Perspectivas de mercado 2020: Poner a prueba los límites

Nuestra visión sobre las clases de activos

Visión global

Llegamos rápidamente a la conclusión de que el COVID-19 provocaría una contracción económica a corto plazo sin precedentes, pero que una respuesta contundente en materia de políticas ayudaría a mitigar el daño y hacer que la disminución acumulada del producto bruto interno sea más leve que la de la crisis financiera mundial.

Como resultado, a finales de febrero defendimos que se deben aprovechar las oportunidades históricas en sustentabilidad. Asimismo, a finales de marzo dijimos que se deben aprovechar las oportunidades en los activos de riesgo en portafolios estratégicos Desde entonces hemos mantenido una postura neutral con respecto a las acciones en nuestro marco estratégico después del repunte significativo, pero mantenemos sobreponderado el crédito. Consideramos que los niveles de diferenciales más altos representan un mayor riesgo de incumplimiento.

Por motivos tácticos, en un horizonte de inversión más corto, pasamos a ser cautelosos el 28 de febrero y adoptamos una postura neutral con respecto a las acciones y el crédito. Volvimos a tener una postura levemente favorable al riesgo el 6 de abril, con una sobreponderación del crédito y favoreciendo a los activos de calidad superior con respaldos de política sólidos. Esto se vio reflejado en nuestra preferencia por las acciones de EE.UU., por el crédito de grado de inversión y el factor de calidad.

Ahora hemos subponderado las acciones de EE.UU. a neutral en medio de los riesgos de reducción del estímulo fiscal y la incertidumbre electoral, y nos mostramos cautelosos con los mercados emergentes. Hemos sobreponderado las acciones europeas ya que vemos que ofrecen la exposición más atractiva a un repunte cíclico. Mantenemos la sobreponderación del crédito debido a una búsqueda global de rendimiento y las compras por parte de los bancos centrales.

Decisiones tácticas

Mantenemos una postura moderada favorable al riesgo, dada nuestra evaluación macro del impacto del virus y la sólida respuesta en materia de políticas. Esto se equilibra con una preferencia por los activos de calidad superior que tienen respaldos de política y mayor jerarquía en la estructura de capital corporativo.

Como resultado, preferimos el crédito en lugar de las acciones. Esto incluye sobreponderaciones del crédito de grado de inversión (nuestro sesgo de calidad), el high yield y la deuda de la periferia de la zona del euro. El común denominador son las nuevas compras de activos por parte de los bancos centrales, un trasfondo de tasas de interés estables e ingreso atractivo en un mundo donde los activos con rendimientos aceptables son difíciles de encontrar.

Subponderamos las acciones de mercados emergentes y la deuda denominada en dólares estadounidenses. Muchas economías de mercados emergentes siguen luchando por contener el brote del virus y carecen de capacidad para tomar medidas en materia de políticas para amortiguar el impacto.

Hemos aumentado nuestra tenencia de acciones europeas a sobreponderada. La región ofrece una exposición cíclica más atractiva que los mercados emergentes debido a sus medidas de salud pública y una respuesta ampliada en materia de políticas. Cambiaremos nuestra postura con respecto a las acciones japonesas a neutral por motivos similares.

Hemos cambiado nuestra postura con respecto a las acciones de EE.UU. a neutral después de una trayectoria sólida de desempeño superior. Los riesgos incluyen el agotamiento de las políticas, un resurgimiento del virus, la intensificación de las tensiones entre EE.UU. y China y una temporada de elecciones turbulenta. También redujimos las acciones de Asia, excepto Japón, a neutrales ya que las tensiones renovadas entre EE.UU. y China pueden dañar la confianza de los inversionistas a medida que China equilibra sus objetivos de crecimiento y estabilidad.

Desde la perspectiva de los factores, aumentamos nuestra sobreponderación del factor quality, dado que vemos su potencial de resiliencia frente a varios resultados futuros. La posibilidad de un repunte cíclico ha hecho que mejorásemos nuestra postura con respecto al factor value a neutral y cambiásemos nuestra postura con respecto el factor minimum volatility a neutral. También mantenemos una postura neutral con respecto al momentum.

Descarga nuestra Perspectiva de mitad de año en PDF

Nuestras perspectivas direccionales muestran nuestras preferencias relativas a través de clases de activos globales amplias y hacia dónde creemos que se dirigirán en los próximos seis a 12 meses. Las barras muestran nuestro grado de convicción.

Perspectivas direccionales
Perspectivas tácticas sobre los principales activos mundiales desde la perspectiva del dólar estadounidense, diciembre de 2019

Perspectivas direccionales

 

Nota: Este material representa una evaluación del entorno del mercado en un momento específico y no pretende ser un pronóstico o garantía de resultados futuros. No se debe confiar en esta información como asesoramiento de inversión con respecto a un fondo, estrategia o seguridad en particular.

Nuestras perspectivas granulares indican cómo creemos que los activos individuales se desempeñarán frente a amplias clases de activos. Indicamos diferentes grados de convicción.

Perspectivas granulares
Opiniones tácticas sobre activos seleccionados versus clases de activos amplias por grado de convicción, diciembre de 2019

Perspectivas granulares

 

Nota: Las vistas son desde una perspectiva en dólares estadounidenses. Este material representa una evaluación del entorno del mercado en un momento específico y no pretende ser un pronóstico o garantía de resultados futuros. No se debe confiar en esta información como asesoramiento de inversión con respecto a un fondo, estrategia o seguridad en particular.

Conoce a los autores
Philipp Hildebrand
Vicepresidente
Jean Boivin
Jean Boivin
Head de la BlackRock Investment Institution
Elga Bartsch
Elga Bartsch
Head de Análisis Macroeconómico
Mike Pyle
Chief Investment Strategist, BlackRock Investment Institute
Scott Thiel
Scott Thiel
Estratega jefe de renta fija