Skip to content

La electricidad en la era de la infraestructura climática

David Giordano| Freek Spoorenberg| Rory O'Connor |jul 5, 2019

En el esfuerzo global por contar con estructuras respetuosas con el clima, no hay tarea más importante que la modernización del sector de la energía eléctrica a nivel mundial.

Financiación de la segunda etapa de la revolución de las energías renovables

Para el año 2050, se proyecta que las fuentes de energías renovables (eólica, solar e hidroeléctrica) producirán dos tercios de la electricidad mundial y se espera que la electricidad constituya la forma principal del consumo de energía mundial. (Consulta los gráficos a continuación). El empleo de energías renovables variables a esta escala es un esfuerzo monumental; un esfuerzo que implica una serie de cambios en toda la cadena de valor del suministro eléctrico y presenta oportunidades para que los inversionistas persigan objetivos tanto financieros como de sostenibilidad.

En este mercado dinámico y competitivo, creemos que los inversionistas deben hacer lo siguiente:

  • Determinar cuáles son las inversiones de calidad institucional dentro de la megatendencia global. En una industria definida por las redes, las conexiones y la colaboración pueden potenciar el acceso a nuevos sectores de crecimiento y asociaciones, tales como acuerdos de compra de electricidad corporativa.
  • Tener un punto de vista integral y calibrado del riesgo. Actualmente, las valoraciones de los activos operativos en algunos mercados han llegado al punto en el que creemos que los activos en etapa de desarrollo o construcción podrían tener un mejor perfil de riesgo/retorno.
  • Buscar la diversificación en múltiples dimensiones. Las oportunidades en los activos de generación continúan, mientras que están surgiendo posibilidades más nuevas en las áreas de almacenamiento y transmisión. Una combinación de recursos (tanto energía eólica continental y marítima como energía solar) puede unirse a un enfoque global para ayudar a construir una cartera resiliente.
  • Determinar la contribución que las inversiones hacen a los objetivos de sostenibilidad. La de las energías renovables es la categoría de inversión de impacto por excelencia, respaldada por un conjunto de datos particularmente sólido. Sin embargo, todavía es necesario que los inversionistas determinen los efectos de los activos específicos que poseen.

Las preocupaciones climáticas ahora se combinan con avances tecnológicos para transformar un sector que, a pesar de la aceptación generalizada de la energía eólica y solar, todavía sigue dependiendo principalmente de los combustibles fósiles y las arquitecturas centralizadas que se remontan al siglo pasado o épocas anteriores. Creemos que esta tendencia profunda y duradera presenta oportunidades atractivas para los inversionistas que estén equipados para reaccionar ante ellas.

Un creciente protagonismo para las energías renovables y también para la electricidad
Izquierda: Fuentes actuales y proyectadas para la generación de electricidad
Derecha: Cuota de la electricidad en la demanda final de energía

Gráfico: Fuentes actuales y proyectadas para la generación de electricidad y Cuota de la electricidad en la demanda final de energía

 

Fuentes: Izquierda: BlackRock, con datos de la AIE y Bloomberg New Energy Finance, mayo de 2019. Derecha: BlackRock, con datos de DNV-GL, mayo de 2019. La demanda final de energía tiene en cuenta el uso directo de operadores energéticos en el transporte, los edificios y la fabricación. Se excluye la generación de electricidad. PJ: mil billones de julios. Información importante: Todas las opiniones o predicciones representan una evaluación de los escenarios de mercado en un momento determinado y no pretenden ser una predicción de eventos futuros o una garantía de resultados futuros. No existe ninguna garantía de que las proyecciones expresadas se cumplan.

Capital en riesgo. Todas las inversiones financieras involucran un elemento de riesgo. Por consiguiente, el valor de la inversión y los ingresos que esta genere podrán variar, y no es posible garantizar la cantidad de la inversión inicial.

Descargar ahora

David L. Giordano
Jefe global de Energía renovable, Activos Reales de BlackRock
Rory O’Connor
Estratega global de producto, líder de Energía renovable, Activos Reales de BlackRock
Freek Spoorenberg
Director global del inversiones y jefe de Energía renovable de Europa, Activos Reales de BlackRock