Skip to content

¿Cuándo es el mejor momento para invertir? Comienza hoy

BlackRock |sep 9, 2019

Una de las aspiraciones de todos los mexicanos es mejorar su situación financiera. Si bien el ahorro es una práctica importante que contribuye a lograr esta meta, hoy en día la mayoría de los mexicanos tiene miedo de invertir de cualquier otra forma que no sea en opciones tradicionales o de muy corto plazo, ya que consideran que esta solución es sencilla y de bajo riesgo.

De acuerdo con nuestro estudio Global Investor Pulse (GIP), más de la mitad de los mexicanos (53%) considera que ahorrar en opciones de corto plazo es una opción segura para su dinero, 54% sienten que no tienen dinero suficiente para invertir, y 26% tienen miedo a hacerlo porque consideran que existe el riesgo de perder dinero.

Sin embargo, teniendo en cuenta las crecientes presiones financieras debido a retos económicos tales como el alza de la inflación, los rendimientos con opciones de inversión de corto plazo son menores y menos efectivos. Por falta de conocimiento y el miedo de no tomar un riesgo, los mexicanos están perdiendo una oportunidad de expandir sus ahorros a largo plazo a través de la inversión.

¿En qué invierten su dinero los mexicanos?

Para cambiar esta percepción, es fundamental brindarles a los potenciales inversionistas las herramientas que necesitan para dar este primer paso e invertir inteligentemente. De hecho, el mismo estudio arrojó que dos de cada cinco personas en México consideran que contar con información clara y accesible sobre la diversidad de instrumentos de inversión es vital para dar el primer paso.

Es ahí donde los asesores financieros pueden volverse un recurso invaluable para apoyar a los nuevos inversionistas, ofreciendo orientación que permita tomar mejores decisiones que los ayuden a alcanzar sus metas y lograr un mejor futuro financiero.

Nuestra encuesta global también demuestra que entre los mexicanos, 55% prefieren que un asesor los guíe sobre las oportunidades de inversión en lugar de que simplemente les diga qué deberían hacer. En el resto del mundo, esta preferencia es de 30%, en promedio. Por eso, los inversionistas potenciales que están interesados en construir mejores portafolios pueden lograrlo con una asesoría continua.

Para aquellos que recién están comenzando a invertir, proponer instrumentos como los ETFs pueden ser una opción sencilla y accesible para entrar al mundo de la inversión.

Desde 1993, cuando apareció el primer ETF en Estados Unidos, hasta ahora, el mercado de estos productos ha crecido significativamente. Esta tendencia se ha agudizado más en los últimos 5 años, y actualmente, los ETFs son una industria que representa entre el 25% y el 40% del volumen diario en los mercados bursátiles, con inversionistas individuales o instituciones de todo tipo. Adicionalmente, los ETFs han resultado ser instrumentos a los que muchos inversionistas se adaptan rápidamente debido a su flexibilidad, incorporándolos a su proceso de toma de decisiones, incluso a pesar de la volatilidad de los mercados. Esto los hace instrumentos ideales para potenciales inversionistas que quieren crecer sus finanzas, a través de acciones que van más allá del ahorro en efectivo.

Es el trabajo de los asesores financieros brindar su conocimiento y experiencia para sugerir los mejores instrumentos, según las metas y necesidades de sus clientes, quitando el miedo a invertir, y motivándolos a comenzar a armar su portafolio de inversiones desde hoy. La guía que ofrecen refuerza una sensación de seguridad y ayuda a desmitificar conceptos alrededor de la inversión, ya que muestra, por ejemplo, que instrumentos como los ETFs han demostrado ser atractivos para mejorar la situación económica personal a largo plazo.

Regístrate para recibir las
Perspectivas de BlackRock


Inversionista profesional
De manera profesional, administro portafolios en nombre de inversionistas individuales y presto servicios de asesoramiento financiero. Ejemplos de inversionistas profesionales incluyen asesores financieros, banqueros banca privada, etc.

Inversionista institucional
De manera profesional, administro portafolios en nombre de instituciones tales como fondos de pensiones, fondos soberanos, compañías de seguro, etc.

Inversionista particular
Compro y vendo valores de manera personal, no para otra compañía u organización. No soy inversionista profesional ni inversionista institucional.