Skip to content
COMENTARIO SEMANAL GLOBAL

Poniendo a prueba nuestra perspectiva global

Puntos clave

Nuestra perspectiva de crecimiento
Entendemos que el crecimiento global aumentará en 2020, aunque el brote de coronavirus aumentó incertidumbre sobre cuándo será el repunte.
Postura moderadamente a favor del riesgo
Mantenemos nuestra posición moderada a favor de la inversión de riesgo durante los próximos seis a doce meses, aunque el camino podría mostrar mayor volatilidad.
Actividad de manufactura
Los datos resumidos del índice Purchasing Managers’ Index (PMI) de esta semana podrían mostrar una desaceleración temporaria de la actividad de manufactura que revierte las...

La actualización de febrero de nuestra perspectiva global ratifica la expectativa alcista del crecimiento mundial para este año, a pesar de la incertidumbre generada por el brote de coronavirus. En epidemias anteriores, se observaron recuperaciones económicas con un patrón en forma de V, que también esperamos ver en esta ocasión. Sin embargo, la profundidad y la amplitud de la “V” todavía son inciertas. Este brote podría ser más perturbador que los anteriores porque podría ser más grave, y debido a la mayor dependencia de las cadenas de suministro globales.

 

Mantente al frente de la competencia
Recibe las Perspectivas de BlackRock directo en tu bandeja de entrada.
Regístrate Regístrate
Paragraph-2,Paragraph-3
Paragraph-4,Paragraph-5
Paragraph-6,Paragraph-7
Paragraph-8,Accordion-1,Paragraph-9,Accordion-2,Paragraph-10,Accordion-3,Paragraph-10

Gráfico de la semana

GPS de crecimiento de BlackRock para economías de mercados desarrollados, 2016-2020

GPS de crecimiento de BlackRock para economías de mercados desarrollados, 2016-2020

 

Fuentes: BlackRock Investment Institute, con datos de Consensus Economics, febrero de 2020. Notas: El GPS de crecimiento muestra dónde podría ubicarse el pronóstico del Producto Bruto Interno de consenso dentro de tres meses, a tres meses. Es posible que los cálculos a futuro no se cumplan.

Las perspectivas de crecimiento mejoraron en las economías desarrolladas clave desde fines de 2019. Nuestro GPS de crecimiento de BlackRock, cuyo objetivo es ofrecer una lectura sobre dónde podrían ubicarse las proyecciones de consenso del crecimiento económico real en tres meses, mostró una inflexión en las expectativas de crecimiento para EE.UU., la eurozona, Japón y el Reino Unido. Consulte el gráfico anterior. El momentum de crecimiento también había comenzado a recuperarse en mercados emergentes (ME) a finales del año pasado. Sin embargo, el brote de coronavirus surgió como uno de los riesgos principales de nuestra perspectiva de crecimiento mundial. Históricamente, el crecimiento económico y los mercados respondieron con un patrón en forma de V a las interrupciones temporarias ocasionadas por epidemias anteriores. En esas ocasiones, la recuperación de la actividad económica fue impulsada por la demanda contenida en el sector minorista y el reinicio del sector de manufactura. Sin embargo, las incertidumbres relacionadas con este brote podrían hacer que los antecedentes resultaran una guía poco confiable. Todavía es muy pronto para medir la magnitud y la duración de este brote, así como el impacto general sobre la economía global.

Es probable que el impacto a corto plazo del coronavirus, que en su mayoría proviene de las medidas de contención de China, se observe en los próximos trimestres. En función de nuestros conocimientos actuales, entendemos que retrasará el repunte de crecimiento que debería producirse este año, pero sin desestabilizarlo. El banco central de China ya comenzó a flexibilizar las políticas, y es probable que observemos más respaldo de las autoridades chinas para reforzar el crecimiento. Sin embargo, el deseo constante de poner un freno a los excesos financieros abre interrogantes sobre el tamaño y la forma del estímulo. Otro acontecimiento clave para tener en cuenta: ¿En qué medida se propagará el brote fuera de China?

El brote de coronavirus también puede acarrear riesgos a mediano plazo. Las posibles interrupciones en las cadenas de valor globales podrían aumentar los precios y hacer que las empresas que sufran dichas interrupciones acumulen más y comiencen a revisar los sistemas de gestión de inventario justo a tiempo preponderantes. Esto se suma a las posibles interrupciones en las cadenas de suministro globales derivadas del proteccionismo comercial. Con el tiempo, esos impactos de oferta podrían ocasionar un cambio en el régimen macroeconómico. Una posibilidad: se ralentiza el crecimiento y aumenta la inflación. Con el tiempo, esto podría ejercer presión en la correlación negativa entre el rendimiento de acciones y bonos, y reducir las propiedades de diversificación de los bonos del gobierno.

Nuestro caso base para la economía global en 2020 todavía respalda un modesto repunte en el crecimiento, con un leve aumento en la presión inflacionaria en EE.UU. Esto, a su vez, reduce los riesgos de recesión. Las vulnerabilidades financieras aumentan, pero el indicador global de vulnerabilidades en toda la economía se sitúa muy por debajo de los picos de la última recesión. Todavía consideramos que este es un escenario favorable para los activos de riesgo en un plazo de seis a doce meses, incluso teniendo en cuenta el impacto del brote de coronavirus. Sin embargo, muchas incertidumbres relacionadas con su gravedad, así como los posibles efectos económicos y para los mercados, podrían dificultar el camino. En el mismo horizonte temporal, todavía consideramos que existe una posibilidad de rebote de los activos cíclicos, como los instrumentos de renta variable de Japón y de mercados emergentes (ME), y la deuda y alto rendimiento de mercados emergentes (ME). Consideramos que una postura neutral en relación con los instrumentos de renta variable de EE.UU. es adecuada a medida que se recupera el crecimiento y que se intensifican las incertidumbres relacionadas con la elección de EE.UU. para 2020, a pesar del reciente mayor rendimiento. Estamos infraponderados en instrumentos de renta variable europeos y prevemos mayor alza en las exposiciones cíclicas de otras plazas. Desde el punto de vista táctico, preferimos títulos del Tesoro de EE.UU. a corto plazo y elegimos tanto los bonos del Tesoro de EE.UU. a largo plazo como los Títulos del Tesoro protegidos contra la inflación (TIPS) como fuentes de resiliencia ante posibles cambios de régimen en asignaciones estratégicas, incluso cuando la reciente recuperación de las tasas reales hizo que el punto de ingreso sea ahora menos atractivo.

Activos bajo revisión
Rendimiento de los activos seleccionados en los últimos 12 meses

Rendimiento de los activos seleccionados en los últimos 12 meses

 

El rendimiento pasado no es un indicador confiable de resultados actuales o futuros. No es posible invertir directamente en un índice.
Fuentes: BlackRock Investment Institute, con datos de Refinitiv Datastream, enero de 2020. Notas: Los dos extremos de las barras muestran los rendimientos más bajos y más altos de los últimos 12 meses, y los puntos representan los rendimientos comparados con los 12 meses anteriores. Los rendimientos de mercados emergentes (ME), alto rendimiento y grado de inversión (GI) corporativo global están expresados en dólares estadounidenses, mientras que el resto está expresado en divisas locales. Los índices o precios utilizados son: precio al contado del petróleo crudo Brent, índice MSCI USA, índice ICE U.S. Dollar (DXY), índice MSCI Europe, índice Global Broad Corporate de Bank of America Merrill Lynch, índice Global High Yield de Bank of America Merrill Lynch, índice de referencia a 10 años de bonos del gobierno de Datastream (EE.UU., Alemania e Italia), índice MSCI Emerging Markets, precio al contado del oro e índice EMBI de J.P. Morgan.

Contexto de mercado

Las ganancias corporativas positivas tuvieron pérdidas de renta variable limitadas desencadenadas por las preocupaciones sobre el brote de coronavirus proveniente de China y el posible impacto económico que este podría tener. La moderación de las tensiones comerciales y las condiciones financieras que todavía se están adaptando son aspectos que respaldan el crecimiento. La falta de un candidato presidencial demócrata claro para EE.UU. destaca el aumento de la incertidumbre política. Es probable que veamos un crecimiento de manufactura a nivel global debido a los impactos del virus. Controlamos la duración y la gravedad del brote, así como el aumento de casos fuera de China. Creemos que es posible que se produzca un desfasaje entre la evaluación actual del mercado sobre el impacto del brote y los riesgos a corto plazo sobre su extensión geográfica.

Las próximas semanas

18 de febrero – índice de confianza económica del ZEW de Alemania y encuesta de manufactura Empire State de EE.UU.
19 de febrero - inicio de construcción de viviendas de EE.UU., inflación del Reino Unido
20 de febrero: indicador de confianza del consumidor de ventas minoristas del Reino Unido y la eurozona
21 de febrero: PMI compuesto resumido para la eurozona, Japón y EE.UU., datos comerciales de Corea del Sur para los primeros 20 días de febrero.

Los datos resumidos del PMI de esta semana sobre algunas economías clave podrían mostrar una desaceleración temporaria, en especial en el componente de manufactura. Esto podría reducir la mejora moderada previa al brote de coronavirus que se observó en los datos de enero. Los datos comerciales de Corea del Sur que se analizan con detenimiento podrían brindar un pantallazo general de la dinámica comercial global más reciente.

Perspectivas direccionales

Perspectivas tácticas sobre los principales activos mundiales desde la perspectiva del dólar estadounidense, diciembre de 2019

Perspectivas direccionales

 

Nota: Este material representa una evaluación del entorno del mercado en un momento específico y no pretende ser un pronóstico o garantía de resultados futuros. No se debe confiar en esta información como asesoramiento de inversión con respecto a un fondo, estrategia o seguridad en particular.

Perspectivas granulares

Opiniones tácticas sobre activos seleccionados versus clases de activos amplias por grado de convicción, diciembre de 2019

Perspectivas granulares

 

Nota: Las vistas son desde una perspectiva en dólares estadounidenses. Este material representa una evaluación del entorno del mercado en un momento específico y no pretende ser un pronóstico o garantía de resultados futuros. No se debe confiar en esta información como asesoramiento de inversión con respecto a un fondo, estrategia o seguridad en particular.

Lee más sobre nuestras perspectivas de inversión en nuestra perspectiva de mitad de año 2019.

Impulso proteccionista

 

Mantenemos nuestra perspectiva acerca del aumento del crecimiento mundial gracias a las condiciones financieras más flexibles, lo que reducirá los riesgos de inflación.

  • Lee más

    • La composición del crecimiento debería cambiar finalmente cuando la manufactura se recupere de las interrupciones ocasionadas por el coronavirus. Ya observamos firmes expectativas en sectores sensibles a los tipos de interés, como el de vivienda.
    • EE.UU. y China tienen sólidas motivaciones para continuar con la pausa del conflicto comercial después de llegar a un acuerdo comercial de “fase 1”, aunque podría haber más dificultades. Por su parte, EE.UU. adoptó un pacto comercial revisado de América del Norte. Ambas iniciativas deberían darle un respiro a la actividad comercial global; sin embargo, las medidas comerciales aplicadas en EE.UU. podrían llegar a Europa.
    • Vemos mayor incertidumbre en relación con la perspectiva económica de China, y las perspectivas de estímulo, debido al brote de coronavirus. Hasta el momento, el impacto macroeconómico está principalmente impulsado por las agresivas medidas de contención de China.
    • Nuestro trabajo de régimen macroeconómico pone al ciclo comercial en un régimen de desaceleración, aunque podríamos ver un giro hacia un régimen de condiciones favorables para los activos de riesgo o un régimen de estanflación moderada hostil para el mercado.
    • Implicación para el mercado: mantenemos una posición moderada a favor del riesgo y vemos potencial para que los activos cíclicos, como los activos japoneses y de mercados emergentes (ME), tengan un rendimiento superior desde el punto de vista táctico.
La extensión del ciclo

 

En 2020, vemos a los factores económicos fundamentales impulsando los mercados y menos margen para la flexibilización monetaria u otras sorpresas en términos de políticas. El efecto rezagado de la flexibilización de políticas monetarias está comenzando a filtrarse en la actividad económica.

  • Lee más

    • La Reserva Federal ratificó que el estándar para una mayor flexibilización de las políticas es elevado. Creemos que se pone demasiado foco en el balance de la Reserva Federal, ya que su función actual es principalmente la de mantener la tasa de fondos de la Reserva Federal en su objetivo.
    • China flexibilizó las políticas monetarias como primera respuesta para amortiguar el impacto del brote de coronavirus.
    • Se espera que el debate sobre las políticas se enfoque en un potencial cambio de estímulos monetarios a estímulos fiscales. Cualquier estímulo fiscal que se otorgue en 2020 llegará probablemente de fuera de EE.UU., especialmente Japón, así como de los mercados emergentes (ME), excluyendo a China. Vemos que se pondrá un mayor foco en la función que podrían desempeñar las políticas fiscales según el resultado de las elecciones en EE.UU.
    • El Reino Unido mostró señales de un pequeño cambio hacia un aumento del gasto fiscal. Se aprobó una costosa línea de tren de alta velocidad y el cambio del ministro de Hacienda sugiere una futura flexibilización de la normativa fiscal del país para limitar los déficits.
    • Nuestro caso base contiene pocas posibilidades de estímulo fiscal global significativo. Sin embargo, creemos que el gobierno del Reino Unido podría gastar más y que el brote de coronavirus podría estimular más que lo originalmente anticipado a China. Es importante destacar que los cambios modestos hacia la flexibilización fiscal podrían tener un impacto desmesurado en los mercados.
    • Implicación para el mercado: los flujos de ingresos son cruciales en un mundo de crecimiento lento y tasas bajas. Nos gusta la deuda de mercados emergentes (ME) y de alto rendimiento.
Aumento de la resiliencia

 

En 2020, vemos a los factores económicos fundamentales impulsando los mercados y menos margen para la flexibilización monetaria u otras sorpresas en términos de políticas. El efecto rezagado de la flexibilización de políticas monetarias está comenzando a filtrarse en la actividad económica.

  • Lee más

    • La Reserva Federal ratificó que el estándar para una mayor flexibilización de las políticas es elevado. Creemos que se pone demasiado foco en el balance de la Reserva Federal, ya que su función actual es principalmente la de mantener la tasa de fondos de la Reserva Federal en su objetivo.
    • China flexibilizó las políticas monetarias como primera respuesta para amortiguar el impacto del brote de coronavirus.
    • Se espera que el debate sobre las políticas se enfoque en un potencial cambio de estímulos monetarios a estímulos fiscales. Cualquier estímulo fiscal que se otorgue en 2020 llegará probablemente de fuera de EE.UU., especialmente Japón, así como de los mercados emergentes (ME), excluyendo a China. Vemos que se pondrá un mayor foco en la función que podrían desempeñar las políticas fiscales según el resultado de las elecciones en EE.UU..
    • El Reino Unido mostró señales de un pequeño cambio hacia un aumento del gasto fiscal. Se aprobó una costosa línea de tren de alta velocidad y el cambio del ministro de Hacienda sugiere una futura flexibilización de la normativa fiscal del país para limitar los déficits.
    • Nuestro caso base contiene pocas posibilidades de estímulo fiscal global significativo. Sin embargo, creemos que el gobierno del Reino Unido podría gastar más y que el brote de coronavirus podría estimular más que lo originalmente anticipado a China. Es importante destacar que los cambios modestos hacia la flexibilización fiscal podrían tener un impacto desmesurado en los mercados.
    • Implicación para el mercado: los flujos de ingresos son cruciales en un mundo de crecimiento lento y tasas bajas. Nos gusta la deuda de mercados emergentes (ME) y de alto rendimiento.
    • Las tensiones geopolíticas siguen siendo elevadas en Medio Oriente y creemos que los mercados están subestimando los riesgos cibernéticos antes de las elecciones en EE.UU. Consulte nuestro panel geopolítico.
    • Implicación para el mercado: preferimos los bonos del Tesoro de EE.UU. en lugar de homólogos de menor rendimiento como contrapeso de las carteras, y elegimos títulos protegidos contra la inflación contra los riesgos de inflación.
Mike Pyle
Global Chief Investment Strategist
Mike Pyle, CFA, Managing Director, is Global Chief Investment Strategist for BlackRock, leading the Investment Strategy function within the BlackRock Investment
Elga Bartsch
Jefa de análisis de economía y mercados, BlackRock Investment Institute
Elga Bartsch, Managing Director, dirige el área de análisis de economía y mercados en BlackRock Investment Institute (BII). BII proporciona conectividad entre los ...
Scott Thiel
Chief Fixed Income Strategist, BlackRock Investment Institute
Scott Thiel, Managing Director, is Chief Fixed Income Strategist for BlackRock and a member of the BlackRock Investment Institute (BII). He is responsible ...

Regístrate para recibir las
Perspectivas de BlackRock


Inversionista profesional
De manera profesional, administro portafolios en nombre de inversionistas individuales y presto servicios de asesoramiento financiero. Ejemplos de inversionistas profesionales incluyen asesores financieros, banqueros banca privada, etc.

Inversionista institucional
De manera profesional, administro portafolios en nombre de instituciones tales como fondos de pensiones, fondos soberanos, compañías de seguro, etc.

Inversionista particular
Compro y vendo valores de manera personal, no para otra compañía u organización. No soy inversionista profesional ni inversionista institucional.