Un niño juega con un avión de juguete.
VISIÓN DE MERCADO PARA 2021

Un nuevo paradigma de inversión

El COVID-19 ha acelerado cambios significativos en el funcionamiento de las economías y las sociedades en cuatro dimensiones: la sostenibilidad, la desigualdad, la geopolítica y la revolución conjunta de las políticas macroeconómicas. Creemos que esto requiere un replanteamiento fundamental de la asignación de activos.
Temas de inversión
01

La nueva normalidad

Prevemos un crecimiento más sólido y unos tipos de interés reales mas bajos a medida que se acelera el reinicio económico y los bancos centrales limitan el aumento de los tipos de interés nominales. Estamos infraponderados en deuda gubernamental y prevemos que la renta variable se verá impulsada por la caída de los tipos reales.

02

La globalización se ha reconfigurado

El COVID ha acelerado la tranformacion geopolítica, un orden mundial bipolar entre Estados Unidos y China y una reconfiguración de las cadenas de suministro globales, lo que da más importancia a la resiliencia que a la eficiencia. Priorizamos la diversificación en cuanto a países y la sobreponderación de China respecto al índice de referencia.

03

Aceleración de las transformaciones

La pandemia ha impulsado las tendencias estructurales preexistentes, como un mayor foco en la sostenibilidad, el aumento de la desigualdad y el predominio del comercio electrónico a expensas de la distribución minorista tradicional. Priorizamos los activos sostenibles en un contexto de creciente preferencia social por la sostenibilidad.

Un nuevo manual de juego

Creemos que el manual tradicional del ciclo empresarial no sirve en tiempos de pandemia. Consideramos que la conmoción es más parecida a la de un desastre natural a gran escala seguido de un rápido reinicio económico. Al principio de la crisis, estimamos que las pérdidas económicas acumuladas definitivas —lo más relevante para los mercados financieros— probablemente serían una fracción de las registradas a raíz de la crisis financiera global.

Esta opinión estaba condicionada a la presencia de un sólido apoyo en forma de políticias fiscales para ayudar a los hogares y las empresas a superar la falta de ingresos. Los primeros resultados de los ensayos de las vacunas para el COVID-19 nos dan mayor confianza en este contexto. Sugieren que el reinicio económico puede reacelerarse considerablemente en 2021, a medida que se libere la demanda acumulada. Es probable que los mercados se apresuren a descontar un reinicio económico total, ante una mayor visibilidad sobre las perspectivas.

Reiniciar los desafíos

EE. UU. y Europa se enfrentan a desafíos a muy corto plazo: El rebrote de los casos de coronavirus puede dar lugar a una contracción económica directa. Los riesgos de fatiga política aumentan, especialmente en EE.UU., en un momento en el que el apoyo político es vital para limitar cualquier cicatriz económica permanente. Sin embargo, las noticias positivas sobre la vacuna cambian las reglas del juego, ya que ahora sabemos que estamos construyendo un puente hacia algún lugar, lo que brinda claridad a los responsables políticos, las empresas y los mercados sobre cómo superar la pandemia de COVID-19.

Resiliencia para la cartera

Por consiguiente, somos partidarios de mirar más allá de la volatilidad del mercado a corto plazo. Aumentamos nuestra postura general de predisposición al riesgo con una revisión al alza de la renta variable sobre una base táctica, y priorizamos una perspectiva sectorial. Nos gusta la tecnología y la atención sanitaria debido a los cambios transformadores que la pandemia ha traído consigo, y las equilibramos con una preferencia por los principales beneficiarios del reinicio económico, como la renta variable emergente y las pequeñas capitalizaciones de Estados Unidos. Estamos sobreponderados en renta variable asiática (excl. Japón) y en renta fija asiática ante la efectiva respuesta de la región al virus, y priorizamos los activos expuestos al crecimiento de China.

Los bancos centrales parecen comprometidos a limitar cualquier aumento de los tipos nominales, aunque haya un repunte de la inflación. Los inversores necesitarán un nuevo manual para capear esta situación. Infraponderamos la deuda pública y mantenemos una asignación estratégica superior a la renta variable que en los períodos habituales de inflación.

La sostenibilidad es clave para nuestra visión, ya que identificamos un movimiento tectónico hacia los activos sostenibles que se desarrollará durante varias décadas. Contrariamente a lo que se pensaba, esperamos que este cambio ayude a mejorar los beneficios. La exposición a mercados privados es una forma de generar resiliencia en las carteras con un prisma sostenible.

Lee nuestro informe completo en PDF sobre nuestra visión de mercado para 2021

Expectativas direccionales

Visiones estratégicas (a largo plazo) y tácticas (6-12 meses) sobre las clases de activos generales, diciembre de 2020

Leyenda desglosada

Activo Visión estratégica Visión táctica
Renta variable Visión estratégica sobre la renta variable - neutral Visión táctica - neutral
Nos mantenemos neutrales sobre la renta variable en un plano estratégico, ante el aumento de las valoraciones y el difícil contexto en el que se desarrollan los beneficios y la distribución de dividendos. Nos inclinamos hacia la renta variable emergente. Tácticamente, hemos mejorado la visión sobre la renta variable a sobreponderación, ya que esperamos que el reinicio de la economía se reacelere y los tipos continúen en niveles bajos. Nos gusta el enfoque Barbell: acciones de calidad equilibradas con exposiciones cíclicas seleccionadas.
Crédito Visión estratégica sobre la renta variable - neutral       Visión táctica - neutral
Nos mantenemos neutrales en deuda corporativa en términos estratégicos porque vemos que los diferenciales Investment Grade (IG) ofrecen menos remuneración por cualquier aumento en los riesgos de impago. Nos sigue gustando el high yield en cuanto a la percepción de rentas. En un horizonte táctico, vemos que la reanudación económica y el apoyo político favorecen al crédito, incluso en medio de los márgenes de rendimiento más estrechos y la reducción de algunos apoyos crediticios de emergencia.
Bonos gubernamentales Visión estratégica sobre la renta variable - neutral Visión táctica - neutral
El argumento estratégico a favor de mantener bonos del Tesoro nominales ha disminuido sustancialmente ante unos rentabilidades más cercanas a los límites inferiores percibidos. Estos tipos tan bajos reducen la capacidad de la clase de activos para actuar como contrapeso ante las ventas masivas en los mercados bursátiles. Preferimos los bonos vinculados a la inflación porque identificamos riesgos de un incremento de la inflación a medio plazo. Tácticamente, mantenemos la  duración neutral, ya que la política acomodaticia lastra los rendimientos.
Liquidez Tactical view - neutral                             Visión táctica - neutral
Nos mantenemos neutrales y usamos la liquidez para invertir en renta variable y crédito. Creemos que tiene sentido mantener algo de liquidez a modo de amortiguador frente a los envites en la oferta que podrían lastrar tanto a las acciones como a los bonos.
Mercados privados Visión estratégica sobre la renta variable - neutral Tactical view - neutral
Los flujos de rentabilidades no tradicionales, incluida la deuda corporativa privada, tienen potencial de crear valor y diversificación. Nuestra visión neutra se basa en una asignación inicial muy superior a la de la mayoría de los inversores cualificados. Muchos inversores institucionales siguen sin invertir lo suficiente en los mercados privados ya que, en nuestra opinión, sobreestiman los riesgos de liquidez. Los mercados privados son una clase de activos compleja que no resulta adecuada para todos los inversores.

Nota: Las visiones son desde la perspectiva del dólar estadounidense a diciembre de 2020. Este material representa un análisis del entorno de mercado en un momento específico y no pretende ser un pronóstico de acontecimientos futuros o una garantía de resultados futuros. Esta información no debe ser utilizada por el lector como análisis o asesoramiento de inversión con respecto a cualquier fondo, estrategia o valor particular.

Nuestras visiones desglosadas indican cómo creemos que se comportarán determinados activos frente a las clases de activos generales. Indicamos diferentes niveles de convicción.

Conoce a los autores
Philipp Hildebrand
Philipp Hildebrand
Vice Chairman
Philipp Hildebrand, Vice Chairman of BlackRock, is a member of the firm's Global Executive Committee. He is also Chairman of the Financial Markets Advisory.
Jean Boivin
Jean Boivin
Head of BlackRock Investment Institute
Jean Boivin, PhD, Managing Director, is the Head of the BlackRock Investment Institute (BII)
Elga Bartsch
Elga Bartsch
Head of Macro Research
Elga Bartsch, PhD, Managing Director, heads up economic and markets research at the Blackrock Investment Institute (BII).
Mike Pyle
Mike Pyle
Chief Investment Strategist, BlackRock Investment Institute
Mike Pyle, CFA, Managing Director, is Global Chief Investment Strategist for BlackRock, leading the Investment Strategy function within the BII.
Scott Thiel
Scott Thiel
Chief Fixed Income Strategist
Scott Thiel, Managing Director, is Chief Fixed Income Strategist for BlackRock and a member of the BlackRock Investment Institute (BII).

¿Quieres recibir nuestras comunicaciones? Suscríbete y recibe las novedades de BlackRock

Por favor, inténtalo de nuevo
Nombre *
Por favor, introduce un nombre válido
Apellido *
Por favor, introduce un apellido válido
Correo electrónico* *
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida
Tipo de inversor *
Este campo es obligatorio
País *
Este campo es obligatorio
¡Gracias!
¡Gracias!
Tu información ha sido enviada con éxito.