brillar

Semiconductores: Un motor detrás de la innovación tecnológica

Los semiconductores continuarán ganando relevancia en la economía global conforme nuevos productos y soluciones aumentan la demanda de chips. Para los inversionistas, esta es una nueva oportunidad para obtener exposición a estos productos a través de una estrategia de inversiones temáticas.
  • El mercado de semiconductores podría generar ingresos por más de 543 mil millones de dólares en 2022.
  • Estados Unidos y China asignaron 50 y 150 mil millones de dólares respectivamente para impulsar la manufactura de semiconductores.
  • De acuerdo con la Asociación Mexicana de Distribuidores Automotores, el abastecimiento de semiconductores se restablecerá para el segundo trimestre de 2022

Los semiconductores mueven el mundo. Conocidos como circuitos integrados, chips o microprocesadores, los semiconductores son el cuarto producto más comercializado a nivel mundial1.

Se estima que la producción de semiconductores se ha incrementado en 180% desde el año 2000, pero también se han multiplicado los dispositivos, servicios y soluciones que los usan. La creciente adopción tecnológica en curso podría implicar ingresos por más de 543 mil millones de dólares2 en el mercado de los semiconductores tan solo durante 2022.

No cabe duda de que aún resta solucionar los desafíos que 2020 y 2021 dejaron en las cadenas de suministro del sector de los semiconductores. Sin embargo, conforme el sector público y privado se alistan para responder a la nueva demanda, existirá una oportunidad de inversión temática para aprovechar la tendencia de digitalización e innovación tecnológica que impulsa a este sector. 

De micro a macro

Pese a su diminuto tamaño, los semiconductores pueden procesar millones de cálculos por segundo y almacenar grandes volúmenes de información. Los semiconductores han sido esenciales para el progreso tecnológico en las últimas décadas, permitiendo avances en las comunicaciones, la informática, los electrodomésticos y el sector de la salud.

Actualmente el internet de las cosas (IoT por sus siglas en inglés) está transformando la industria, ya que los semiconductores son indispensables para múltiples aspectos del mundo conectado, las tecnologías de la información y los sensores.

Los microprocesadores son la plataforma que soporta los macroavances al centro de la megatendencia en la que se agrupan las innovaciones tecnológicas, incluidas áreas como robótica, aprendizaje automatizado o machine learning, inteligencia artificial y visión artificial o computer vision.

De igual manera, los semiconductores son el cerebro de las tecnologías que moverán la economía global a futuro. Además de hacer posible la computación en la nube y los centros de datos, los microprocesadores también son la piedra angular para el suministro de electricidad, el internet de las cosas y la red 5G o los pagos digitales y las criptomonedas.

No es ninguna exageración pensar en ellos como la pieza clave para las tecnologías emergentes que ya transforman la realidad, y los gobiernos nacionales de múltiples regiones ya están tomando cartas en el asunto para promover inversiones que potencialicen su recuperación y fomenten un mayor crecimiento.

Política de chips

La autosuficiencia en la producción de semiconductores se está perfilando como una de las prioridades centrales de las próximas décadas. De acuerdo con investigaciones recientes, podría volverse tan indispensable para las naciones como la generación de energía3.

Aumentar la capacidad de producción de semiconductores es parte de la estrategia de diversas naciones. Entidades como la Unión Europea y países como China o Estados Unidos están concentrando sus esfuerzos para crear cadenas de suministro más resilientes que no dependan del suministro global. Estados Unidos, por ejemplo, firmó una orden presidencial por 50 mil millones de dólares para garantizar la manufactura nacional de microprocesadores. Por su parte, China cuenta con un presupuesto de 150 mil millones de dólares en subsidios gubernamentales para abastecer el 80% de la demanda local.

En México, una de las industrias más afectadas por escasez de microprocesadores fue la automotriz. Está previsto que el abastecimiento de semiconductores se restablecerá para el segundo trimestre de 20224, pero para hacer frente a este tipo de situaciones, el país está analizando soluciones para minimizar el riesgo de vivir una situación similar en el futuro y se está hablando sobre coproducir semiconductores con Estados Unidos como parte del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá.

Los semiconductores son el primer eslabón de toda la cadena de valor de sistemas y dispositivos electrónicos. Conforme la economía global vira hacia más y mejor tecnología, el papel de los semiconductores será cada vez más importante.

Productos

Invertir en semiconductores brinda exposición estratégica a diversas regiones y permite posicionarse al centro de la revolución de la información y la innovación tecnológica. Los productos iShares ETFs pueden ofrecer una fuente diversificada de ingresos.