Réplica de índices e inversión activa

Los ETFs buscan igualar el rendimiento de un índice. Esto significa que pueden operar con una estructura de costes muy inferior a la de los fondos gestionados activamente, que cobran comisiones más altas ante la posibilidad, aunque no la certeza, de superar el rendimiento del mercado.

Entre los fondos de gestión active, existe una amplia dispersión en los resultados de rentabilidad. Seleccionar entre los diferentes gestores supone todo un reto. La mayoría de las estrategias alpha dependen de los conocimientos técnicos y los recursos especializados en un determinado segmento del mercado. El éxito en la construcción de una cartera de gestión active con rentabilidad atractiva no puede dares por sentado.

Cabe señalar que tanto la gestión indexada como activa, tienen sus ventajas. En muchos casos lo mejor es una combinación de ambos.