Más allá de las eficiencias de costo y operacionales, los ETFs podrían ser la herramienta de inversión más versátil que se haya inventado. Su flexibilidad inherente continúa alimentando la demanda institucional y particular, por lo que a lo largo de los últimos años han experimentando una de las mayores tasas de crecimiento de cualquier producto de inversión. Se puede invertir con gran facilidad a través de mercados nacionales e internacionales; acceder a sectores tales como energía, finanzas y materias primas; aprovechar oportunidades de rendimiento de fideicomisos que paguen intereses y dividendos. Independientemente de cuáles sean las necesidades de los inversionistas, la familia de ETFs iShares puede ayudarles a alcanzar sus objetivos.

Tanto si se trata de mejorar la inversión actual como de explorar nuevas oportunidades, una o más de estas estrategias de inversión básicas ayudarán a que a los ETFs trabajen para usted.

Perfeccionamiento del portafolio

No todos los portafolios se diversifican del mismo modo. La idea tras la estrategia de perfeccionamiento del portafolio es asegurar que esté bien diversificada. Al contrario de lo que se suele creer, un portafolio perfeccionado va más allá de incluir una variedad de acciones, bonos y vehículos de inversión. En su lugar, se caracteriza por la correlación de una clase de activo con otra, la precisión de los vehículos usados para representar esas clases de activos y la asignación dada a cada uno de ellos.

Desfases en una cartera: Ya sea en estilos o clases de activos, pueden darse como resultado de diferentes circunstancias, por ejemplo:

  • Acumulación aleatoria: Con el paso del tiempo, es posible que se acumule una selección aleatoria de acciones, vehículos de inversión o administradores sin tener en cuenta cómo se relacionan entre ellos. De hecho, si las tenencias tienen una alta correlación entre sí, es posible que estén trabajando una en contra de la otra.
  • Concentración de portafolio: Si se ha invertido en una o dos clases de activos o sectores, se puede diversificar fácilmente con la familia de ETFs iShares.

Un portafolio bien diversificado y perfeccionada le permitirá estar en una mejor posición para maximizar su plan de asignación de activos y, de este modo, administrar el riesgo y reducir la volatilidad de la inversión. La diversificación asegura que el rendimiento no dependa tan sólo de una posición, o incluso de un pequeño grupo de inversiones.

Estrategia núcleo/satélite

Se trata de una sólida metodología para lograr una referencia y rendimiento óptimos.

Como inversionista experimentado, probablemente se ha hecho algunas preguntas complicadas: ¿Está mi portafolio lo suficientemente diversificado? ¿Cuánto riesgo estoy asumiendo exactamente? ¿Por cuánto tiempo debo mantener una acción o vehículo de inversión que esté teniendo un mal año? Usted no es el único que se formula esas preguntas. Son cuestiones que grandes inversionistas institucionales se han estado haciendo durante años. Muchas de estas entidades han encontrado las respuestas a través de una potente metodología de formación de cartera conocida como núcleo/satélite, una estrategia que está adquiriendo popularidad entre un número cada vez mayor de inversionistas.

La estrategia núcleo/satélite es una excelente manera de combinar estrategias indexadas y de administración activa. Se pueden combinar los ETFs iShares (como estrategia "núcleo") con sociedades de inversión complementarias, valores concretos o cuentas administradas separadamente (como estrategia "satélite"). El componente indexado o principal busca el rendimiento del índice de referencia. Esta es una estrategia útil para minimizar el riesgo de quedarse rezagado con respecto al mercado, mientras que los valores secundarios administrados activamente tratan de obtener un rendimiento superior.

Optimización de la relación entre riesgo y rendimiento con los ETFs iShares.

Con fines ilustrativos.

¿Por qué usar los ETFs en estrategias núcleo/satélite?

  • Transparencia en el riesgo del portafolio

    Comparado con un portafolio de vehículos de inversión y valores individuales, una estrategia núcleo/satélite puede proporcionar un nivel de riesgo más cómodo al diversificar el principal a través de distintas clases de activos.

  • Transparencia de costos

    Dado que los ETFs no requieren administración constante, como la mayoría de las sociedades de inversión que son administradas activamente, los ETFs tienen comisiones de administración o porcentajes de costos de administración más bajos, por lo que se logran mayores rendimientos al dedicar menos recursos a los gastos relacionados.

  • Transparencia de inversión

    Los ETFs brindan un aspecto que no suele considerarse en las carteras núcleo/satélite: la transparencia en la inversión. Los ETFs son completamente transparentes, ya que cada ETF está diseñado para seguir un índice establecido, y los valores que forman estos índices cambian sólo ocasionalmente.

  • Enfoque en la eficacia

    Los ETFs usados en una estrategia núcleo/satélite proporcionan un enfoque estratégico. Es difícil predecir qué acciones, vehículos de inversión y administradores tendrán mayor rendimiento, especialmente al deducir costos, de modo que al usar los ETFs como estrategia de inversión principal se obtendrán soluciones de inversión lógicas establecidas mediante el seguimiento de un índice. Los recursos de administración pueden pues centrarse en complementar las carteras con estrategias secundarias que puedan alcanzar un mayor rendimiento al largo plazo.

Cuando se ejecuta una estrategia núcleo/satélite, hay dos consideraciones esenciales: para la estrategia principal, el rendimiento de la clase de activo es lo más importante, mientras que para las estrategias satélite, la capacidad del administrador y el riesgo individual de acciones/bonos son críticos.

Las estrategias discutidas en este documento son para uso educativo y no se deben utilizar como recomendaciones de compra o venta de ningún valor incluyendo los ETFs iShares. La información proporcionada no pretende ser un análisis exhaustivo de las estrategias. Ni la diversificación ni la asignación de activos ofrece protección contra los riesgos de mercado.

Administración del riesgo

Los ETFs iShares se pueden usar al 100% como soluciones indexadas o combinados con carteras administradas activamente, con vehículos de inversión o cuentas separadas, para controlar la volatilidad general de la inversión.

  • Reducción de la exposición al riesgo activo mediante la transparencia inherente de los ETFs iShares.

    Mediante los ETFs iShares se puede controlar el riesgo activo vinculado a fondos de inversión, así como la posibilidad de un error de seguimiento alto. Al invertir en ETFs iShares se sabe exactamente en qué se está invirtiendo, ya que en ellos se replican los índices subyacentes y sus componentes se dan a conocer cada día de negociación. Las sociedades de inversión tradicionales, por otro lado, revelan sus tenencias totales con menos frecuencia. Sólo cuando realmente se puede ver la composición de la cartera del ETF y se tiene la capacidad de evaluar hasta qué punto el administrador del ETF se acerca a los objetivos y al estilo del ETF.

  • Reducción de la concentración del riesgo y diversificación de portafolios.

    Se puede diversificar evitando invertir en un único valor o clase de activo, sin concentrarse en un sector determinado e incorporando a la cartera un ETF iShares adecuado. Por ejemplo, consideremos un vehículo de inversión de baja capitalización, en lugar de estudiar todas las sociedades individuales de baja capitalización que existen, usted puede expresar sus preferencias comprando un ETF de baja capitalización.