Skip to content

¿Qué próximos eventos pueden mover a los mercados?

jun 14, 2019

Los mercados no están sobrevaluados ni subvaluados. Tal y como lo explica Russ, esto ofrece un indicio de lo que podría causar el próximo movimiento.

Últimamente, los mercados de valores se han tambaleado más que de costumbre. Aunque la causa inmediata haya sido el deterioro (¿o el fallo?) inesperado de las negociaciones comerciales con China, muchos inversionistas ya estaban nerviosos antes de la última avalancha de tweets. Naturalmente, algunos se mostraban incrédulos frente a la recuperación que hizo aumentar los índices de valores de Estados Unidos en un 25 % en tan solo cuatro meses. Esta incredulidad se veía exacerbada por el hecho de que el impulso de esta recuperación provenía exclusivamente de la expansión de múltiplos, es decir, pagar más por un dólar de ganancias.

Ante esta dinámica, y descartando los riesgos comerciales, ¿las acciones están sobrevaluadas? Sorprendentemente, puede que no lo estén.

El índice Standard and Poor's 500 (S&P 500) tiene actualmente una cotización 17 veces mayor que sus beneficios para el próximo año (según la base precio-beneficio, o PER) y ligeramente inferior a 19 veces en función a las ganancias pasadas. La valuación actual es elevada pero no extrema. El PER del S&P 500 está ligeramente por encima del promedio después de la crisis y un poco por encima del promedio a largo plazo. Dicho esto, la valuación actual está aproximadamente un 20 % por debajo de su nivel alcanzado en enero de 2018 y cerca de un 35 % por debajo del punto más alto alcanzado en 1999. Más importante aún, es saber cómo se comparan las valuaciones de hoy frente a las condiciones del mercado. Como ya lo hemos discutido anteriormente, la valuación depende del entorno. Los inversionistas pueden sentirse más o menos dispuestos a comprar acciones en función a las condiciones financieras, las previsiones de crecimiento y la inflación. Analizando seis modelos distintos que en promedio explican el 40 % de la variación en múltiplos, las valuaciones actuales parecen correctas.

Analizando de manera más detallada, las acciones parecen más caras basándose en el nivel de crecimiento económico relativo a las expectativas, a saber, los índices de sorpresas económicas. En la medida en que los indicadores económicos de Estados Unidos han seguido de cerca las expectativas, se podría esperar que las acciones estuvieran un 10 % más baratas que su valor actual.

Por otro lado, en relación a la confianza del consumidor, que es uno de los mejores factores coincidentes del régimen adoptado después de la crisis, el valor de las acciones parece estar subvaluado en un 10 %. La mayoría de los otros medidores, que son sobre todo versiones distintas de las condiciones financieras, sugieren que el PER del S&P 500 está casi al nivel que tendría que estar (ver gráfico 1).

Gráfico 1
Base precio-beneficio de S&P 500 frente a los diferenciales Baa del 2010 hasta hoy

S&P 500 P/E vs Baa Spreads 2010 to Present, Baa Spread to 10 year yield, Trailing Earnings

 

Fuente: Bloomberg, al 16 de mayo de 2019.

¿Qué podría cambiar el panorama?

Naturalmente, un cambio de condiciones, además de afectar las ganancias, implicaría una recalibración de los múltiplos de capital. El peor de los casos sería una combinación de crecimiento más lento y una política fiscal más restrictiva. El aumento del dólar también sería un riesgo que habría que considerar. Otra posibilidad real sería un conflicto comercial prolongado, sobre todo si los aranceles causan un aumento prolongado de la inflación. Esto restringiría el crecimiento y la libertad de la Reserva Federal de ajustar las condiciones monetarias.

Por otro lado, se crearían condiciones más favorables si la Reserva Federal aplicara medidas preventivas de expansión cuantitativa. De ser así, las condiciones financieras más favorables impulsarían a las acciones, incluso frente a una pequeña disminución del crecimiento.

Quisiera dejar en claro que nada de lo mencionado anteriormente significa que los inversionistas deben comprar o vender acciones en base a la noción que los mercados están valuados correctamente. Lo que sí se sugiere es que la trayectoria futura del mercado dependerá más del entorno que de las valuaciones.

Russ Koesterich
Portfolio Manager, Global Allocation
Russ Koesterich, CFA, es administrador de cartera del equipo de BlackRock Global Allocation.