Investigación de Greenwich Associates
sobre ETFs

Descubre por qué las instituciones de Europa y de todo el mundo están recurriendo a ETFs para resolver los desafíos de inversión en todas las clases de activos.

Capital en riesgo. Todas las inversiones financieras implican un elemento de riesgo. Por ello, el valor de su inversión y el ingreso que obtenga de ella serán variables, y no se puede garantizar la cantidad inicial invertida

Nueva edición del informe de Greenwich Associates, “European Institutions Explore New Asset Classes with ETFs” (Las instituciones europeas exploran nuevas clases de activos con ETFs)

Las instituciones europeas que participaron en la cuarta encuesta de Greenwich Associate en la región EMEA están preparando sus carteras para el regreso de la volatilidad y el cambio hacia un entorno con tipos de interés cada vez más altos mientras continúan con la implementación de la MiFID II y otros nuevos reglamentos.

Resultados principales

  1. A medida que las instituciones crean e implementan estrategias para hacer frente a estos desafíos, hacen un uso cada vez mayor de ETFs. Las asignaciones promedio a ETFs entre los participantes del estudio pasaron de ser solo del 7,7% de los activos totales en 2016 a ser del 10,3% en 2017.
  2. Las inversiones en ETFs no ponderados según índices de capitalización de mercado y en ETFs Smart Beta están aumentando de manera constante en las carteras institucionales. La proporción de participantes del estudio que invierten en estos fondos ha aumentado en 10 puntos porcentuales en solo dos años, hasta el 31%
  3. La versatilidad de los ETFs está impulsando la expansión de su inclusión en las carteras de inversión. Los ETFs están siendo considerados junto con acciones y bonos individuales y derivados para su uso en una amplia variedad de estrategias de inversión activas y pasivas.

Descárgate el informe sobre Europa

Explora los informes a nivel mundial

No se debe confiar en este material como si se tratara de una predicción, un análisis o un consejo de inversión, y tampoco constituye una recomendación, oferta ni publicidad para comprar o vender instrumentos o productos financieros, como tampoco para adoptar ninguna estrategia de inversión.