INVERTIR PENSANDO EN EL CLIMA

Formas de exponer una cartera al clima.

Riesgo de capital. El valor de las inversiones y las rentas derivadas de ellas pueden disminuir o aumentar y no están garantizados. Los inversores pueden no recuperar íntegramente su inversión inicial.

¿QUÉ ES LA INVERSIÓN CLIMÁTICA?

A medida que las consideraciones climáticas adquieren mayor importancia en la construcción de las carteras, los inversores pueden contemplar la posibilidad de alinear sus carteras con la transición a una economía con bajas emisiones de carbono a través de enfoques climáticos directos, que asignan capital en función de los riesgos y las oportunidades climáticas, o enfoques indirectos, como la reducción del capital asignado a grandes emisores de carbono.

Tres enfoques a la inversión climática:

Marco de la inversión climática

Exclusivamente a título ilustrativo. La lista anterior no es exhaustiva, sino que representa diversas formas en que los inversores pueden abordar la inversión para el cambio climático, tanto directa como indirectamente.


Símbolo de menos

REDUCIR

QUÉ HACEN ESTOS FONDOS

Reducir la exposición a los emisores de carbono aplicando filtros relacionados con los combustibles fósiles.

CASO PRÁCTICO: COMPONENTES AMPLIOS DE CONSTRUCCIÓN DE CARTERAS
Fondos que pueden utilizarse como componentes para la construcción de una cartera diversificada.

Flecha de palabra clave

PRIORIZAR

QUÉ HACEN ESTOS FONDOS

Priorizar las inversiones en función de los compromisos y las acciones de transición de una empresa o un Gobierno.

CASO PRÁCTICO: COMPONENTES AMPLIOS DE CONSTRUCCIÓN DE CARTERAS
Fondos que pueden utilizarse como componentes para la construcción de carteras diversificadas y que integran los datos climáticos en los procesos de inversión.

Abordar

ABORDAR

QUÉ HACEN ESTOS FONDOS

Orientar las inversiones a una actividad sostenible específica o directamente vinculada a proyectos.

CASO PRÁCTICO: EXPOSICIONES ESPECÍFICAS
Fondos que pueden utilizarse para invertir en una actividad sostenible específica, como la energía limpia, o inversiones directamente vinculadas a proyectos que promueven fines medioambientales, como los bonos verdes.

GLOSARIO DE INVERSIÓN CLIMÁTICA



Incorporación de información medioambiental, social y/o de gobierno corporativo financieramente relevante en el análisis y la toma de decisiones en materia de inversión, basándose en la convicción de que las carteras que integran cuestiones de sostenibilidad son capaces de ofrecer mejores rentabilidades ajustadas al riesgo a los inversores.



Gases que atrapan el calor en la atmósfera, como el dióxido de carbono, el metano y el óxido nitroso. Las emisiones son el resultado de diversas actividades humanas (por ejemplo, la generación de energía, el transporte o los procesos industriales).

Fuente: Protocolo de Gases de Efecto Invernadero, 31 de marzo de 2021.



Lista de emisores que presentan un riesgo significativo relacionado con el clima, con una combinación de los siguientes atributos:

• Alta intensidad de carbono hoy en día

• Mal posicionados para la transición a las cero emisiones netas

• Escasa receptividad a nuestro compromiso de inversión responsable



Compromiso con las empresas cotizadas para promover prácticas de gobierno corporativo que sean coherentes con el fomento de la creación de valor a largo plazo para los accionistas. La implicación y la votación ofrecen a los accionistas la oportunidad de expresar sus opiniones.



Reducir casi todas las emisiones de origen humano y equilibrar las emisiones restantes con la eliminación de carbono (por ejemplo, restaurando los bosques, capturando y almacenando el carbono). Un compromiso global de cero emisiones netas establece un calendario global para alcanzar el objetivo de situarnos muy por debajo de los 2 °C que pide el Acuerdo de París. Muchos compromisos de los países y las empresas se marcan como fecha límite el año 2050, en consonancia con los objetivos mundiales para evitar resultados catastróficos del cambio climático.



Acuerdo internacional para mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de los 2 °C respecto a los niveles preindustriales, al tiempo que se intenta limitar el calentamiento a 1,5 °C, el umbral respaldado científicamente para evitar los efectos más destructivos del cambio climático. Cada país debe determinar, planificar e informar regularmente sobre la contribución que realiza para mitigar el calentamiento global.

Fuente: Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, 31 de marzo de 2021.



Aumento del riesgo para los activos y las actividades de las empresas causado por el impacto directo de los cambios en los patrones climáticos y las catástrofes naturales.



Los objetivos adoptados por las empresas para reducir las emisiones de GEI se consideran «basados en la ciencia» si se ajustan a lo que la ciencia climática más reciente dice que se necesita para cumplir los objetivos del Acuerdo de París. La iniciativa Objetivos Basados en la Ciencia (SBTi) es una colaboración entre CDP, el Instituto de Recursos Mundiales (WRI), el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) y el Pacto Mundial de las Naciones Unidas (UNGC) que defiende el establecimiento de objetivos basados en la ciencia como una potente forma de impulsar la ventaja competitiva de las empresas en la transición a la economía con bajas emisiones de carbono.

Fuente: Iniciativa de Objetivos Basados en la Ciencia, 31 de marzo de 2021.



La alineación de temperatura refleja el grado de alineación de una empresa, Gobierno o cartera con una economía de cero emisiones netas en 2050. La alineación de temperatura es un parámetro prospectivo. En otras palabras, se cuantifica teniendo en cuenta las emisiones actuales, así como el potencial del emisor para reducir sus emisiones.



Impacto de la transición a una economía con bajas emisiones de carbono en la rentabilidad a largo plazo de una empresa (es decir, disminución de los beneficios por la energía). 

Fuente: BlackRock, 31 de marzo de 2021. 


PERSPECTIVAS

UN CAMBIO RADICAL EN LA INVERSIÓN GLOBAL

Integrar el clima en las carteras con ETFs.

SFDR: UN BREVE RESUMEN



El Reglamento de la UE sobre la divulgación de información relativa a la sostenibilidad en el sector de los servicios financieros ("SFDR") se publicó en diciembre de 2019, se conoce como Reglamento de divulgación sobre finanzas sostenibles y forma parte del Plan de Acción de Finanzas Sostenibles de la UE. El objetivo del reglamento es armonizar las normas de divulgación, creando así un marco común para que los inversores consideren las credenciales sostenibles de un fondo y comparen los fondos con respecto a sus riesgos medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG) y los objetivos de inversión sostenible.

Los fondos se enmarcan en el artículo 8 o 9 del SFDR:

  • Artículo 8: Los productos que promueven características medioambientales o sociales y las inversiones subyacentes siguen buenas prácticas de gobernanza.
  • Artículo 9: Los productos que tienen como objetivo inversiones sostenibles y las inversiones subyacentes siguen buenas prácticas de gobernanza.


El SFDR es una legislación comunitaria y está siendo ampliamente adoptada por los inversores como la nueva norma para informar y ofrecer productos sostenibles.



BlackRock ha desarrollado su enfoque de clasificación para cumplir con los requisitos del Reglamento de divulgación sobre finanzas sostenibles (SFDR), que se implementó en marzo de 2021. BlackRock ha clasificado todos los fondos como conforme a los Artículos 8 o 9 según nuestra interpretación de la clasificación. Este enfoque evolucionará a medida que se publiquen y apliquen más directrices y legislación de la UE, incluidas las Normas Técnicas Reguladoras (NTR).