Skip to content

Por qué la estabilidad puede ser suficiente para los cíclicos

28 jun 2019

¿Los valores cíclicos pueden seguir triunfando sobre los defensivos? Análisis de Russ.

Los valores cíclicos prevalecen. Después de recibir un fuerte golpe en el cuarto trimestre, en lo que va del año, los valores y sectores de tipo cíclico han triunfado sobre los valores “defensivos”, menos expuestos a las distintas etapas del ciclo económico. Esta tendencia se acentuó aún más durante el último mes. Por ejemplo, en abril, el sector de finanzas tuvo un mejor desempeño que el de salud con una diferencia de 1200 puntos básicos (pb, o 12 % puntos).

Aunque los malos resultados del sector de salud se deben en gran parte a los temores crecientes que, dependiendo del resultado de las elecciones de 2020, la política de salud de los EE. UU. podría dar un giro total, los resultados divergentes de los distintos sectores no se han limitado a las finanzas y la salud. De principios de mes hasta la fecha, los sectores de tecnología y de consumo discrecional han subido de más de 4 %, mientras que los valores de los servicios públicos han disminuido este mes, y los productos básicos de consumo solo han crecido en un 1 %.

¿Van a seguir así las cosas?

Dos factores indican que sí, aunque tal vez a un ritmo más lento: los sectores defensivos todavía no están tan baratos y es posible que las expectativas económicas ya sean lo suficientemente pesimistas.

Empezando por las valuaciones, los sectores de servicios públicos y productos básicos de consumo del índice Standard and Poor's 500 (S&P 500) tienen una cotización actual con una prima de 2 a 3 % en comparación al mercado general. Aunque la prima parece justificada para los productos básicos de consumo, ya que este tipo de empresas suelen tener una mayor rentabilidad, no parece serlo para el sector de servicios públicos cuyo crecimiento es más lento. Desde la crisis financiera, la cotización de las acciones de las empresas de servicios públicos estadounidenses ha sido aproximadamente 10 % más baja que el mercado.

Otra forma de ver el valor relativo, es en función de las tasas de interés. Desde la crisis financiera, el valor de ambos sectores ha concordado más con el de las tasas de interés que con el del mercado de valores. Esto se debe a que muchos inversionistas las consideran como “sustitutivos del mercado de bonos”, es decir, valores con menos volatilidad que se guardan principalmente por su dividendo. Teniendo en cuenta el aumento reciente de las tasas de interés, ambos sectores parecen estar sobrevaluados con respecto al mercado en general.

Siendo objetivos, ambos sectores han tenido valores más elevados y seguramente podrían soportar valoraciones más altas si las expectativas económicas siguen empeorando. El problema para los valores defensivos es que parece que las expectativas ya están demasiado bajas.

El trabajo de mi compañero Kevin Bynum ilustra este punto. Si consideramos los periodos anteriores en los que las sorpresas económicas fueron excepcionalmente negativas, que definimos aquí como periodos en los que el índice Citi estadounidense de sorpresas económicas cayó por debajo de -50, estos periodos no suelen durar mucho (ver gráfico 1). Esto sugiere que la caída reciente del índice estadounidense de sorpresas económicas será pasajera, sobre todo considerando la mejora reciente de las condiciones financieras.

Índice estadounidense de sorpresas económicas

Index level, economic surprise index

Fuente: Instituto de Inversión BlackRock.

Si el índice de sorpresas de Estados Unidos se empieza a recuperar de su caída reciente a -67, puede que esto respalde los resultados extraordinarios de los valores cíclicos. Históricamente, cuando el índice de sorpresas ha vuelto a subir por encima de -50, los sectores cíclicos han tenido mejores resultados que los defensivos con una diferencia de aproximadamente 5 % durante los seis meses siguientes.

La moraleja es que después de un buen desempeño relativo en el cuarto trimestre, no resulta obvio que los valores defensivos esten particularmente baratos. Al mismo tiempo, si el crecimiento se estabiliza, sobre todo con respecto a las expectativas, los valores cíclicos seguirán por buen camino.

Russ Koesterich
Portfolio Manager, Global Allocation
Russ Koesterich, CFA, es administrador de cartera del equipo de BlackRock Global Allocation.