5 motivos para hacer a los ETFs parte de la cartera de los clientes

oct 30, 2018
por BlackRock

Los fondos que cotizan en bolsa o ETFs son una de las maneras más fáciles para que los inversionistas obtengan exposición a los mercados financieros, lo que los hace un producto de inversión cada vez más popular en México. Los ETFs ofrecen un fácil acceso a una amplia variedad de activos (desde instrumentos de renta variable hasta bonos y materias primas) que, generalmente, tienen como objetivo replicar el rendimiento de un índice, como el índice S&P 500. Los ETFs pueden comprarse y venderse de manera instantánea en una bolsa de valores de la misma manera que se comercializan las acciones individuales, lo que brinda la versatilidad de moverse sin dificultades entre diferentes clases de activos o sectores. El mercado global de ETFs tiene hoy en día un valor aproximado de 4,700 billones de USD, un aumento con relación a los 100,000 millones de USD de principios de siglo. BlackRock estima que los activos de ETF globales podrían alcanzar los 12,000 billones de USD en los próximos cinco años, en parte impulsados por la mayor sensibilidad en cuanto a las comisiones y un cambio de mentalidad entre los inversionistas que favorece la asignación de activos sobre la selección de valores individuales.

Entonces, ¿qué es lo más atractivo? A continuación te damos cinco razones por las que los asesores recomiendan los ETFs como parte central de los portafolios de inversión de sus clientes.

Diversificación

La mayoría de los ETFs invierten en una amplia cartera de valores, lo que típicamente proporciona a los inversionistas exposición a un mercado específico sin tener que adquirir esos valores de manera individual. Esto significa que los inversionistas pueden usar los ETFs para tomar, de manera activa, decisiones rápidas sobre la asignación de activos, cambiando entre diferentes tipos de clases de activos, sectores, regiones o temas de inversión con facilidad, lo que les otorga a los inversionistas una infinidad de maneras de diversificar sus tenencias y administrar el riesgo. Los inversionistas de América Latina, por ejemplo, utilizan los ETFs con frecuencia como una manera de añadir diversificación internacional a sus carteras o como parte de una estrategia de multi-activos.

Costo

La mayoría de los ETFs están diseñados para seguir el desempeño de un índice de referencia, por lo que frecuentemente poseen costos más bajos con relación a otros tipos de vehículos o fondos de inversión administrados de forma activa, que generalmente toman una mayor parte del rendimiento para cubrir gastos como comisiones por administración y por operación. Las comisiones más bajas les brindan a los inversionistas la opción de conservar una mayor cantidad de su ganancia, lo que posiblemente los ayuda a lograr sus objetivos de inversión de manera anticipada. Además, los ETFs tienden a ser fiscalmente eficientes*; particularmente, los ETFs de UCITS, lo que puede ofrecer posibles beneficios fiscales en comparación con otros productos.

Liquidez

Dado que los ETFs se comercializan en una bolsa de valores, la facilidad de tener la posibilidad de comprar y vender siempre que el mercado esté abierto es una de las razones por la que los inversionistas eligen los ETFs. De la misma manera que sucede con las acciones, los inversionistas pueden ver los precios de los ETFs en tiempo real, lo que significa que cualquier noticia que afecte a los mercados se reflejará rápidamente en el precio. Esto les permite a los inversionistas tomar decisiones más informadas sobre si desean retirarse de una inversión o añadir a su cartera.

Transparencia

La mayoría de los ETFs publican sus tenencias diariamente e informan los resultados de rendimiento trimestralmente. Los inversionistas pueden conocer exactamente toda la información antes de adquirir un ETF y, cuando hayan invertido, pueden hacerle seguimiento a las tenencias actuales de fondos en sus ETFs para saber cómo se está desempeñando un fondo en relación con el índice de referencia. Esta transparencia puede brindarles a los inversionistas mayor confianza sobre cómo se está invirtiendo su dinero y les permite controlar si un ETF está logrando sus objetivos de inversión establecidos.

Flexibilidad

Debido a que los ETFs se comercializan en bolsas de valores, los inversionistas tienen la flexibilidad de comprar y vender siempre que el mercado esté abierto. Los ETFs también pueden utilizarse para obtener una variedad de estrategias de inversión, como estrategias buy-and-hold o estrategias de asignación de activos tácticos, o utilizarse como instrumentos de negociación a corto plazo.

Actuar ahora

Con un enfoque cada vez mayor en el valor económico por parte de los inversionistas y asesores, los ETFs representan una alternativa de bajo costo para tener acceso a una gran variedad de opciones de inversión. Los ETF iShares Core pueden utilizarse como componentes para crear la base de un portafolio de largo plazo diversificado lo suficientemente ágil como para responder a los cambios de los mercados mientras que les permiten a los inversionistas adoptar rápidamente las nuevas tendencias de inversión que van surgiendo.