Skip to content

Inversiones alternativas:
Mitos y malentendidos

Capital en riesgo. El valor de las inversiones y el ingreso que se obtenga de ellas pueden subir o bajar y no están garantizados. Es posible que no recuperes la cantidad que invertiste.

Las inversiones alternativas están rodeadas de mucha confusión. Algunos inversores todavía piensan en estas como fondos exóticos de alto riesgo reservados para personas e instituciones con ingresos extraordinariamente altos. Sin embargo, la realidad es que las inversiones alternativas tienen su lugar en casi todas las carteras.

  • Mito: las inversiones alternativas son más volátiles que las acciones y los bonos.

    Realidad: Si bien algunas inversiones alternativas pueden experimentar niveles más altos de volatilidad en comparación con las acciones y los bonos tradicionales, como grupo, no son más volátiles que cualquier otra inversión. De hecho, muchas inversiones alternativas experimentan mucha menos volatilidad que el mercado bursátil.

  • Mito: las inversiones alternativas constituyen una clase de activos exclusiva.

    Realidad: las inversiones alternativas representan distintas estrategia de inversión en una variedad de mercados y vehículos. Una forma útil de pensar en las inversiones alternativas es diferenciar sus "contenidos", los activos o estrategias que determinan cómo se espera que respondan las inversiones individuales, de sus "contenedores", la estructura del fondo que determinará la transparencia y el acceso al capital.

  • Mito: Invertir en un fondo alternativo diversificará mi cartera.

    Realidad: De la misma forma que el añadir acciones de una sola empresa o fondo de inversión no conduce a una diversificación significativa, una sola inversión alternativa puede tener un impacto limitado. La inversión en una única estrategia alternativa puede proporcionar ciertas ventajas de diversificación, pero también puede concentrar riesgos.

  • Mito: Los inversores no pueden acceder a su dinero si realizan inversiones alternativas.

    Realidad: La liquidez de las inversiones alternativas depende de cada inversión concreta. Algunos fondos de inversión alternativos ofrecen acceso diario al efectivo. Por otra parte, las sociedades limitadas pueden imponer restricciones que van de los 30 días a más de 10 años.

  • Mito: Solo los inversores institucionales y con ingresos extraordinariamente altos pueden acceder a inversiones alternativas.

    Realidad: Los inversores individuales disponen de más acceso a las inversiones alternativas que nunca antes debido a innovaciones en las estructuras de los productos. Los fondos de inversión de capital variable, por ejemplo, tienen barreras nulas o bajas para invertir. Otras estructuras, como los fondos de capital fijo registrados y los fondos no registrados, tienen algunos límites con respecto a quién puede acceder a ellas.

  • Mito: Las inversiones alternativas no han conseguido proteger a los inversores durante las recesiones del mercado.

    Realidad: Es cierto que las correlaciones en casi todas las inversiones tienden a convergir en periodos de extrema tensión en el mercado. Sin embargo, incluso durante las crisis, la historia nos muestra que las inversiones alternativas no han caído tanto como lo ha hecho la renta variable, proporcionando una amortiguación para los inversores.

  • Mito: Las inversiones alternativas son demasiado caras.

    Realidad: Las comisiones de las inversiones alternativas varían y dependen de la estructura del fondo. El "contenedor" de una inversión alternativa generalmente indica las comisiones que un inversor puede esperar pagar.

IBEM0919E-956229