VISIÓN DE MERCADO PARA 2019

Nuestra visión de mercado más reciente

14 dic 2018
por BlackRock Investment Institute

Identificamos tres nuevos temas de mercado y actualizamos nuestra visión sobre los diferentes activos para 2019. Vemos un crecimiento en la economía global y una disminución de los resultados corporativos, y esperamos que la Reserva Federal se vuelva más dependiente de los datos a la hora de subir los tipos. Para los inversores, una mayor incertidumbre requiere un equilibrio entre el riesgo y la recompensa.

Paragraph-2,Video Player-1,Accordion-1
Paragraph-3,Video Player-2,Accordion-2
Paragraph-4,Video Player-3,Accordion-3

Pensamos que el crecimiento global se desacelerará el próximo año y vemos que el crecimiento de EE.UU. se estabilizará a un nivel mucho más alto que en otras regiones, por más que los efectos del estímulo fiscal de 2018 se desvanezcan. Los mercados son vulnerables a los temores de que haya una desaceleración a la vuelta de la esquina, incluso cuando consideramos que el riesgo real de una recesión en EE.UU. es bajo para 2019. El crecimiento de los resultados empresariales en todo el mundo también se moderará en 2019, conforme a las perspectivas de crecimiento más moderadas.

Estamos hablando de una desaceleración en el ritmo del crecimiento económico, no necesariamente un fin de
la expansión.

- Kate Moore, Chief Equity Strategist, BlackRock Investment Institute
  • Ver subtítulos

    Kate Moore :

    El primer tema de nuestra visión de mercado para 2019 es la desaceleración del crecimiento. Pero seamos claros, estamos hablando de una desaceleración en el ritmo del crecimiento económico, no necesariamente un fin de la expansión. De hecho, vemos que la expansión económica global continuará no solo hasta 2019, sino hasta 2020. Esto también es importante porque a principios de 2018, realmente estábamos exponiendo una visión de expansión continuada y sincronizada. Pero en el próximo año esperamos que la tasa de crecimiento de diferentes regiones y países varíe significativamente. Esto llevará a oportunidades de inversión e implicaciones significativas para los activos de riesgo en todas las diferentes regiones. También hablamos sobre una desaceleración en el ritmo de crecimiento de los beneficios en 2019, y así como hemos hecho con el crecimiento económico, también queremos dejar claro que estamos hablando de una desaceleración del ritmo, y no de un final de lo que esperamos sea una expansión de beneficios continuada en los próximos años. Entonces, ¿cuáles son las implicaciones para la inversión? En un mundo donde el crecimiento se está desacelerando, pero en el que sigue aumentando, y donde el crecimiento de los beneficios va a ser menor que en 2018, creemos que los inversores deben ser mucho más y tácticos y diferenciarse en sus carteras de lo que lo fueron al comienzo del ciclo. Esto conduce a oportunidades en diferentes regiones y sectores. Nuestras dos regiones favoritas, en función tanto del crecimiento económico como del crecimiento de los resultados empresariales, son Estados Unidos y los mercados emergentes, liderados por China. Creemos que ambos se han adaptado a los cambios en la política durante este año, y están bien posicionados para obtener rentabilidades superiores durante el próximo.

Vemos que la dinámica según la cual las condiciones financieras más estrictas empujan las rentabilidades al alza (y las valoraciones a la baja) perderá fuelle en 2019. ¿Por qué? Los tipos estadounidenses se están acercando al neutral, es decir, al nivel al que la política monetaria ni estimula ni limita el crecimiento. Estimamos el tipo neutral actual en alrededor del 3,5%, justo en el medio del rango para los tipos de largo plazo de 2,5% a 3,5% identificado por la Fed. Sin embargo, esperamos que la Fed detenga su ritmo trimestral de subidas en medio de la desaceleración del crecimiento y la inflación en 2019.

Ahora, según nuestro indicador, vemos que las condiciones financieras son más estrictas, pero siguen siendo relativamente flexibles.

- Terry Simpson, Multi-Asset Investment Strategist, BlackRock Investment Institute
  • Ver subtítulos

    Terry Simpson :

    El segundo tema de nuestra visión de mercado para el año que viene es la aproximación al tipo neutral. Es cierto que la Reserva Federal se está acercando a su tipo neutral, que es aquel que ni estimula ni limita el crecimiento económico. Sin embargo, según nuestras estimaciones, todavía creemos que la Reserva Federal está muy por debajo del nivel del tipo neutral en la economía. No obstante, también es cierto que las condiciones financieras se están endureciendo. Tenemos que entender que la Reserva Federal ha estado incrementando los tipos de interés desde 2015, además de continuar normalizando sus balances. Ahora, según nuestro indicador, vemos que las condiciones financieras son más estrictas, pero también debemos decir que siguen siendo relativamente flexibles. Al otro lado del charco, vemos que el Banco Central Europeo y el Banco de Japón siguen estando muy lejos de una política monetaria completamente normalizada.

La creciente incertidumbre, principalmente en torno al impacto del aumento de los conflictos comerciales, apunta a la necesidad de activos de calidad en las carteras. Sin embargo, para construir carteras más resilientes no solo basta con reducir el riesgo, ya que un posicionamiento excesivamente defensivo puede socavar los objetivos a largo plazo de los inversores. Abogamos por las exposiciones a los bonos gubernamentales como un amortiguador de cartera, flanqueado por asignaciones de alta confianza en áreas que ofrecen una compensación atractiva por el riesgo.

De cara al 2019 se requiere un enfoque de extremos para construir carteras con el objetivo de mitigar parte de la incertidumbre que prevemos.

- Terry Simpson, Multi-Asset Investment Strategist, BlackRock Investment Institute
  • Ver subtítulos

    Terry Simpson :

    Esto nos lleva a nombrar nuestro tercer tema: Equilibrio riesgo/recompensa. En 2018, lo que vimos fue que la incertidumbre explicaba una mayor parte de las rentabilidades de los activos de riesgo. Entonces, ¿qué deberíamos hacer para mitigar esa incertidumbre en las carteras? Una de las cosas en las que siempre nos hemos centrado en BlackRock es en aconsejar a nuestros clientes que construyan carteras resilientes. Sin embargo, para crear carteras resilientes no basta con reducir el riesgo. Esto se debe a que adoptar una posición demasiado defensiva en tu cartera puede afectar a algunos de tus objetivos estratégicos. Nosotros abogamos por un enfoque de extremos. Por un lado, las exposiciones principales a activos defensivos como los bonos del Tesoro estadounidenses de corta duración, que son atractivos gracias a su nivel de rentabilidad, así como a la renta variable de calidad o el factor calidad. En el otro extremo de ese enfoque, tenemos que pensar en los activos de riesgo que deberían ser beneficiosos en caso de observar una reducción de la incertidumbre, así como una reducción de las tensiones comerciales, es decir, esos activos que básicamente ofrecen primas de riesgo atractivas dado el declive que hemos visto en 2018. Así, pues, de cara al 2019 se requiere un enfoque de extremos para construir carteras con el objetivo de mitigar parte de la incertidumbre que prevemos".

Miedos crecientes de recesión

Este ciclo ha sido largo y poco profundo, y aún le queda recorrido, en nuestra opinión. ¿Pero cuánto? Nuestro análisis sugiere que la probabilidad a un año vista de una recesión en EE.UU. sigue siendo relativamente baja, según nuestra hipótesis de continua expansión económica en 2019. Sin embargo, las probabilidades aumentarán de manera constante a partir de entonces, con una probabilidad acumulada de más del 50% de que la recesión se produzca en 2021. Consulta el gráfico Reloj de recesión.

Punto clave
"Vemos que la actual expansión económica se extenderá hasta 2019, pero la probabilidad de una recesión aumenta a partir de entonces a medida que el ciclo envejece.”
Leer más Leer más

Cambios geopolíticos

Las fricciones comerciales siguen siendo elevadas, pero parece que los mercados las están teniendo más en cuenta que hace un año. Es Europa la que nos tiene preocupados. No esperamos alarmas inmediatas en la región, pero creemos que los inversores pueden estar subestimando las amenazas a medio plazo para la unidad europea. Consulta la plataforma de riesgo geopolítico de BlackRock para conocer nuestro análisis de la atención del mercado a nuestros principales 10 riesgos geopolíticos. Algunos activos europeos, como la renta variable italiana y el sector financiero, han sufrido grandes pérdidas en el pasado, cuando los riesgos de fragmentación europea aumentaron. Consulta el gráfico Tensión geopolítica.

Punto clave
"Los riesgos políticos europeos podrían estar siendo subestimados, mientras que las fricciones comerciales parecen estar influyendo más en los precios de los activos respecto a hace un año."
Leer más Leer más

Renta fija

El incremento de los tipos ha vuelto a convertir a los bonos estadounidenses de corto plazo en una fuente atractiva de ingresos. Los bonos del Tesoro a dos años ahora ofrecen alrededor del 90% de la rentabilidad a 10 años con solo una quinta parte del riesgo de duración. El panorama parece similar en el crédito. Consulta el gráfico El corto plazo supera al largo plazo. Sin embargo, nos estamos preparando para una deuda de más duración como un amortiguador de cartera contra las preocupaciones de recesión y una fuente potencial de capital en caso de que la curva de tipos se invierta. En general, las mayores rentabilidades y los beneficios de diversificación nos hacen adoptar una postura más optimista en cuanto a los bonos gubernamentales de EE.UU. Preferimos tomar riesgos en renta variable y no en crédito.

Punto clave
“Una curva de tipos plana en EE.UU. significa que los bonos de corta duración ofrecen ingresos atractivos.”
Leer más Leer más

Renta variable

La calidad es clave a medida que el ciclo madura. Nuestros marcadores de calidad incluyen la fortaleza en el flujo de liquidez disponible, el crecimiento y los balances generales. Un sector donde se dan estas condiciones es el de la salud. El sector también muestra una baja sensibilidad al crecimiento global, que históricamente ha brindado resiliencia en las últimas etapas del ciclo. Consulta el gráfico En busca de indicadores económicos en el sector de la salud. Nuestra visión positiva está respaldada además por las tendencias demográficas y de innovación favorables, así como por una perspectiva de sólidos resultados empresariales entre los sectores defensivos.

Punto clave
“El sector de la salud es un sector favorecido en 2019 por su atractivo potencial en las últimas etapas del ciclo."
Leer más Leer más

Visión sobre clases de activos

Visión desde la perspectiva del dólar estadounidense con un horizonte de tres meses

 

Clases de activos Perspectiva Comentarios
Renta variable EE.UU. icon-up Los sólidos resultados corporativos y el fuerte crecimiento económico respaldan nuestra opinión positiva. Tenemos una creciente preferencia por las compañías de calidad con balances sólidos a medida que las perspectivas macroeconómicas y de resultados empresariales de 2019 se vuelven más inciertas. El sector de la salud se encuentra entre nuestros sectores favoritos.
Europa icon-down El crecimiento relativamente moderado de los resultados empresariales, el débil momentum económico y los riesgos políticos presentan desafíos. La inclinación hacia el valor resta atractivo a Europa en ausencia de un catalizador claro para rentabilidades superiores del factor value. Preferimos nombres de mayor calidad y con orientación global.
Japón icon-neutral Vemos la debilidad del yen, los sólidos datos corporativos fundamentales y las valoraciones baratas como factores favorables, pero seguiremos esperando un catalizador claro que impulse una rentabilidad excelente continuada. Otros aspectos positivos incluyen el comportamiento corporativo favorable a los accionistas, la compra de acciones del banco central y la estabilidad política.
ME icon-up Las valoraciones atractivas, junto con un contexto de reformas económicas y un crecimiento firme de los resultados empresariales proporcionan argumentos a favor de la renta variable de los ME. Consideramos que los riesgos de contagio financiero son bajos. Es probable que persista la incertidumbre en torno al comercio, si bien se ha tenido en cuenta gran parte de esta en los precios. Vemos las mejores oportunidades en los mercados emergentes asiáticos.
Asia excluido Japón icon-up La coyuntura económica y de resultados empresariales es alentadora, con resiliencia en el medio plazo en China y sólidos resultados corporativos. Nos gustan determinados mercados del sudeste asiático, pero reconocemos que una desaceleración peor de la esperada en China o una alteración del comercio global supondrían riesgos para toda la región.
Renta fija Bonos gubernamentales de EE.UU. icon-neutral Las mayores rentabilidades y una curva más plana después de una serie de subidas de tipos de la Fed hacen de los bonos de corto y medio plazo una fuente de ingresos más atractiva. Los vencimientos más largos también están ganando atractivo como una compensación del riesgo de la renta variable, particularmente a medida que la Fed se acerca más al tipo neutral y la presión alcista sobre los tipos es más limitada. Vemos un valor razonable en las hipotecas. La deuda vinculada a la inflación se ha abaratado, pero no vemos un catalizador claro de rentabilidades excelentes.
Bonos municipales de EE.UU. icon-neutral La sólida demanda de los inversores minoristas y una oferta moderada sirven de respaldo, pero el aumento de los tipos podría pesar sobre la rentabilidad absoluta. Preferimos una posición de duración neutra y un sesgo hacia la alta calidad en el corto plazo. Favorecemos una estrategia de equilibrio centrada en vencimientos a dos y veinte años.
Crédito de EE.UU. icon-neutral Los fundamentos sólidos apoyan los mercados de crédito, pero las preocupaciones económicas de último ciclo representan un riesgo para las valoraciones. Estamos a favor de una posición de calidad superior con una preferencia por el crédito de grado de inversión. Tenemos una visión equilibrada entre los bonos de alto rendimiento y los préstamos.
Bonos soberanos europeos icon-down Las rentabilidades son relativamente poco atractivas y vulnerables a cualquier repunte del crecimiento. Los crecientes diferenciales de tipos han hecho que los bonos soberanos europeos sean más atractivos para los inversores globales con cobertura de divisas. Los diferenciales italianos reflejan bastante riesgo.
Crédito europeo icon-neutral Las valoraciones son atractivas, particularmente con cobertura para los inversores en dólar estadounidense. Vemos oportunidades en el sector industrial, pero somos cautelosos en otros sectores cíclicos. Preferimos la deuda principal del sector financiero, que se beneficiaría de cualquier nueva ronda de compras de activos del BCE, a la deuda subordinada de este sector. Preferimos el crédito europeo al de Reino Unido en medio de los riesgos del Brexit. La incertidumbre política es motivo de preocupación.
Deuda de ME icon-neutral Preferimos deuda en dólares frente a divisa local y deuda corporativa de mercados desarrollados. La cada vez más lenta oferta y los datos macroeconómicos ampliamente sólidos de los ME se suman al atractivo relativo de la deuda de ME en dólar. Los conflictos comerciales y el endurecimiento de las condiciones financieras globales requieren un enfoque selectivo.
Renta fija asiática icon-neutral La estabilidad de los datos macroeconómicos, el abaratamiento de las valoraciones y la disminución de la emisión son un respaldo. La representación de China en el universo de deuda de la región está aumentando. Un crecimiento de mayor calidad y un enfoque en la reforma del sector financiero son aspectos positivos a largo plazo, pero una rápida desaceleración en el crecimiento de China supondría un desafío.
Otros Materias primas y divisas * Es probable que una reversión del exceso de oferta reciente respalde los precios del petróleo. Cualquier relajación de las tensiones comerciales podría indicar un aumento de los precios de los metales industriales. Somos neutrales en cuanto al dólar estadounidense. Mantiene el atractivo de "refugio seguro", pero las ganancias podrían verse limitadas por una alta valoración y una reducción de la brecha de crecimiento con el resto del mundo.

icon-up Sobreponderación icon-neutral Neutral     icon-down Infraponderación

* Dada la amplitud de esta categoría, no ofrecemos una visión consolidada.

Richard Turnill
Global Chief Investment Strategist
Richard Turnill, Managing Director, is Global Chief Investment Strategist for BlackRock, leading the Investment Strategy Function within the BlackRock ...
Elga Bartsch
Head of Economic and Markets Research
Isabelle Mateos y Lago
Global Macro Strategist, BlackRock Investment Institute
Isabelle Mateos y Lago, Managing Director, is a global macro investment strategist in the Investment Strategy team of the BlackRock Investment Institute. The ...
Kate Moore
Chief Equity Strategist, Americas
Kate Moore, Managing Director, is Chief Equity Strategist – Americas for BlackRock and is a member of the BlackRock Investment Institute. She is responsible for ...