Cero emisiones netas: un enfoque fiduciario

Cero emisiones netas: un enfoque fiduciario

Estimado cliente:

El año pasado, expusimos en nuestra carta a clientes que BlackRock estaba haciendo de la sostenibilidad su nuevo estándar de inversión. Describimos cómo, con el propósito de mejorar los resultados de inversión para usted, estábamos trabajando para que la sostenibilidad fuera parte integral de la manera en la que controlamos el riesgo, generamos alfa, construimos portafolios y y buscamos mejores prácticas de investment stewardship. Hicimos este compromiso basándonos en una convicción de inversión: que la integración de la sostenibilidad puede ayudar a los inversionistas a construir portafolios más resilientes y lograr, a largo plazo, mejores rendimientos ajustados al riesgo.

En 2020, alcanzamos nuestro objetivo de integración de criterios ESG en el 100% de nuestros portafolios activos y de asesoría. Lanzamos Aladdin Climate para establecer un nuevo estándar de datos y análisis climáticos. Intensificamos nuestro enfoque de investment stewardship en sostenibilidad. Además, introdujimos casi cien nuevos fondos sostenibles ayudando a aumentar el acceso y ofrecer más opciones a los inversionistas. Puedes leer un resumen de nuestras acciones en 2020 aquí.

Poco tiempo después de mi carta de enero, el COVID-19 azotó al mundo y trajo consigo consecuencias devastadoras, tanto humanas como económicas, que persisten hasta la fecha. Al desplomarse los mercados, muchos observadores sugirieron que la pandemia desaceleraría los esfuerzos mundiales para frenar el cambio climático. Sin embargo, sucedió lo contrario. Como Larry explicó hoy en su carta anual a los CEO, la pandemia ha obligado a la sociedad a tener mayor conciencia de esta amenaza.

 El 2020 fue un año histórico de compromisos relacionados con el cambio climático por parte de corporaciones, gobiernos e inversionistas. Estos compromisos están centrados en alcanzar “cero emisiones netas”, - una economía que para el 2050 no emita más dióxido de carbono del que extrae de la atmósfera, el umbral científicamente establecido para mantener el calentamiento global muy por debajo de 2 °C.

El año pasado fue testigo de importantes compromisos de cero emisiones netas en China, la UE, Japón y Corea del Sur, y. la semana pasada, EE. UU. se reincorporó al Acuerdo de Paris. Cada vez más reguladores financieros están exigiendo divulgaciones de riesgos climáticos, los bancos centrales realizan stress-tests sobre el riesgo climático y las autoridades en todo el mundo están colaborando para alcanzar objetivos climáticos comunes. Un total de 127 gobiernos, responsables de más del 60% de las emisiones mundiales, y más de 1,100 compañías están considerando o ya implementando compromisos de cero emisiones netas.

Estos cambios tendrán repercusiones significativas para los inversionistas. El año pasado, expusimos que los inversionistas eran cada vez más conscientes de que el riesgo climático es un riesgo de inversión, dando lugar a una importante reasignación de capital. También creemos que la transición climática presenta una oportunidad de inversión histórica. A medida que el mundo se esfuerza por alcanzar cero emisiones netas, BlackRock considera que la mejor forma de apoyar a nuestros clientes es estando al frente de esa transición.

 


Compromiso de BlackRock de cero emisiones netas

BlackRock se ha comprometido a apoyar el objetivo de cero emisiones netas de gases de efecto invernadero para 2050 o antes. Estamos dando varios pasos para ayudar a los inversionistas a preparar sus portafolios para un mundo de cero emisiones netas, entre ellos aprovechar las oportunidades que se presenten por la transición hacia este objetivo. Algunas de las acciones clave para 2021 son las siguientes:

Medición y transparencia

  • Publicar un indicador relativo a la temperatura en nuestros fondos de renta variable y bonos, en aquellos mercados en los que se cuente con datos suficientemente fiables.
  • Publicar la proporción de nuestros activos que están alineados con cero emisiones netas y anunciar un objetivo provisional en cuanto a la proporción de nuestros activos bajo administración que estarán alineados con cero emisiones netas en 2030, en aquellos mercados en los que se cuente con datos suficientemente fiables.
  • A través de Aladdin Climate, ayudar a más inversionistas a administrar y alcanzar sus objetivos climáticos mediante el seguimiento de las trayectorias de los portafolios de inversión hacia las cero emisiones netas, y ayudar a catalizar datos y métricas climáticas cada vez más sólidos y estandarizados para servir mejor al sector.

Administración de inversiones

  • Incorporar los impactos del cambio climático en nuestros supuestos de mercados de capital, que son el fundamento de la construcción de portafolios en BlackRock.
  • Implementar un “modelo de mayor escrutinio” en nuestros portafolios activos como marco de referencia para administrar valores que presentan un riesgo climático significativo.
  • Ayudar a los clientes a aprovechar las oportunidades derivadas de la transición energética, desde inversiones en vehículos eléctricos hasta energía limpia y viviendas eficientes en energía.
  • Lanzar productos de inversión alineados a objetivos explícitos relativos a la temperatura, entre ellos productos en línea con un camino hacia cero emisiones netas.

Stewardship

  • Usar el investment stewardship para asegurar que las compañías en las que invierten nuestros clientes estén mitigando el riesgo climático y, a la vez, considerando las oportunidades presentadas por la transición a cero emisiones netas
  • Solicitar a las compañías que divulguen un plan de negocios alineado con la meta de limitar el calentamiento global a niveles inferiores a 2 °C, en congruencia con el logro de cero emisiones netas de gases de efecto invernadero para 2050
  • Aumentar la función de la votación de propuestas de accionistas en nuestras actividades de stewardship relacionadas con la sostenibilidad

 


Un movimiento tectónico acelerado

El año pasado, manifestamos nuestra convicción de que el mundo estaba cerca de experimentar un movimiento tectónico: una reasignación fundamental del capital hacia activos sostenibles. En 2020, comenzamos a ver como este cambio tomó forma. De enero a noviembre de 2020, los inversionistas en fondos de inversión y ETFs a nivel global invirtieron USD 288.000 millones globalmente en activos sostenibles, un incremento del 96% con respecto a todo el 2019.1

Este creciente cambio hacia activos sostenibles es resultado de varios factores: mejores datos de sostenibilidad, una gama más amplia de opciones de inversión sostenible y un consenso cada vez mayor sobre la sostenibilidad como un consistente impulsor de rendimiento. Esto ha promovido una reasignación global de capital hacia compañías más sostenibles que continuará durante varios años, y consideramos que los inversionistas que participen con mayor rapidez en esta reasignación se beneficiarán.

Durante 2020, el 81% de índices sostenibles, de una selección global representativa, registraron un mejor desempeño que lo índices de referencia.2 Este mejor desempeño fue aún más marcado durante la desaceleración en el primer trimestre, otro ejemplo de la resiliencia de los fondos sostenibles observada en periodos previos de desaceleración.3 Los rendimientos de las inversiones pueden fluctuar a lo largo de períodos específicos, pero estos datos históricos ayudan a ponerle fin a la idea errónea de que invertir de manera sostenible implica tener rendimientos más bajos.

El nuevo conocimiento sobre la inversión sostenible y el momentum global hacia cero emisiones netas darán lugar a una transformación radical de la economía en las próximas décadas. Esta transformación tiene repercusiones significativas para ustedes, nuestros clientes, y estamos comprometidos con ser su socio de preferencia en lo que concierne a datos, herramientas, estrategias y perspectivas para ayudarles a navegar la transición. Nuestras iniciativas relacionadas con el clima son el tema principal de esta carta, pero continuamos fortaleciendo nuestras capacidades en toda una gama de temas de sostenibilidad.

Acciones de cero emisiones netas de BlackRock

Dado que la economía global actual es intensiva en uso de carbón, los portafolios de la mayoría de los inversionistas diversificados, incluidos los portafolios de los clientes de BlackRock en conjunto, siguen siendo intensivas en uso de carbón. Esto no puede cambiar, ni hacerlo de la noche a la mañana, y el portafolio total de BlackRock inevitablemente estará sujeto a las decisiones de inversión de nuestra clientela. No obstante, el avance hacia una economía de cero emisiones netas está experimentando un importante momentum a nivel global, y BlackRock opina que la mejor manera de apoyar a nuestros clientes es estando al frente de esa transición. Nuestras acciones para ayudarlos a lograr ese objetivo se clasifican en tres grandes categorías: medición y transparencia, administración de inversiones e investment stewardship.

Medición y transparencia

Recientemente realizamos una encuesta a inversionistas que representan USD $25 billones en activos bajo administración, quienes señalaron de manera contundente su intención de incrementar su asignación a inversiones sostenibles, pero señalaron que la ausencia de datos de calidad era el mayor obstáculo para hacerlo. Los inversionistas solicitan mejores datos y mediciones sobre cómo está posicionado su portafolio para la transición energética.

Objetivos alineados a temas de temperatura y divulgación de cero emisiones netas
Para que los inversionistas puedan juzgar si un portafolio está listo para la transición energética y realizar asignaciones de conformidad con sus objetivos propios y ambiciones de cero emisiones netas, necesitan entender los caminos de transición de sus portafolios.

Actualmente, BlackRock reporta el promedio ponderado de uso intensivo de carbón, de conformidad con las recomendaciones del Task Force on Climate-related Financial Disclosure (TCFD), correspondiente a más de USD$ 2 billones en ETFs de iShares y fondos de inversión de BlackRock. Sin embargo, somos conscientes de que los indicadores actuales de uso intensivo de carbón no brindan una perspectiva completa del posicionamiento de los portafolios para adaptarse a la transición global hacia las cero emisiones netas, por ejemplo, su “alineación con la temperatura”.

La alineación con el tema de temperatura es una medida del cambio en la temperatura global congruente con las tenencias del portafolio. Las metodologías para medir la alineación con la temperatura están en constante evolución debido a nuevos análisis y datos específicos de sectores y regiones particulares. BlackRock trabaja intensamente para avanzar en esta área, en colaboración con pares y socios como el TCFD.

Estas divulgaciones, y la manera en que ayudan a los inversionistas a entender el camino hacia la descarbonización de una inversión, tendrán un papel cada vez más significativo en las decisiones de asignación de activos. Para poder proporcionar esta información esencial a nuestros clientes, y para mejorar la disponibilidad de datos públicos sobre la trayectoria climática que sigue el mundo actualmente, nos comprometemos a realizar las siguientes divulgaciones para fines de 2021 con respecto a todos los mercados que tengan datos suficientemente fiables, subrayando que las metodologías relacionadas con la alineación con las cero emisiones netas siguen evolucionando:

  • Publicar un indicador alineado con la temperatura relativo a todos los fondos de renta variable y bonos en mercados públicos.
  • Trabajar con los proveedores de índices para publicar la alineación con la temperatura de los principales índices de mercados.
  • Publicar la proporción de nuestros activos bajo administración que actualmente están alineadas con las cero emisiones netas.
  • Anunciar un objetivo provisional de la proporción de nuestros activos bajo administración que estarán alineados con las cero emisiones netas en 2030.

Aladdin Climate
Para poder calcular y entender con mayor facilidad la alineación con la temperatura y el riesgo climático, los inversionistas requieren mejores herramientas y tecnología. Con el fin de responder a esta necesidad, estamos desarrollando Aladdin Climate, que incorporará una amplia gama de capacidades de medición e implementación de riesgo de datos climáticos a Aladdin, la plataforma tecnológica de gestión de riesgo líder de la industria. Con el desarrollo de Aladdin Climate, ayudaremos a más inversionistas a administrar y alcanzar sus objetivos climáticos mediante la medición de los impactos a portafolio de riesgos físicos, como el clima extremo, y riesgos de transición, como el impacto de los cambios de políticas, la tecnología y el suministro de energía. Con el tiempo, esto permitirá a los inversionistas a calcular valores "ajustados al clima" a nivel de valores y portafolios, seguir la trayectoria de un portafolio hacia cero emisiones netas, e identificar mejor los riesgos y las oportunidades climáticas Nuestra aspiración es que Aladdin Climate marque la pauta en cuanto a datos, modelos de riesgo climático y procesos que traduzcan la ciencia del clima en rendimientos de portafolio.

Administración de inversiones

Estamos tomando diversas medidas para evolucionar nuestra plataforma de inversión y herramientas de administración de riesgos. Cada paso que tomamos se basa en análisis rigurosos que buscan identificar las maneras específicas en que las perspectivas de cambio climático puedan ayudar a impulsar rendimientos financieros.

Integración de consideraciones de climáticas en los supuestos de mercados de capital de BlackRock
Actualmente, pocos pronosticadores financieros incluyen los efectos del cambio climático en sus proyecciones económicas y expectativas de rentabilidad. Creemos que esto no capta una imagen precisa del futuro. Este año, BlackRock está mejorando sus supuestos de mercados de capital, que son estimaciones a largo plazo del riesgo y rendimiento, para incorporar consideraciones climáticas. Fundamental a nuestros nuevos supuestos de mercados de capital, las piedras angulares de los portafolios que construimos e implementamos en nombre de clientes, es la creencia que exitosamente evitando daños de cambio climático ayudará a impulsar crecimiento económico y ofrecer a inversionistas mejor rentabilidad. Al examinar la intensidad de las emisiones de carbono y otras medidas en los nuevos supuestos de mercados de capital, creemos que la transición premiará a las empresas, sectores y regiones que se ajusten y penalizará a otros, creando oportunidades para los inversionistas. Los temas de sostenibilidad ya no son algo que pueda tratarse después de tomar decisiones estratégicas de inversión; más bien, creemos que son indispensables para tomar decisiones de inversión, por lo cual los estamos incorporando en nuestro proceso de diseño de portafolios.

Implementación de un “modelo de mayor escrutinio” para administrar las exposiciones en los portafolios activos
Esperamos que los emisores en los que invertimos en nombre de nuestros clientes estén manejando de manera adecuada la transición global hacia una economía de cero emisiones netas. Aun cuando muchas compañías se están preparando en temas de energía para esta evolución, las que no lo hagan de modo adecuado representan un riesgo para los portafolios de nuestros clientes. Como parte de nuestro marco de mayor escrutinio para integrar el riesgo de sostenibilidad en nuestro proceso de inversiones activas, y utilizando la totalidad de nuestras herramientas de administración de riesgos, estableceremos un “universo foco” de tenencias que representan un riesgo particularmente significativo relacionado con el cambio climático por las siguientes razones:

  • Uso intensivo de carbón al día de hoy.
  • Preparación insuficiente para la transición a las cero emisiones netas.
  • Respuesta insuficiente a nuestra interacción de investment stewardship.

Si no vemos avances en estas áreas, en particular si vemos una falta de alineación aunada a una falta de compromiso, no solo votaremos en contra de la administración para nuestras posiciones en acciones de portafolios indexados, sino que también consideraremos la posible salida de esas tenencias de nuestros portafolios discrecionales activos, pues creemos que representarían un riesgo para el rendimiento de nuestros clientes. Por el contrario, creemos que las compañías que se distinguen por su trayectoria en cuanto a emisiones, preparación para la transición y gobierno corporativo a menudo representan una oportunidad para nuestros clientes.

Oferta de productos alineados con la temperatura y centrados en el clima
Estamos comprometidos con ofrecerles a nuestros clientes un conjunto completo de opciones de inversión orientadas al cambio climático. En 2021, lanzaremos productos de inversión con metas explícitas alineadas con la temperatura, para permitir que los clientes logren sus objetivos de cero emisiones netas. Estamos dispuestos a trabajar con proveedores de índices, desarrolladores de escenarios y científicos del clima para mejorar el panorama de inversiones de cero emisiones netas.

Además de productos alineados con la temperatura, lanzaremos amplias estrategias de mercado para la transición a una baja emisión de carbono, que puedan ser fácilmente sustituidas por índices ponderados por capitalización de mercado. También introduciremos un “objetivo de cambio climático” explícito para todos los nuevos fondos sostenibles; por ejemplo, metas de reducción de carbón o una preferencia por emisores mejor preparados para la transición energética.

Oportunidades de innovación climática
La economía actual aún depende en gran medida de los combustibles fósiles; sin embargo, la transición a un mundo de cero emisiones netas está generando importantes oportunidades de inversión en diversos sectores, como los de energía, transporte, industria, construcción y agricultura. Ya somos uno de los mayores inversionistas a nivel global en energía renovable, y constantemente trabajamos por encontrar nuevas oportunidades de innovación climática en los mercados públicos y privados. Además, en 2021 tenemos planes para ampliar nuestras capacidades de energía renovable más allá de la energía eólica y solar para incluir a la infraestructura climática de manera más amplia, acelerando la transición energética en los mercados emergentes a través de nuestra Alianza Financiera para el Clima con los gobiernos de Francia y Alemania y tres de las organizaciones de beneficencia de mayor impacto en los EE. UU.

Ofreciendo opciones para el cliente
Uno de los principios fundamentales de nuestra estrategia de administración de inversiones es ofrecer opciones a nuestros clientes. Dado que los inversionistas buscan cada vez más alinear sus inversiones con el objetivo de cero emisiones netas, la capacidad para construir portafolios más personalizados será una herramienta poderosa para ayudarlos a alcanzar sus objetivos. Durante mucho tiempo hemos sido líderes en apoyar a los clientes institucionales a construir portafolios personalizados y, en noviembre de 2020 anunciamos la firma de un contrato definitivo para adquirir Aperio, una empresa estadounidense de administración de inversiones. Esta adquisición nos permitirá ayudar a inversionistas a obtener servicios de personalización que tradicionalmente solo estaban disponibles para los grandes clientes institucionales. Con el paso del tiempo, anhelamos proporcionar estos servicios de personalización a aún más inversionistas.

Además, la personalización permite que los inversionistas expresen sus preferencias, no solo con respecto a las cero emisiones netas, sino también con respecto a sus valores (sociales, religiosos o de otro tipo), que podrán incorporar más profundamente en sus portafolios. Esta capacidad se suma a nuestra actual gama de productos que les permiten a los inversionistas expresar sus preferencias personales o alcanzar objetivos de sostenibilidad positiva, como nuestros ETFs con filtros o nuestra plataforma de Impacto, que invierte en empresas que abordan problemas sociales o económicos, por ejemplo, vivienda asequible o compañías que intentan generar cambios en comunidades subcapitalizadas de EE. UU.

Investment Stewardship

El investment stewardship desempeña un papel clave en la forma en la que cumplimos nuestro deber fiduciario ante nuestros clientes. Interactuamos con empresas en relación con la gobernanza y las prácticas empresariales sostenibles que creemos que promueven una rentabilidad duradera a largo plazo. El año pasado fortaleció nuestra convicción de que el riesgo de sostenibilidad, y el riesgo climático en particular, es un riesgo de inversión, por lo cual nuestro equipo de stewardship continúa aumentando su enfoque en cómo los factores relacionados con la sostenibilidad afectan la capacidad que tienen las compañías de generar rendimientos para los accionistas.

De manera explícita, les pedimos a todas las compañías que divulguen un plan de negocios alineado con el objetivo de limitar el calentamiento global a niveles inferiores a 2 °C, que es consistente con lograr el objetivo de cero emisiones netas de gases de efecto invernadero para 2050. Estas divulgaciones son esenciales para ayudar a los inversionistas a evaluar la capacidad de una compañía para realizar la transición de su empresa a un mundo de bajas emisiones de carbón y capitalizar las oportunidades de creación de valor generadas por la transición climática.

Fortalecimiento de nuestra interacción con relación al l riesgo climático
El año pasado, nuestro equipo de stewardship se centró en un universo de 440 compañías de uso intensivo de carbón, lo que representa aproximadamente el 60% de las emisiones globales de nivel 1 y 2 de empresas en las que invierten nuestros clientes. De estas 440 compañías, votamos en nombre de nuestros clientes, en contra de 64 directores y 69 compañías, e identificamos a 191 “en supervisión”. En 2021, podrían recibir votos en contra de la reelección de sus directores si no demuestran avances significativos en sus modelos de negocio y los informes del riesgo relacionado con el clima, incluidos sus planes de transición a una economía de cero emisiones netas. Vamos a ampliar este” universo foco” a más de 1,000 compañías de uso intensivo de carbón, que representan más del 90% de las emisiones globales de nivel 1 y 2 de empresas en las que invertimos en nombre de nuestros clientes de renta variable cotizadas en bolsa.

Apoyo a las propuestas de los accionistas
Consideramos que la votación de las propuestas de accionistas tiene un papel cada vez más importante en nuestras actividades de stewardship relacionadas con la sostenibilidad. Por lo tanto, cuando estamos de acuerdo con una propuesta de un accionista acerca de un riesgo relevante para la empresa (por ejemplo, un riesgo relacionado con el clima), y si determinamos que la administración podría realizar un mejor trabajo para administrar el riesgo y publicar informes sobre el mismo, apoyaremos la propuesta. También podríamos apoyar una propuesta si el modelo de negocio va por buen camino, pero consideramos que la votación a favor podría acelerar su avance. Como inversionista a largo plazo, BlackRock tradicionalmente interactúa para explicar su opinión sobre un asunto y darle a la administración tiempo suficiente para resolverlo. Sin embargo, dada la necesidad de actuar con urgencia para resolver muchas cuestiones de sostenibilidad relacionadas con las empresas, es más probable que apoyemos las propuestas de los accionistas sin esperar.

Con nuestro nuevo enfoque con respecto a las propuestas de los accionistas, en el segundo semestre de 2020, apoyamos el 54% de todas las propuestas ambientales y sociales, después de evaluar que estaban alineadas con el valor a largo plazo.

Estándares claros y unificados
Creemos que la convergencia de los estándares de divulgación es esencial para ampliar la adopción de las inversiones alineadas con las cero emisiones netas, reducir la carga de trabajo para las empresas y fomentar la toma de decisiones de inversión informadas y respaldadas por datos claros y consistentes. En lo referente a los reportes de sostenibilidad, apoyamos la convergencia bajo un solo estándar, y específicamente apoyamos la propuesta de la Fundación de Estándares Internacionales de Informes Financieros. A medida que el mundo avanza hacia un solo estándar, BlackRock continúa apoyando informes alineados a TCFD y SASB.

Carta de Larry Fink a CEOs
En el 2020, el mundo no sólo se enfrentó a la pandemia, sino también se enfocó más en la amenaza del cambio climático. Conforme más y más empresas, inversionistas y gobiernos se enfocan en la meta de cero emisiones netas para el 2050, una transformación económica se está acelerando.
Una foto de Larry Fink, CEO de BlackRock, mirando directo a la cámara.

Iniciativas corporativas de BlackRock

BlackRock también está implementando varias medidas a nivel corporativo para apoyar la transición a un mundo de cero emisiones netas.

  • Nuestro compromiso con la transparencia: Nos esforzamos por cumplir los mismos estándares de transparencia que exigimos a las compañías en las que invierten nuestros clientes. Por esta razón, en 2020 presentamos nuestro primer informe alineado a TCFD (al igual que nuestro primer informe alineado a SASB). Además de describir nuestra estrategia, gobierno corporativo y procesos de administración de riesgos para administrar las oportunidades y los riesgos climáticos, informamos sobre las emisiones de Nivel 1, Nivel 2 y Nivel 3 de nuestras operaciones corporativas, incluidos centros de datos y desplazamientos de los empleados. Actualmente, las operaciones de BlackRock son neutras en carbón. Hemos logrado y mantenido esta neutralidad mediante el empleo de estrategias de eficiencia energética, la consecución de nuestro objetivo de 100% energía renovable y la compensación de las emisiones que no pudimos eliminar de otra manera.

    En 2021, si los datos lo permiten, pretendemos ampliar nuestro informe de Nivel 3 para incluir las emisiones agregadas atribuibles a los portafolios de inversión que administramos en nombre de nuestros clientes. Aunque estas emisiones seguirán reflejando las decisiones de inversión de nuestros clientes y el progreso de la economía global hacia las cero emisiones netas, creemos que, con el paso del tiempo, las iniciativas descritas en esta carta servirán para reducir el uso intensivo de carbón de nuestros activos bajo administración e incrementar el porcentaje de activos alineados con las cero emisiones netas.

  • Política pública: Consistente con los objetivos de inversión a largo plazo de nuestros clientes, seguiremos abogando por políticas públicas que ayuden al sistema financiero a ser más resiliente, sostenible y equitativo, incluido el apoyo para alcanzar el objetivo de cero emisiones netas. Por ejemplo, apoyamos un ‘lenguaje común’ para productos sostenibles para brindar claridad y confianza a los inversionistas, en sus decisiones de inversión. También apoyamos el establecimiento de un mercado global de compensaciones de carbón que les dé a los participantes en el mercado confianza en sus transacciones, respaldados por estándares y datos claros. Aunque las compensaciones no pueden ser un reemplazo de la reducción de emisiones, la existencia de un mercado de compensaciones en operación será una parte importante de las herramientas de las compañías al avanzar hacia las cero emisiones netas. Por último, continuamos apoyando la implementación global de regímenes de precios de carbón, a la vez que se minimizan los costos para las comunidades vulnerables y se apoya el crecimiento económico.

Conclusión

BlackRock está comprometida con el objetivo global de una transición justa y equitativa a las cero emisiones netas. A medida que la transición a las cero emisiones netas transforme la economía global, creará grandes oportunidades para los inversionistas. Estamos comprometidos a brindarle las soluciones, las herramientas y los datos que necesita para navegar en esta transición y ayudarle a obtener los resultados que busca. Si tiene preguntas acerca de las acciones que estamos tomando o si desean concertar una reunión de revisión del portafolio para entender las posibles repercusiones en los activos que administramos en su nombre, nuestros relationship managers y estrategas de productos están a su disposición. Les agradecemos la confianza que depositan en nosotros.

Atentamente,
Comité Ejecutivo Global de BlackRock