Los ETF ofrecen transparencia en mercados turbulentos

BlackRock |08 abr 2020

En las últimas semanas, los mercados financieros del mundo experimentaron una fluctuación pronunciada debido a las preocupaciones generadas por el brote de coronavirus.

Las referencias de acciones de EE.UU. disminuyeron la semana pasada hasta alcanzar cifras propias de un “mercado bajista”, lo que implica caídas de más del 20% en los precios respecto a los máximos recientes. De manera inusual, muchos tipos de bonos se enfrentaron a fuertes oscilaciones en los precios, mientras que el oro, una materia prima normalmente considerada segura, experimentó una caída drástica.

Entre tanta agitación, muchos inversores recurrieron a los fondos que cotizan en bolsa (ETFs) como ayuda para sortear las condiciones inestables. Los volúmenes de compraventa de ETFs en EE.UU. alcanzaron un monto histórico de 1400 billones de USD la semana pasada.

Una mayor volatilidad equivale a un aumento de la compraventa de ETFs

Los acontecimientos en el pasado demuestran que los inversores tienden a usar más los ETF en momentos de incertidumbre porque simplifican el ajuste de las posiciones y la gestión de riesgo dentro de los portafolios. Los ETFs representaron el 39% de todas las operaciones bursátiles de la semana pasada, en comparación con un promedio del 27% en 2019. En otras palabras, casi 40 de cada 100 USD comercializados en el mercado bursátil correspondieron a un ETF.

La mayor actividad de ETFs se observó en los días de compraventa de mayor ansiedad. El jueves 12 de marzo, el S&P 500 sufrió una caída de casi un 10%, su mayor caída diaria desde el desplome del mercado de acciones de 1987. Ese día, los ETFs de EE.UU. tuvieron operaciones por 340 000 millones de USD, casi cuatro veces el volumen promedio diario de 88 000 millones de USD en 2019.

El valor de la transparencia de los precios

La transparencia de las compraventas bursátiles ha demostrado ser valiosa para los inversores activos en momentos de tensión, y los ETFs ayudan a establecer precios en tiempo real cuando las operaciones del mercado subyacente se ven obstaculizadas. Esto se puso en evidencia la semana pasada, cuando los bonos se enfrentaron a un deterioro de liquidez y calidad de los mercados sin precedentes en todo el mundo. Para los inversores fue difícil y costoso formalizar operaciones importantes de bonos del Tesoro de EE.UU., bonos corporativos y mercados emergentes.

La mayoría de los bonos individuales cotizan de manera diferente a los ETFs y a las acciones, que se comercializan en bolsas con precios de compra/venta transparentes. En cambio, algunos sectores del mercado de bonos (incluida la deuda corporativa, municipal y de mercados emergentes) no son igual de transparentes, lo que significa que es más difícil acceder a los precios de compra/venta.

Como alternativa, la semana pasada muchos inversores recurrieron a los ETFs de bonos en busca de precios y operaciones en bolsa más transparentes. En resumen, las operaciones de ETF de bonos que cotizan en bolsas de EE.UU. alcanzaron un total de 52 000 millones de USD el 9 marzo, en comparación con el promedio de 11 000 millones de USD de 2019.4 Durante la semana, el volumen de los ETFs de bonos se disparó a 217 000 millones de USD.

Operaciones y precios en tiempo real

Las alteraciones de los mercados de renta fija durante la última semana provocaron diferencias entre los precios de los ETFs de bonos y los valores de sus bonos. Los denominados “descuentos” respecto de los valores liquidativos (VL) pueden producirse porque los ETFs de bonos tienden a operar con mayor frecuencia que los bonos individuales, especialmente en momentos de tensión.

Es importante señalar que los descuentos recientes en los ETFs de bonos no reflejan un problema con su propia estructura. Por el contrario, los inversores deben pensar en un ETF como un indicador principal de los precios de mercado, puesto que transmiten información en tiempo real sobre la calidad y accesibilidad de los mercados subyacentes.

Buenas prácticas de compraventa de ETFs

Ante la persistencia de la volatilidad del mercado y la menor liquidez en el mercado de bonos, es posible que los inversores sigan viendo descuentos.

Los inversores pueden ayudarse al cumplir con las buenas prácticas a la hora de comprar o vender ETFs. Se deben tener en cuenta dos aspectos clave:

  • TIEMPO: Como los mercados pueden ser más volátiles cerca de la apertura y el cierre, es mejor operar después de los primeros 20 minutos de compraventa del día y antes de los últimos 20 minutos. De ser posible, se debe realizar la compraventa de ETFs mientras el mercado subyacente de los títulos que replican los ETFs esté abierto.
  • TIPO DE ORDEN: Al igual que con las acciones individuales, asegúrate que tu tipo de orden se alinee con tus objetivos. Considera el uso de órdenes limitadas para mantener un mayor control del precio de ejecución durante momentos volátiles del mercado. Las órdenes del mercado pueden ser adecuadas si la velocidad de ejecución es fundamental, pero es posible que no obtengas el precio que estaba disponible cuando efectuaste la orden.