BlackRock Retirement Institute

Jubilación en una economía automatizada

31 jul 2017
por BlackRock

A lo largo del siglo XXI, probablemente desarrollemos la capacidad de automatizar casi todas las habilidades del hombre. Esta nueva capacidad tecnológica cambiará en gran medida la estructura de nuestra economía y sociedad al ponerle fin a la necesidad de trabajar. Sin casi ningún aporte del hombre, las computadoras y los robots podrán producir la mayor cantidad posible de bienes y servicios. Cuando esto suceda, dos desafíos que hoy son centrales para la jubilación, proporcionar ingresos y actividades significativas sin empleos pagos, se convertirán en desafíos centrales para toda la sociedad. La jubilación actual es nuestro laboratorio para diseñar la sociedad poslaboral del futuro.

Aún no sabemos cuándo las computadoras y los robots podrán reproducir todas las habilidades del hombre. Podría llevar mucho tiempo (no obstante, según una encuesta de científicos informáticos, se sugiere que esto probablemente ocurra entre 2050 y 20751). Sin embargo, los grandes efectos comenzarán mucho antes de que podamos automatizar todas las habilidades del hombre. Esto se debe a que las habilidades más difíciles del hombre no solo son difíciles para las computadoras, también lo son para muchas personas. La mayoría de las personas tiene habilidades de nivel medio y se desempeña en trabajos que requieren habilidades de nivel medio (Figura 1). Esto es particularmente cierto para los adultos mayores. A pesar de que nuestras sociedades realizan grandes inversiones en educación y capacitación, no hemos podido desarrollar habilidades de alto nivel en toda la fuerza laboral adulta. En consecuencia, la gran transformación no esperará hasta que podamos automatizar todas las habilidades del hombre, sino que, en cambio, comenzará cuando podamos automatizar las habilidades de nivel medio.

Figura 1: Niveles de conocimiento por edad en países de la OCDE

Niveles de conocimiento por edad en países de la OCDE

Fuente: OECD Skills Outlook 2013: First Results from the Survey of Adult Skills (PIAAC), Table A3.3 (L) (en línea) (Panorama de habilidades OECD 2013: primeros resultados de la encuesta sobre habilidades de los adultos PIAAC)

La transformación hacia la automatización cambiará el debate acerca de la jubilación. Cuando comencemos a desplazar a muchos trabajadores de puestos que requieran habilidades de nivel medio, comenzaremos a tener graves desafíos con trabajadores desempleados en toda la población. En este entorno, será difícil esperar que las personas en edad jubilatoria tradicional continúen trabajando como una de las maneras para proveer ingresos para una expectativa de vida más prolongada. En consecuencia, el debate de la actualidad en torno al desafío de sustentar a una cantidad creciente de jubilados se transformará en un debate en torno a sustentar a una cantidad incluyo mayor de no trabajadores de todas las edades. Este debate deberá centrarse en posibles soluciones relacionadas con la redistribución de los ingresos porque las soluciones relacionadas con la continuación del trabajo remunerado dejarán de ser viables.

Durante la transición hacia la automatización, marcará una diferencia qué habilidades se automatizan primero. Si bien los trabajos suelen implicar una mezcla de habilidades físicas y cognitivas (Figura 2), existe una diferencia importante entre estas: la mayoría de los adultos tiene sólidas habilidades físicas de nivel medio sin mucha capacitación especial, pero sus habilidades cognitivas de nivel medio son el resultado de muchos años de desarrollo en educación formal. Si las computadoras y los robots logran automatizar primero las habilidades físicas de nivel medio, continuará existiendo una gran demanda por las habilidades cognitivas de nivel medio que se desarrollan durante la educación formal (hasta que estas habilidades cognitivas también se automaticen). No obstante, si, en cambio, se automatizan primero las habilidades cognitivas de nivel medio, entonces, los trabajos de muchos trabajadores que ahora requieren habilidades cognitivas de nivel medio cambiarán para centrarse principalmente en las habilidades físicas, y muchos trabajadores estarán sobrecapacitados para sus trabajos.

Figura 2: Distribución del empleo actual de los EE. UU. en función de las habilidades cognitivas y físicas

Distribution of Current U.S. Employment by Cognitive and Physical Skills

Fuente: Elliott, 2014, Anticipating a Luddite Revival, Issues in Science and Technology (Anticpando el resurgimiento del Ludismo, problemas de la ciencia y la tecnología)

Debemos saber cuándo próximos están las computadoras y los robots a lograr automatizar las habilidades de nivel medio, a fin de comprender cuándo y cómo tendrá lugar esta transformación. Para hacerlo, podemos adaptar las pruebas que ahora usamos para evaluar las habilidades de las personas de forma tal que estas también puedan evaluar las habilidades que poseen las computadoras y los robots. Si evaluamos las habilidades de las computadoras y los robots que ahora están desarrollando investigadores, podremos identificar las capacidades de automatización que se aplicarán en la economía en los próximos 10 o 20 años. Esta evaluación indicará cuán próximos estamos a automatizar todas las habilidades de nivel medio.

En la actualidad, la OCDE está realizando un estudio exploratorio para medir las capacidades de las computadoras con una prueba actual que se usa para determinar las habilidades de los adultos. Esta exploración abordará algunas de las habilidades que se utilizan en el trabajo. El enfoque podría ampliarse en el futuro, a fin de analizar todo el conjunto de habilidades laborales.

Stuart W. Elliott

Acerca de la autor

Stuart W. Elliott
Dirección de Educación y Habilidades, Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)

Stuart W. Elliott, PhD, se desempeña como analista de la Dirección de Educación y Habilidades de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. Recientemente, finalizó un trabajo sobre un informe temático que trata sobre una prueba para la resolución de problemas con computadoras que forma parte de la Encuesta sobre las habilidades de la población adulta (Programme for the International Assessment of Adult Competencies, Programa para la Evaluación Internacional de las Competencias de la Población Adulta, PIAAC) de la OCDE. En la actualidad, emplea la PIAAC para analizar la relación entre la tecnología, las habilidades y la productividad, lo que comprende una comparación de las capacidades del hombre y de las computadoras sobre la prueba PIAAC.

Antes de incorporarse a la OCDE, Elliott dirigió la Junta de Pruebas y Evaluaciones del Consejo Nacional de Investigación de los EE. UU. donde dirigió numerosos estudios sobre pruebas e indicadores educativos, evaluaciones de habilidades científicas y del siglo XXI, aplicaciones sobre tecnología de la información, y preparación y certificación ocupacional.