LA PERSPECTIVA DE ANDREW

Lista de verificación de factores:
4 requisitos para un factor robusto

sep 13, 2017

La capacidad de las estrategias de factores parece grande 

¿Alguna vez te preguntaste por qué algunas ideas de inversión se definen como factores y otras no? Aquí hay una lista de verificación de lo que hace que un factor sea verdadero o robusto.


Algunos cínicos han acaparado la mayor parte de los titulares últimamente lamentando la propagación del "factor zoo" o afirmando que algunas estrategias de factores están a punto de desaparecer. Es cierto que los factores obtienen una buena cantidad de prensa. Hace poco, una periodista me llamó por un experimento en el que diseñó una hipotética estrategia basada en un factor de cat: ¡mantener existencias con la palabra "cat" (gato) en el nombre podría generar aparentemente un rendimiento astronómico imposible! Tenía recuerdos cálidos y peludos (tal vez demasiado pelaje) de nuestra mascota cariñosa de 17 libras. Henry siempre venía cuando lo llamaban, pero desafortunadamente tuvimos que regalarlo debido a alergias familiares.

Al igual que nuestro gato, resulta que el enfoque de la periodista no fue un ajuste perfecto. Sin embargo, destacó de manera alegre la proliferación de nuevos productos basados en factores. Así que pensé que era hora de hablar sobre cómo ordenar el ruido para identificar factores verdaderos, esos controladores de rendimientos amplios y persistentemente recompensados.

Aquí hay una lista de verificación para determinar qué es un factor robusto y qué no.

1. ¿Ha creado valor?

Hay miles de ideas de inversión. Pero en la inversión por factores, solo nos interesan las ideas que han generado rendimientos positivos ajustados al riesgo durante décadas.

Los académicos comenzaron a identificar los factores como impulsores del retorno en la década de 1930, y nos dieron datos de décadas que muestran la creación de valor a largo plazo. En particular, Ben Graham y David Dodd publicaron la base de la inversión de valor, Security Analysis, en 1934. Los académicos comenzaron a estudiar formalmente el momentum (las tendencias tienden a persistir) en los años sesenta. Hoy en día, los pocos factores de equidad que han entregado rendimientos ajustados al riesgo más altos que el amplio mercado incluyen los nombres que reconocería: El valor, el momentum, la calidad, el tamaño y la volatilidad mínima tienen décadas de historia.1

Puedes preguntarte, ¿no nos lleva a un mundo de analistas produciendo ideas de factores basados en la minería de datos y las pruebas dudosas? En realidad, no. Ahí es donde entra nuestra segunda casilla de verificación: intuición económica.

2. ¿Hay una razón económica?

Los datos empíricos fuertes no son suficientes. Los factores deben basarse tanto en una fuerte intuición económica como en evidencia académica. Piensa en esto como una prueba de olor económico para ver si un buen análisis ha salido mal: ¿tiene sentido que esta idea genere retornos?

Aquí está mi regla general de décadas de investigación, enseñanza y gestión de la inversión por factores en mi carrera: No mire ningún dato sin aplicar también alguna intuición.

¿Qué tipo de intuición? Hay tres razones principales por las que un factor puede funcionar:

  1. Riesgo recompensado – puede generar mayores rendimientos a largo plazo por asumir más riesgos.
  2. Impedimento estructural – aprovechar las oportunidades creadas por las reglas del mercado o las restricciones de los inversionistas, como las restricciones a las tenencias de fondos de pensiones.
  3. Sesgos de los inversionistas – capitalizar las oportunidades creadas por ciertos comportamientos de los inversionistas, como la extrapolación de tendencias.

Pongamos esta intuición a prueba usando el factor de valor. ¿Tiene sentido que las acciones con descuento superen a sus pares más caras? Sí. Las acciones de valor han tendido a tener un rendimiento inferior durante las recesiones económicas, porque esas empresas suelen tener fábricas, líneas de producción y otros activos fijos que no se pueden redistribuir fácilmente.

Las empresas con altas tasas de crecimiento también pueden deslumbrar a algunos inversionistas para que suban a esas estrellas fugaces y pasen por alto las acciones de mayor valor. Cuando las acciones de crecimiento fracasan, esas acciones infravaloradas superan en rendimiento. Entonces, el valor es económicamente intuitivo como un factor, basado en el riesgo económico recompensado y en los sesgos de comportamiento de los inversionistas.

3. ¿Se está diversificando?

La tercera casilla de verificación es si un factor proporciona algo diferente a la exposición a la capitalización de mercado tradicional. ¿Agrega una fuente adicional de retornos? Un factor que simplemente replica una inversión que rastrea el amplio mercado accionario, por ejemplo, no ofrece ninguna diversificación.

Idealmente, un factor debe tener baja correlación con otros factores. Como ejemplo, esperamos que el factor de valor no se mueva exactamente en la misma dirección, exactamente en la misma cantidad y exactamente al mismo tiempo que el factor momentum. Esto se debe a que capturan ideas de inversión diferentes.

4. ¿Es escalable?

La prueba final es si el factor se puede implementar de manera eficiente y rentable, idealmente de manera transparente. Esto es lo que buscaría: costos de operación razonables, un nivel razonable de rotación y un alto grado de capacidad. Equilibrar devoluciones, riesgos y costos es clave para implementar una estrategia de factor de manera eficiente, como con smart beta ETFs.

Es posible que un factor pueda verificar las primeras tres casillas y no pasar esta prueba final: Podría ser una idea que deba capturarse tan rápidamente que aumente los costos de transacción o podría apuntar a títulos relativamente ilíquidos.

Los factores robustos verifican todos los cuadros

Para ser un conductor amplio y persistente de los retornos, un factor robusto debería verificar las cuatro casillas en esta lista de verificación. Debería haber creado valor a largo plazo, estar basado en la intuición económica, agregar diversificación de cartera y poder implementarse de manera eficiente y a bajo costo.

Esa estrategia “cat” no verificó una sola caja, y si alguna vez hubiera llegado a la sala de operaciones, probablemente habría sido una cat-ástrofe.

Andrew Ang
Head of Factor Investing Strategies
Andrew Ang, PhD, Managing Director, is Head of Factor Investing Strategies and leads BlackRock’s Factor-Based Strategies Group. Throughout his career, Dr. Ang’s ...