economía de EE.UU. acaba de alcanzar su capacidad plena, como se muestra en el gráfico a continuación, entrando así en una fase de final de ciclo que a menudo puede durar mucho tiempo.

Estirando el ciclo
Brecha de producción y etapas del ciclo económico de EE.UU., 1965-2019

Brecha de producción y etapas del ciclo económico de EE.UU., 1965-2019

Fuentes: BlackRock Investment Institute, con datos de Refinitiv Datastream, julio de 2019. Notas: Este gráfico muestra una estimación de la brecha de producción de EE.UU. (es decir, el PIB como porcentaje del PIB potencial). Hemos clasificado los diferentes periodos de tiempo en función de ciertas fases del ciclo económico a las que pertenecen. La clasificación de la fase se realiza a través de un "análisis en grupo" que agrupa periodos de tiempo en los que los ciclos económicos se han comportado de manera similar.

Seguimos siendo positivos con la renta variable de Estados Unidos en un contexto de valoraciones razonables. Los ingresos por cupón son clave en un mundo de baja rentabilidad y, como resultado, mejoramos la deuda de los mercados emergentes (ME). Sin embargo, creemos que los mercados son demasiado optimistas en cuanto a los esfuerzos de China para impulsar el crecimiento, lo que nos lleva a reducir la calificación de las renta variable de ME y Japón vinculadas a China.

El Banco Central Europeo (BCE) ha vuelto a implementar herramientas de estímulo, mientras que la Reserva Federal está a punto de recortar los tipos de interés a modo de seguro contra una recesión. Pensamos que el BCE cumplirá con las expectativas de estímulo. Cerramos nuestra infraponderación en renta variable europea y, como resultado, mejoramos la perspectiva para los bonos de la región. Por el contrario, consideramos que el grado de flexibilización de la Fed que los mercados esperan es excesivo, dado que vemos riesgos limitados de recesión a corto plazo. Podríamos ver una recuperación de las rentabilidades. Esto nos lleva a rebajar la valoración de los bonos del Tesoro de EE.UU. a corto plazo.

EE.UU. y China han entrado en una competencia estratégica que consideramos que es estructural y persistente. Las consecuencias de ello es un retroceso potencial en las tendencias de globalización, que han durado décadas y han disminuido gradualmente la inflación y expandido los márgenes de ganancias corporativas. ¿Podría esto resultar finalmente en una crisis de oferta que empuje a la baja el crecimiento tendencial y termine con la desinflación? Este es un escenario para el que los mercados no están preparados, y podría dar lugar a rentabilidades negativas tanto en renta variable como en renta fija. Preferimos reducir el riesgo general recaudando algo de efectivo, pero aún vemos un papel importante en los bonos gubernamentales a largo plazo como estabilizadores de cartera, especialmente en un horizonte a medio plazo.

Descargar informe

Presentamos tres nuevos temas de inversión para 2019 a medida que afloran las disputas comerciales y tensiones geopolíticas.

Empuje proteccionista

Estamos reduciendo nuestra perspectiva de crecimiento global debido a que las disputas comerciales y las tensiones geopolíticas más amplias están provocando una mayor incertidumbre macro. La gama de posibles resultados económicos y de mercado más adelante se ha ampliado. Prevemos una pausa en el crecimiento de China debido a la imposición de los aranceles estadounidenses.

Lo que implica: Estamos a favor de reducir el riesgo en medio del aumento del proteccionismo, incluso a favor de recaudar efectivo.

Estirando el ciclo

El cambio decisivo hacia un tono moderado de los bancos centrales ha deprimido las rentabilidades a largo plazo y debería ayudar a ampliar la larga expansión. En nuestra opinión, esto crea un entorno benigno a corto plazo para los activos de riesgo, aunque la incertidumbre en torno a las perspectivas ha aumentado.

Lo que implica: Mantenemos una actitud positiva con respecto a la renta variable de EE.UU. y nos gusta el potencial de ingresos de la deuda de ME en un mundo de bajas rentabilidades.

 

Aumentar la resiliencia

Creemos que la resiliencia de la cartera es crucial en un momento de alta incertidumbre macro. Definimos la resiliencia como la capacidad de una cartera para soportar una variedad de condiciones adversas, tanto de forma tácticamente defensiva como estratégicamente a lo largo de los ciclos.

Lo que implica: Los bonos gubernamentales desempeñan un papel importante en la construcción de la resiliencia de la cartera, incluso a bajos niveles de rentabilidad.

Nuestro Foro sobre las perspectivas celebrado el 12 y 13 de junio en Londres reunió a aproximadamente 100 profesionales de la inversión de BlackRock para debatir las perspectivas de la economía global, las políticas y los mercados. Estos debates incluyeron las perspectivas de inflación en un mundo que se está desglobalizando, la importancia de la competencia entre Estados Unidos y China y los desafíos de políticas a los que hacen frente los bancos centrales.

Régimen de baja inflación
Conmociones inflacionarias de Estados Unidos y correlación entre bonos gubernamentales y renta variable, 1965-2019

Conmociones inflacionarias de Estados Unidos y correlación entre bonos gubernamentales y renta variable, 1965-2019

Fuentes: BlackRock Investment Institute, Oficina de Análisis Económico de Estados Unidos y Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos, con datos de Haver Analytics y Refinitiv Datastream, julio de 2019. Notas: El gráfico superior muestra las expectativas de inflación no satisfechas de EE.UU. (Inflación real menos las expectativas de inflación). Utilizamos un modelo estadístico para estimar las expectativas de inflación desde 1965, basándonos en la relación entre el Índice de Precios al Consumo (IPC) real y el PIB de EE.UU. y los tipos de interés durante los últimos tres años. Utilizamos estas regresiones para estimar la tasa de inflación anual esperada en tres meses. Mostramos la diferencia entre el resultado del IPC real y el esperado. El gráfico inferior muestra la correlación del bono del Tesoro de EE.UU. a 10 años y el S&P 500 Index en periodos de tres años basados en lecturas mensuales. Una lectura de correlación de 1 sugiere que los dos se mueven a la par, y una lectura de -1 sugiere que sus movimientos son completamente opuestos.

Los inversores se han acostumbrado a un mundo donde la inflación es baja, y las sorpresas de inflación casi siempre son hacia esa dirección. Nuestro indicador de conmoción inflacionaria en el gráfico superior muestra cómo la inflación ha quedado en general por debajo de las expectativas desde la década de 1980. Esto ha ocurrido en un entorno en gran parte carente de crisis macro de oferta, como las del petróleo en la década de 1970, que frenan el crecimiento y aumentan la inflación. Y las decepciones del crecimiento tienden a venir con una inflación más baja, característica de las crisis de demanda.

Como resultado, los bonos han tendido a amortiguar las carteras durante las olas de ventas de renta variable que se producen en tales periodos. El gráfico inferior muestra la correlación negativa entre las rentabilidades de renta variable y las de renta fija durante un periodo de baja inflación. ¿El riesgo? El proteccionismo comercial y la desglobalización podrían revertir algunos de estos beneficios a lo largo del tiempo y servir como una crisis de oferta negativa que haga que suban los precios, frene el crecimiento de la productividad y reduzca los resultados económicos, un escenario por el que los inversores no han tenido que preocuparse durante décadas.

Otros debates clave destacados de nuestra publicación de visión de mercado para la segunda mitad de año: la importancia de la competencia entre Estados Unidos y China, las perspectivas para la economía de China y qué significan las rentabilidades "bajas por más tiempo" de los bonos para los inversores.

Descargar informe

Los inversores hacen frente al desafío de poderosas contracorrientes en el corto plazo. Por un lado, la incertidumbre macro está aumentando y los precios de los activos han subido mucho este año. Por otro lado, la política monetaria ha virado hacia la flexibilización y muchas valoraciones de activos de riesgo aún parecen razonables. Esto nos lleva a adoptar una postura modestamente más defensiva y a la vez seguir favoreciendo los activos de riesgo con una atractiva relación riesgo/recompensa. Aquí están nuestras visiones de activos detalladas:

Visión sobre clases de activos

Perspectivas tácticas sobre algunos activos, junio de 2019

 

Clase de activos Perspectiva Comentarios
Renta variable EE.UU. icon-up Una combinación de políticas favorables y la perspectiva de un ciclo ampliado sustentan nuestra visión positiva. Las valoraciones todavía parecen razonables en este contexto. Desde la perspectiva de los factores, nos gusta el momentum y la volatilidad mínima (min-vol), pero nos hemos hecho neutrales en cuanto a la calidad debido a las elevadas valoraciones.
Europa icon-neutral Hemos actualizado la visión de la renta variable europea a neutral. Opinamos que los activos de riesgo europeos están ligeramente sobrevalorados frente al entorno macro, pero la adopción de un tono moderado por parte del Banco Central Europeo (BCE) debería proporcionar una compensación. Las disputas comerciales, la desaceleración de China y los riesgos políticos son desafíos clave.
Japón icon-down Hemos actualizado la visión de la renta variable japonesa a una infraponderación. Creemos que es particularmente vulnerable a una desaceleración de China, con un Banco de Japón que aún es acomodaticio pero con restricciones en cuanto a las políticas. Otros desafíos incluyen la desaceleración del crecimiento global y el inminente aumento del impuesto sobre el consumo.
ME icon-neutral Hemos actualizado la visión de la renta variable de mercados emergentes a neutral en medio de lo que consideramos expectativas de mercado demasiado optimistas para el estímulo chino. Vemos las mayores oportunidades en América Latina, concretamente en países como México y Brasil, donde las valoraciones son atractivas y el entorno macro es estable. Una Fed acomodaticia sirve de apoyo a nivel global, en particular para los países de ME con grandes cargas de deuda externa.
Asia excluido Japón icon-down Hemos actualizado la visión de la renta variable de Asia, excluyendo Japón, a la infraponderación debido a la exposición de la región a China. Una desaceleración o interrupción en el comercio global peor de la esperada plantearía riesgos a la baja. Más bien preferimos asumir riesgos en los instrumentos de deuda de la región.
Renta fija Bonos gubernamentales de EE.UU. icon-down Hemos actualizado la visión anteriormente neutral de los bonos del Tesoro de EE.UU. a la infraponderación. Las expectativas del mercado de la flexibilización de la Fed parecen excesivas, lo que nos hace ser cautos con respecto a las valoraciones de los bonos del Tesoro, especialmente con vencimientos más cortos. Sin embargo, aún vemos los bonos gubernamentales a largo plazo como un contrapeso efectivo contra las olas de ventas de activos de riesgo.
Bonos municipales de EE.UU. icon-up Las valoraciones de los bonos municipales son elevadas, pero la clase de activos ha quedado rezagada respecto al repunte de los bonos del Tesoro de EE.UU. Las dinámicas de oferta favorables, la demanda estacional y la mejora en general de los indicadores económicos deberían impulsar la rentabilidad superior de los bonos municipales. El ajuste fiscal también ha hecho que la exención de impuestos para los bonos municipales sea más atractiva.
Crédito de EE.UU. icon-neutral Somos neutrales en cuanto al crédito de EE.UU. después de que los grandes resultados de la primera mitad de 2019 hicieran que la rentabilidad alcanzara mínimos de dos años. Una política monetaria más flexible que pueda alargar este ciclo, la nueva emisión restringida y un comportamiento corporativo conservador apoyan los mercados de crédito. El crédito high yield y con grado de inversión sigue siendo una parte clave de nuestra tesis de ingresos.
Bonos soberanos europeos icon-up Hemos actualizado la visión de los bonos gubernamentales europeos a la sobreponderación porque esperamos que el BCE cumpla, o incluso supere, las expectativas de estímulo. Las rentabilidades parecen atractivas para los inversores cubiertos en dólares estadounidenses gracias al elevado diferencial del tipo de interés entre el euro y el dólar. Una curva de tipos relativamente pronunciada es una ventaja para los inversores de la eurozona.
Crédito europeo icon-neutral Hemos actualizado la visión del crédito europeo a neutral. La nueva flexibilización de las políticas del BCE debería incluir la compra de bonos corporativos El cambio hacia tipos "más bajos por más tiempo" del BCE debería ayudar a limitar la volatilidad del mercado. Los bancos europeos están mucho mejor capitalizados después de años de reparación del balance. Incluso con diferenciales más estrechos, el crédito debería ofrecer ingresos atractivos tanto para los inversores europeos como para los inversores globales con una cobertura de divisas.
Deuda de ME icon-up Hemos actualizado la visión de los bonos de ME a la sobreponderación debido a su potencial de ingresos. El cambio hacia un tono moderado de la Fed ha impulsado el repunte de los tipos locales y ha ayudado a las divisas locales a recuperarse frente al dólar estadounidense. Creemos que los mercados de divisa local tienen mucho por recorrer y los preferimos frente a los mercados de dólar. Vemos oportunidades en América Latina y en países que no estén directamente expuestos a las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China.
Renta fija asiática icon-neutral El cambio hacia un tono moderado de la Fed y el BCE proporciona a los bancos centrales asiáticos margen para la flexibilización. La estabilidad de las divisas es otro factor positivo. Sin embargo, las valoraciones han subido después de un fuerte repunte, y vemos que los riesgos geopolíticos aumentarán. Como resultado, hemos reducido el riesgo en general y hemos mejorado la calidad del crédito.

icon-up Sobreponderación     icon-neutral Neutral     icon-downInfraponderación

*Nota: Las visiones son desde la perspectiva del dólar estadounidense a junio de 2019 y pueden cambiar en cualquier momento debido a cambios en las condiciones económicas o del mercado. Este material representa un análisis del escenario del mercado en un momento específico y no pretende ser un pronóstico o una garantía de resultados futuros. Esta información no debe ser utilizada como análisis o asesoramiento de inversión con respecto a ningún fondo, estrategia o valor en particular.

Descargar informe

Philipp Hildebrand
Vice Chairman
Philipp Hildebrand, Vice Chairman of BlackRock, is a member of the firm's Global Executive Committee.
Jean Boivin
Head of BlackRock Investment Institute
Elga Bartsch
Head of Macro Research, BlackRock Investment Institute
Mike Pyle
Chief Investment Strategist, BlackRock Investment Institute.
Scott Thiel
Chief Fixed Income Strategist, BlackRock Investment Institute
Scott Thiel, Managing Director, is BlackRock's Chief Fixed Income Strategist with responsibilities in developing BlackRock's strategic and tactical views.
Elga Bartsch
Head of Macro Research, BlackRock Investment Institute
Elga Bartsch, PhD, Managing Director, heads up economic and markets research at the Blackrock Investment Institute (BII).
Mike Pyle
Chief Investment Strategist, BlackRock Investment Institute
Mike Pyle, CFA, Managing Director, is Global Chief Investment Strategist for BlackRock, leading the Investment Strategy function within the BlackRock Investment
Scott Thiel
Chief Fixed Income Strategist, BlackRock Investment Institute
Scott Thiel, Managing Director, is Chief Fixed Income Strategist for BlackRock and a member of the BlackRock Investment Institute (BII).
Thomas Donilon
Chairman of the BlackRock Investment Institute
Thomas E. Donilon is Chairman of the BlackRock Investment Institute. He served as National Security Advisor to President Barack Obama.
Elga Bartsch
Head of Macro Research, BlackRock Investment Institute
Vivek Paul
Senior Portfolio Strategist, BlackRock Investment Institute
Ben Powell
Chief Investment Strategist for APAC, BlackRock Investment Institute
Mike Pyle
Chief Investment Strategist, BlackRock Investment Institute
Mike Pyle, CFA, Managing Director, is Global Chief Investment Strategist for BlackRock, leading the Investment Strategy function within the BlackRock Investment
Scott Thiel
Chief Fixed Income Strategist, BlackRock Investment Institute
Scott Thiel, Managing Director, is Chief Fixed Income Strategist for BlackRock and a member of the BlackRock Investment Institute (BII).