Skip to content
COMENTARIO SEMANAL GLOBAL

Instrumentos de renta variable japoneses: a no fiarse de la recuperación

Los instrumentos de renta variable superaron a sus pares globales durante septiembre como respuesta exagerada a la disminución temporaria de las tensiones entre EE. UU. y China. Mantenemos nuestra infraponderación de los instrumentos de renta variable japoneses, ya que aún son particularmente vulnerables a una desaceleración del crecimiento en China y no vemos que la pausa en el impulso proteccionista vaya a mantenerse. Sin embargo, la recuperación de septiembre ofrece un anticipo del potencial de alza en los instrumentos de renta variable japoneses si las tensiones comerciales fueran a disminuir significativamente y el crecimiento volviera a acelerar.

Puntos clave

Mantenemos sub-ponderación
Mantenemos nuestra sub-ponderación a renta variable japonesa, pero vemos el reciente rally como un anticipo de su potencial si se desvanecen las tensiones comerciales.
Medidas proteccionistas
Las señales de que la debilidad causada por el impulso proteccionista se está expandiendo más allá de la fabricación han ensombrecido el trasfondo de crecimiento.
Información de China
Se espera que los datos de crecimiento del producto interno bruto (PIB) del tercer trimestre de China, que se darán a conocer esta semana, muestren una leve reducción.
Mantente al frente de la competencia
Recibe las Perspectivas de BlackRock directo en tu bandeja de entrada.
Regístrate Regístrate
Paragraph-2
Paragraph-3
Paragraph-4
Paragraph-5,Accordion-1,Paragraph-6,Accordion-2,Paragraph-7,Accordion-3

Gráfico de la semana
Rndimiento total de los instrumentos de renta variable de Japón, EE.UU. y el mundo sin Japón, julio-octubre 2019

Rndimiento total de los instrumentos de renta variable de Japón, EE.UU. y el mundo sin Japón, julio-octubre 2019

El desempeño pasado no es un indicador fiable de resultados vigentes o futuros. No es posible invertir directamente en un índice.
Fuentes: BlackRock Investment Institute con datos de Refinitiv Datastream, octubre de 2019. Notas: Los índices usados incluyen los índices MSCI Japan, MSCI USA y MSCI World ex-Japan expresados en dólares estadounidenses.

Japón ha sido el país con el mejor rendimiento en los principales mercados de renta variable desde mitad de año. El índice MSCI Japan ha liderado los mercados de EE. UU. y a nivel global (excluido Japón) después de un importante ascenso en septiembre, como muestra el gráfico. ¿El impulsor principal de esto? Una percepción de disminución en las tensiones comerciales entre EE. UU. y China, que llevó a que los inversionistas hicieran un giro hacia activos dejados de lado, como los instrumentos de renta variable de valor, que incluyen las abatidas acciones japonesas. Sin embargo, no vemos que este cambio tenga el poder de mantenerse. A corto plazo vemos potencial para nuevos episodios de volatilidad en el mercado, ya que las repercusiones de la guerra comercial se reflejan en los débiles indicadores económicos. No obstante, la reciente recuperación en los instrumentos de renta variable japoneses ofrece un anticipo de la posible reacción del mercado en caso de que la economía global volviera a acelerarse en 2020. Los bajos precios de los instrumentos de renta variable japoneses podrían exacerbar cualquier acción de este tipo. La relación precio utilidad del índice Nikkei 225 de las acciones de primera línea tuvo una caída que lo llevó hasta un nivel bajo histórico de 12.

Las disputas comerciales y las fricciones geopolíticas se han convertido en impulsores clave de la economía y los mercados globales. Las dinámicas comerciales desempeñan una función desmesurada en los instrumentos de renta variable japoneses. Tanto como la mitad de los ingresos de las compañías en el índice Nikkei 225 proviene de las exportaciones, a pesar de que la contribución que las exportaciones hacen al PIB de Japón es del 15%; un porcentaje mucho menor. China es el mayor mercado para los bienes exportados de Japón y los pedidos que China hace de piezas de maquinaria y productos electrónicos han colapsado desde noviembre de 2018. Vemos una pausa en el crecimiento de China debido a las repercusiones de los aranceles de EE. UU. Es posible que la posición de China en relación con las políticas se flexibilice más para ayudar a estabilizar el crecimiento; sin embargo, un aumento incremental del crecimiento nos parece poco probable. El apalancamiento de Japón en relación con el comercio mundial lo deja vulnerable a movimientos descendentes adicionales vinculados con el impulso proteccionista.

Además, Japón también enfrenta varios desafíos a nivel nacional. Un reciente incremento del impuesto a las ventas podría pesar sobre el gasto de los consumidores y el crecimiento. Además, es posible que el Banco de Japón (BoJ) se esté quedando sin espacio para las políticas. Después de años de mantener una política monetaria ultraflexible, las tenencias de activos del banco central han superado el PIB total del país, lo que hizo que el BoJ se convirtiera en el mayor propietario de activos entre los principales bancos centrales del mercado desarrollado. Vemos que hay espacio para que el BoJ haga solamente un recorte moderado de tasas durante su reunión de políticas a finales de octubre. Un posible comodín es que el gobernador del BoJ, Haruhiko Kuroda, se ha expresado sobre la posibilidad de que exista una mayor coordinación entre la política monetaria y la política fiscal. Cualquier desaceleración del crecimiento inducida por el aumento del impuesto a las ventas de Japón podría resolverse con un estímulo fiscal a principios de 2020.

Por el momento mantenemos la infraponderación de los instrumentos de renta variable de Japón. Aún prevemos que habrá debilidad en los datos de crecimiento global durante los próximos meses, ya que las condiciones monetarias más flexibles se filtran lentamente para beneficiar la economía general durante los próximos 6 a 12 meses. En el caso en que se llegara a una tregua prolongada entre EE. UU. y China, y las actividades de fabricación global tocaran fondo, sería necesario que reevaluáramos nuestra visión de los instrumentos de renta variable japoneses. La estrecha correlación que tienen con la salud de las actividades de fabricación mundial y el crecimiento de China, así como sus abatidas valoraciones, podrían hacerlos más atractivos. Otro aspecto positivo en los antecedentes Es que las firmas japonesas están mejorando gradualmente su gestión corporativa, que se refleja en el aumento de los pagos a los inversionistas en forma de recompra de acciones y dividendos.

Activos en revisión
Desempeño de activos seleccionados, del año 2019 a la fecha y rango

Desempeño de activos seleccionados, del año 2019 a la fecha y rango

 

El desempeño pasado no es un indicador fiable de resultados vigentes o futuros. No es posible invertir directamente en
un índice.

Fuentes: BlackRock Investment Institute con datos de Refinitiv Datastream, octubre de 2019. Notas: Los dos extremos de las barras muestran los retornos más bajos y más altos en comparación con finales de 2018 y los puntos representan los retornos del año hasta la fecha. Los retornos de mercados emergentes (ME), high yield y grado de inversión (GI) global corporativo se indican en dólares estadounidenses, mientras que el resto se indica en divisas locales. Índices o precios usados: precio al contado del petróleo crudo Brent, índice MSCI USA, índice ICE U.S. Dollar (DXY), índice MSCI Europeo, índice Global Broad Corporate de Bank of America Merrill Lynch, índice Global High Yield de Bank of America Merrill Lynch, bono de gobierno de referencia a 10 años Datastream (EE. UU., Alemania e Italia), índice MSCI para mercados emergentes, precio al contado del oro e índice EMBI de JP Morgan.

Trasfondo de mercado
Las señales de que los obstáculos a la actividad económica que surgen del impuso proteccionista global se están expandiendo más allá del sector manufacturero han puesto una sombra a las expectativas de crecimiento. Los principales bancos centrales tomaron una posición conciliatoria y la Reserva Federal aplicó un recorte de tasas de acuerdo con las expectativas del mercado, después del amplio paquete de estímulos del Banco Central Europeo. Prevemos que habrá un repunte en el crecimiento global durante los próximos 6 a 12 meses, aunque vemos límites en relación con el nivel de flexibilización monetaria que puede implementarse en el corto plazo. Las políticas monetarias no son la solución para el crecimiento más débil ni para la inflación más firme que puede resultar de las tensiones comerciales sostenidas.

Esta semana
14, 15 y 18 de octubre: China publicará datos que incluyen información sobre comercio, inflación y ventas minoristas. El enfoque se pondrá sobre el PIB del tercer trimestre. El consenso del mercado prevé que el crecimiento disminuirá levemente, pero aún se ubicará por encima del 6%. Vemos que la incertidumbre adicional surge del impulso proteccionista liderado por EE. UU. que se filtra en la planificación comercial, lo que amenaza con debilitar la actividad económica a nivel global.

16 y 17 de octubre: se espera que las ventas minoristas y la producción industrial de septiembre en EE. UU. se contraigan levemente. Vemos que la resiliencia en el gasto de los consumidores de EE. UU. ayuda a compensar la debilidad de la fabricación en medio de la elevada incertidumbre macroeconómica.

icon-up Sobreponderación     icon-neutral Neutralidad     icon-down Infraponderación

 

Instrumentos de renta variable
Clase de activos Perspectiva Comentarios
EE. UU. icon-up Una combinación favorable de políticas y la perspectiva de un ciclo extendido respaldan nuestra visión positiva. Las valoraciones siguen pareciendo razonables frente a este trasfondo. Desde el punto de vista de los factores, nos gusta la volatilidad mínima y la calidad, que han tendido históricamente a tener buen rendimiento durante desaceleraciones económicas.
Europa icon-neutral Hemos mejorado la categoría de los instrumentos de renta variable europeos a neutral. Encontramos que los activos de riesgo europeos se encuentran moderadamente sobrevalorados en comparación con el trasfondo macroeconómico; sin embargo, el giro conciliador realizado por el BCE debería proporcionar una compensación. Las disputas comerciales, la desaceleración en China y los riesgos políticos son desafíos claves.
Japón icon-down Hemos rebajado la categoría de los instrumentos de renta variables japoneses a infraponderada. Creemos que estos son particularmente vulnerables a la desaceleración en China con un Banco de Japón que aún es adaptable, pero que está limitado por las políticas. Otros desafíos incluyen la desaceleración del crecimiento global y un próximo aumento del impuesto al consumo.
ME icon-neutral Hemos rebajado la categoría de los instrumentos de renta variable de mercados emergentes (ME) a neutral en medio de lo que vemos como expectativas demasiado optimistas en relación con el estímulo chino. Vemos las mejores oportunidades en América Latina, en países como México y Brasil, donde las valoraciones son atractivas y el trasfondo macroeconómico es estable. Una Reserva Federal adaptable ofrece respaldo de manera generalizada; particularmente, para los países de ME con grandes cargas de deuda externa.
Asia excluido Japón icon-down Hemos rebajado la categoría de los instrumentos de renta variable de Asia excluido Japón a infraponderada debido a la exposición a China que tiene la región. Una desaceleración china peor que la esperada o alteraciones en el comercio global supondrían riesgos de contracción. En lugar de esto, preferimos apostar por el riesgo en los instrumentos de deuda de la región.
Renta fija
Bonos de gobierno de EE. UU icon-down Mantenemos la infraponderación de los bonos de la Tesorería de EE. UU. Prevemos que la Reserva Federal recortará las tasas un cuarto de punto porcentual adicional este año. Sin embargo, las expectativas del mercado sobre la flexibilización de parte de la Reserva Federal nos parecen excesivas. Esto, junto con el aplanamiento de la curva de desempeño, nos hace ser cautelosos en relación con las valoraciones de los bonos de la Tesorería. Aún vemos los bonos de gobierno a largo plazo como un contrapeso efectivo frente a las liquidaciones de activos de riesgo.
Bonos municipales estadounidenses icon-neutral La dinámica favorable de oferta-demanda y los fundamentales mejorados son favorecedores. La reforma fiscal ha logrado que el hecho de que los bonos municipales estén exentos de impuestos sea más atractivo. Sin embargo, las valoraciones de los bonos municipales son elevadas y es posible que la clase de activos necesite un descanso después de un período de 10 meses de desempeño positivo.
Crédito de los EE. UU. icon-neutral Somos neutrales en relación con el crédito de los EE. UU. después de que un sólido desempeño en la primera mitad de 2019 hiciera que los desempeños alcanzaran niveles mínimos en dos años. Una política monetaria más flexible que podría extender este ciclo, una nueva emisión limitada y un comportamiento corporativo conservador respaldan los mercados de crédito. El high yield y el crédito de grado de inversión siguen siendo puntos claves de nuestra tesis sobre ingresos.
Bonos soberanos europeos icon-up La reanudación de las compras de activos por parte del BCE respalda nuestra posición de sobreponderación; particularmente, en los mercados no centrales. Una curva de desempeño relativamente pronunciada, particularmente en estos países, es una ventaja para los inversionistas de la eurozona. Los desempeños se ven atractivos para los inversionistas basados en dólares estadounidenses con cobertura gracias a la considerable diferencia en las tasas de interés entre los dólares estadounidenses y el euro.
Crédito europeo icon-neutral Las compras renovadas de deuda corporativa por parte del BCE y un giro en las tasas “más bajas por incluso más tiempo” son favorables. Los bancos europeos se encuentran mucho mejor capitalizados después de años de saneamiento de balances. Incluso con diferenciales de compra-venta más restrictivos, el crédito debería ofrecer ingresos atractivos tanto para los inversionistas europeos como para los inversionistas globales con base en cobertura de divisas.
Deuda de ME icon-up Nos gustan los bonos de mercados emergentes (ME) debido a su potencial de ingresos. El giro conciliador de la Reserva Federal ha estimulado la recuperación de las tasas locales y ha ayudado a la recuperación de las divisas locales frente al dólar estadounidense. Vemos que los mercados de divisas locales tienen espacio para expandirse y los preferimos por encima de los mercados de divisas fuertes. Vemos oportunidades en América Latina (con poca posibilidad de contagio de los problemas en Argentina) y en países sin exposición directa a las tensiones comerciales entre EE. UU. y China.
Ingreso fijo asiático icon-neutral El giro conciliador por parte de la Reserva Federal y el BCE les brinda a los bancos centrales asiáticos espacio para la flexibilización. La estabilidad monetaria es otro aspecto positivo. No obstante, las valoraciones han mejorado después de una sólida recuperación y vemos un aumento de los riesgos geopolíticos. Como resultado de esto, hemos reducido el riesgo general y aumentado la calidad en el crédito.

Visiones desde una perspectiva del dólar estadounidense en un horizonte de tres meses

Lee más sobre nuestras perspectivas de inversión en nuestra perspectiva de mitad de año 2019.

Impulso proteccionista

 

Las delegaciones comerciales de EE. UU. y China reanudaron las conversaciones.

La extensión del ciclo

 

La expansión económica de EE. UU., que ha batido récords de duración, se sustenta en el aumento del gasto de los hogares y, por el momento, no parece probable que ocurra una caída más fuerte.

Aumento de la resiliencia

 

La mayoría de los bonos de gobierno desempeñan un papel fundamental en la construcción de la resiliencia de los portafolios, incluso a niveles de bajo rendimiento, tanto desde un punto de vista táctico como en los portafolios a largo plazo.

Mike Pyle
Managing Director, es el principal estratega de inversión global para BlackRock
Ben Powell
Chief Investment Strategist for APAC — BlackRock Investment Institute
Scott Thiel
Chief Fixed Income Strategist — BlackRock Investment Institute

Regístrate para recibir las Perspectivas de BlackRock

Inversionista profesional
De manera profesional, administro portafolios en nombre de inversionistas individuales y presto servicios de asesoramiento financiero. Ejemplos de inversionistas profesionales incluyen asesores financieros, banqueros banca privada, etc.

Inversionista institucional
De manera profesional, administro portafolios en nombre de instituciones tales como fondos de pensiones, fondos soberanos, compañías de seguro, etc.

Inversionista particular
Compro y vendo valores de manera personal, no para otra compañía u organización. No soy inversionista profesional ni inversionista institucional.