PERSPECTIVA DE INVERSIÓN GLOBAL PARA EL CUARTO TRIMESTRE DE 2018

Nuestra opinión para el cuarto trimestre

05 oct 2018

Vemos que la estable expansión global están en proceso, respaldada por el crecimiento por encima de la tendencia que tiene EE.UU. Sin embargo, la variedad de posibles resultados económicos se está ampliando. Los incrementos graduales en las tasas de EE.UU. están restringiendo las condiciones financieras a nivel global y han contribuido a episodios de volatilidad y la marcada depreciación de las divisas de los mercados emergentes (ME). También profundizamos en las perspectivas para los ME después de una inesperadamente extensa liquidación.

Paragraph-2,Video Player-1,Accordion-1
Paragraph-3,Video Player-2,Accordion-2
Paragraph-4,Video Player-3,Accordion-3

La perspectiva de sólido crecimiento global a corto plazo se ve opacada por persistentes y elevadas incertidumbres. El crecimiento por encima de la tendencia que tiene EE.UU. está respaldando el producto interno bruto del G7. El gasto fiscal de EE.UU. está repuntando hacia el final del año, lo que mantiene el riesgo de recalentamiento económico en nuestro radar. Las tensiones comerciales muestran pocas señales de reducción. Los aranceles tienen el potencial de perturbar las cadenas de suministro corporativas y afectar la confianza empresarial.

… Nuestro caso base… aún pensamos que el crecimiento global será estable y seguirá impulsando durante el resto de 2018.

— Terry Simpson, estratega de inversiones de múltiples activos, BlackRock Investment Institute
  • View transcript

    Terry Simpson :

    For our first theme for Q4 outlook, we see wider range of growth outcomes. While we still see steady, above-trend global growth happening in 2018, really being led by United States, even in China, we should actually see stable resilient growth. However, we’ve had a rise in macro uncertainty. Now this rise in macro uncertainty is being driven by one, fears of an overheating U.S. economy, given we are late in the economic cycle, but also secondarily, the rise of the trade conflict between the United States and other global peers. However, again our base case is we still think global growth will be steady and will push forward through the rest of 2018.

El incremento gradual de las tasas de interés de EE.UU. está restringiendo las condiciones financieras a nivel global. Un dólar más fuerte, como resultado, exacerbó los problemas de las economías más vulnerables de los ME. Las tasas más altas de EE.UU. también contribuyen al estrés de los ME al generar competencia por el capital. Los inversionistas ahora pueden recibir rendimientos decentes en bonos de EE.UU. a corto plazo sin tener que tomar más crédito y riesgo de duración. Como resultado, los inversionistas han restablecido sus expectativas de rendimiento para los activos más riesgosos; especialmente, los activos de ME y los instrumentos de renta variable de manera amplia.

Las condiciones financieras más restrictivas se manifiestan en tres áreas claves en los mercados financieros: tasas de interés más altas, una prima de mayor riesgo y un dólar más fuerte.

— Jeff Rosenberg, jefe estratega de renta fija, BlackRock Investment Institute
  • View transcript

    Jeff Rosenberg :

    Rising macro uncertainty and less easy monetary policy combined to form tighter financial conditions, the second of our key themes for the quarterly outlook for 2018. Tighter financial conditions manifest itself in three key areas in financial markets. The first is higher interest rates, the second is a higher risk premium, and the third is a stronger dollar. Most notably, the stronger dollar and tighter financial conditions showed up in the form of weakening prices and higher volatility in assets both debt and equity in emerging markets. The implications of tighter financial conditions is a theme for investors, show up mainly in the fixed income portfolio. Here, we see the restoration of value, interest rates above the level of inflation, restoring the risk and reward attraction of the short end of the yield curve. This is one area where we see some of the best risk adjusted returns for investors. Secondly the role of fixed income as ballast against our equity portfolios highlights the need and attraction of moving up in quality in the fixed income portfolio exposures. This helps to secure the role of ballast in fixed income against our more positive views on equity risk and our equity overweights.

La mayor volatilidad en el mercado como resultado del aumento de la incertidumbre macroeconómica y las condiciones financieras más restrictivas aboga en favor de un mayor enfoque en la resiliencia de la cartera. Los instrumentos de renta variable de EE.UU. ocupan el primer lugar de la lista de elementos que nos gustan. Favorecemos el factor de momentum, pero vemos una función amortiguadora para las exposiciones de calidad. En el caso de la renta fija, nos gustan los bonos a corto plazo en EE.UU. y asumimos una postura de aumento de la calidad en el crédito. También nos gusta la deuda de ME de divisas fuertes seleccionada por sobre la variedad local. Las valoraciones son más atractivas y vemos un mejor aislamiento de mayores depreciaciones de las monedas.

… Hemos decidido moderar nuestra postura en relación con el riesgo… La manera en la que lo hemos hecho es intentando enfocarnos en diferentes segmentos de los mercados que nos brindan amortiguadores para los impactos macroeconómicos y los posibles impactos del mercado.

— Terry Simpson, estratega de inversiones de múltiples activos, BlackRock Investment Institute
  • View transcript

    Terry Simpson :

    So how do you combine these first two themes, a wider range of growth outcomes as well as tighter financial conditions? From a portfolio construction exercise, this had led us to our third theme of greater portfolio resilience. When we think about our risk stance right now across portfolios from a BlackRock perspective, while we still think risk assets will benefit portfolios, we have decided to temper our risk stance down just a hair. And the way that we’ve done this is try to focus on different segments of the markets that really give us buffers in our portfolios to macro and potentially market shocks. So we still remain overweight U.S. equities, we like the opportunities there, but we are also still overweight emerging market equities, particularly emerging market Asia. We think the correction in valuations has priced in some of the fears over trade conflicts, and so we’re actually remaining overweight emerging market equities. Also from a factor perspective, while we continue to be overweight momentum, which is a risk on factor, the other thing we try to do is balance out that from a diversification standpoint and still continue to recommend actually quality as a factor to offer another buffer for portfolios. From a fixed income perspective, we want to be up in quality across the credit spectrum, both in corporate, but as well even in emerging market debt. And then lastly, from a thematic perspective, we think investors should think about ESG investing, which has shown benefits for diversification but as well as alpha opportunities.

Corriente descendente de ME

Los problemas de los ME de este año provienen de un potente conjunto de negativas. Además, las divisas de los ME se han visto afectadas por la reciente liquidación. Las más afectadas fueron las divisas de las economías de los ME, que poseen los déficits contables más elevados actuales y las mayores cargas de deuda externa. Lee nuestro marcador de mercados emergentes de BlackRock para obtener más detalles. La volatilidad en divisas de ME ha repuntado hasta llegar a mayores niveles que durante el “taper tantrum” de 2013, cuando el presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke señaló el inicio del fin de las nuevas compras de activos. Sin embargo, no se ha visto un contagio hacia otras clases de activos globales. Observa el gráfico La crisis habitual.

Llamada
“Los puntos débiles específicos de los países de los ME tuvieron repercusiones este año; sin embargo, no los vemos como amenazas a los mercados globales.”
Leer más Leer más

Flujos y China

Hemos visto un hilo de salidas desde los fondos de los ME, pero aún no hemos visto señales de la capitulación de los inversionistas. Esto se está materializando tanto en la deuda como en los instrumentos de renta variable de los ME, pero con diferencias importantes: el desvanecimiento actual le sigue a un período de grandes entradas hacia las estrategias de deuda de los ME, después de que las políticas monetarias redujeran los rendimientos y llevaran a los inversionistas hacia alternativas más riesgosas. Por contrato, los flujos hacia los instrumentos de renta variable de los ME desde 2016 han sido más discretos. Observa el gráfico ¿Cambio en la tendencia?

Llamada
“Vemos que hay espacio para renovados flujos hacia los activos de los ME; particularmente, en instrumentos de renta variable, donde los inversionistas están levemente posicionados.”
Leer más Leer más

Renta fija

La deuda de divisas fuertes de los ME está ganando algo de atractivo. Los rendimientos aumentaron hasta el máximo de su rango en esta década, lo que eliminó la brecha habitual con los rendimientos de divisas locales. Observa el gráfico Preferencia por las divisas fuertes. ¿Es demasiado pronto para dar un salto hacia atrás? Nuestro análisis de la historia de liquidaciones de deudas de divisas fuertes de ME desde 1994 demuestra que después de las liquidaciones de la magnitud actual, los rendimientos totales fueron siempre positivos durante los 12 meses siguientes. Descubrimos que aún no estamos cerca de llegar a ese lugar en relación con la deuda de divisas locales.

Llamada
“Preferimos la Deuda de mercados emergentes (EMD) de divisas fuertes seleccionadas y estamos principalmente evitando la variedad de divisas locales.”
Leer más Leer más

Instrumentos de renta variable

Creemos que tomar riesgos en instrumentos de renta variable aún tiene recompensa. Las sólidas estimaciones de ganancias de 2018 hacen de EE.UU. nuestra región favorecida. Una perspectiva de ganancias más floja y los inminentes riesgos políticos nos quitan entusiasmo en relación con Europa, mientras que los instrumentos de renta variable japonenses carecen de un catalizador claro para impulsar el desempeño. No hemos perdido la confianza en los ME, donde la fortaleza económica está comenzando a traducirse en un crecimiento de ganancias sólido y sostenido por primera vez en una década. La reciente liquidación ha restablecido mucho valor y los ME están ahora comerciando con un gran descuento para instrumentos de renta variable de mercados en desarrollo (MD). Observa el gráfico En oferta.

Llamada
“La liquidación de 2018 ha restablecido valor en los ME, una de nuestras regiones favorecidas.”
Leer más Leer más

Vistas de clase de activos

Vistas desde una perspectiva del dólar de EE. UU. en un horizonte de tres meses

 

Clases de activos Perspectiva Comentarios
Renta variable EE. UU. icon-up Nuestra perspectiva positiva se ve respaldada por un momentum de los beneficios fuerte, la reducción de los impuestos corporativos y el estímulo fiscal. Nos gusta el factor momentum y vemos un papel para las exposiciones de calidad en medio de un crecimiento global constante pero también de una incertidumbre creciente en torno a las perspectivas. El sector de la tecnología encabeza nuestra lista de favoritos.
Europa icon-down El crecimiento relativamente moderado de los beneficios, el débil impulso económico y los riesgos políticos presentan desafíos. La inclinación hacia el valor resta atractivo a Europa en ausencia de un catalizador claro para rentabilidades superiores del factor valor. Preferimos nombres de mayor calidad y con orientación global.
Japón La orientación al valor del mercado es un desafío sin un claro catalizador del crecimiento. La apreciación del yen es otro riesgo. Los aspectos positivos incluyen el comportamiento corporativo favorable para los accionistas, los sólidos beneficios corporativos y el apoyo de la compra de acciones por parte del Banco de Japón.
ME icon-up Las valoraciones atractivas, junto con un contexto de reformas económicas y un crecimiento firme de los beneficios, proporcionan argumentos a favor de la renta variable de los ME. Consideramos que los riesgos de contagio financiero son bajos. Es probable que persista la incertidumbre en torno al comercio, si bien se ha tenido en cuenta gran parte de esta en los precios. Vemos las mejores oportunidades en los ME de Asia debido a unos datos macroeconómicos sólidos.
Asia excluido Japón icon-up La coyuntura económica y de beneficios es alentadora, con resiliencia en el corto plazo en China a pesar de un crecimiento del crédito más lento. Nos gustan determinados mercados del sudeste asiático, pero reconocemos que una desaceleración peor de la esperada en China o una alteración del comercio global supondrían riesgos para toda la región.
Renta
fija
Bonos gubernamentales de EE.UU. icon-down Vemos que los tipos subirán moderadamente en medio de la expansión económica y la normalización de la Reserva Federal. Los vencimientos más largos son vulnerables a que haya una curva de tipos más pronunciada, pero deberían ofrecer un buen contrapeso para las carteras si hay cualquier alarma relacionada con el crecimiento. Favorecemos la deuda de menor duración y ligada a la inflación como amortiguador para el aumento de los tipos y la inflación. Preferimos las hipotecas a 15 años a las de 30 años y frente a los bonos corporativos de corto plazo.
Bonos municipales de EE.UU. La sólida demanda de los inversores minoristas y una oferta moderada sirven de respaldo, pero el aumento de los tipos podría pesar sobre la rentabilidad absoluta. Preferimos una posición de duración neutra y un sesgo hacia la alta calidad en el corto plazo. Favorecemos una estrategia de equilibrio centrada en vencimientos a dos y veinte años.
Crédito de EE. UU. El crecimiento constante apoya el crédito, pero las altas valoraciones limitan el alza. Favorecemos el crédito de grado de inversión (GI) como contrapeso para el riesgo de la renta variable. Creemos que la deuda con floating rate (tipo de interés variable) de mayor calidad y los vencimientos más cortos parecen bien posicionados para el aumento de los tipos.
Bonos soberanos europeos icon-down La política del BCE de tipos de interés negativos ha hecho que la rentabilidad sea poco atractiva y vulnerable a la mejora de las perspectivas de crecimiento. Esperamos que la rentabilidad central de la eurozona aumente. Las valoraciones en la periferia parecen ajustadas. La excepción es Italia, donde los diferenciales de compra-venta están reflejando riesgos políticos latentes. La próxima finalización de las compras netas de activos por parte del BCE podría reducir el apetito por esta clase de activos.
Crédito europeo icon-down El aumento de la emisión y los riesgos políticos han ampliado los diferenciales y creado cierto valor. Los tipos negativos han redoblado la rentabilidad, pero los diferenciales de tipos hacen que las posiciones con cobertura de divisas sean atractivas para los inversores en dólar estadounidense. Somos cautelosos con la deuda financiera subordinada a pesar de las valoraciones más baratas.
Deuda de ME Preferimos deuda en divisa fuerte frente a divisa local y deuda corporativa de mercados desarrollados. La cada vez más lenta oferta y los datos macroeconómicos ampliamente sólidos de los ME se suman al atractivo relativo de la deuda de ME en divisa fuerte. Los conflictos comerciales y el endurecimiento de las condiciones financieras globales requieren un enfoque selectivo.
Renta fija asiática La estabilidad de los datos macroeconómicos, el abaratamiento de las valoraciones y la disminución de la emisión son un respaldo. La representación de China en el universo de la deuda de la región está aumentando. Un crecimiento de mayor calidad y un enfoque en la reforma del sector financiero son aspectos positivos a largo plazo, pero una rápida desaceleración en el crecimiento de China supondría un desafío.
Otros Materias primas y divisas * Un balance de inventario saludable respalda los precios del petróleo. Las tensiones comerciales añaden un riesgo a la baja a los precios de los metales industriales. Somos neutrales en cuanto al dólar estadounidense. La creciente incertidumbre global y la ampliación del diferencial de rentabilidad en EE.UU. respecto a otras economías son un respaldo, pero una valoración elevada podría limitar las ganancias futuras.

icon-up Sobreponderación Neutralidad icon-down Infraponderación

* Note: Views are from a U.S. dollar perspective as of September 2018. *Given the breadth of this category, we do not offer a consolidated view.

Descárgate el informe

Richard Turnill
Global Chief Investment Strategist
Richard Turnill, Managing Director, is Global Chief Investment Strategist for BlackRock, leading the Investment Strategy Function within the BlackRock ...
Head of Economic and Markets Research
Isabelle Mateos y Lago
Global Macro Strategist, BlackRock Investment Institute
Isabelle Mateos y Lago, Managing Director, is a global macro investment strategist in the Investment Strategy team of the BlackRock Investment Institute. The ...
Kate Moore
Chief Equity Strategist, Americas
Kate Moore, Managing Director, is Chief Equity Strategist – Americas for BlackRock and is a member of the BlackRock Investment Institute. She is responsible for ...
Jeffrey Rosenberg
Chief Fixed Income Strategist
Jeffrey Rosenberg, Managing Director, is BlackRock's Chief Investment Strategist for Fixed Income. His responsibilities include working closely with the Chief ...