Inversiones

Cuando el dinero habla, el estrés escucha

16 abr 2019

El dinero ocupa el primer puesto en la lista de aspectos que causan estrés en las vidas de las personas. Supera otros aspectos como la salud física, el trabajo o la familia. Sin embargo, también está considerado un tabú. ¿Cómo podemos convertir este concepto en algo abordable que sea parte de la conversación cultural? El 2018 nos recordó la importancia de la geopolítica. Nuestro análisis sugiere que la mayor incertidumbre en relación con las tensiones comerciales en aumento fue un lastre significativo para los instrumentos de renta variable durante este año, lo que se vio compensado por el sólido crecimiento de las ganancias después de que el duro discurso comercial de EE.UU. se convirtiera en acciones comerciales. Vemos que nuevamente la geopolítica ensombrece los mercados en 2019.

Dato curioso: salir a correr solía considerarse algo extraño. En la década de 1960, salir a correr no estaba para nada relacionado con la salud ni tampoco era una práctica habitual. Después Nike estableció la relación. Tomaron una actividad a la que se temía y de la que se dudaba y la convirtieron en algo que forma parte de la idea general de bienestar. Actualmente es imposible caminar por las calles de cualquier ciudad, o realmente cualquier lugar, sin cruzarse con una persona que haya salido a correr. Décadas más tarde, el surgimiento de los gimnasios, las innumerables clases de actividad física y la ropa cómoda hicieron que mantenerse en forma fuera algo para todos.

En nuestro último pódcast “Cuando el dinero habla, el estrés escucha”, fui entrevistado por la moderadora Mary-Catherine Lader y hablamos sobre por qué, al igual que salir a correr, el dinero debería ser parte de nuestra idea general de bienestar y sobre cómo podemos hacer que invertir sea, poco a poco, un tema abordable. A continuación encontrarán algunos puntos destacados de nuestra conversación.

MC Lader: Tu experiencia antes de llegar a BlackRock se desarrolló en bienes de consumo y entretenimiento, y mucho antes de eso en el área legal. Ahora que eres parte de BlackRock y te has metido de lleno en esta cuestión de qué hace que más personas de todo el mundo decidan invertir, ¿qué has aprendido?

F. Cooper: Hay un denominador común para todo esto. Desde el aspecto de la comercialización, lo que estamos tratando de hacer es lograr un cambio; estamos tratando de cambiar la percepción que tienen las personas y estamos tratando de cambiar sus comportamientos. Eso es lo que hice durante toda mi carrera profesional. Se puede hacer en alimentos y bebidas, se puede hacer en entretenimiento y se puede hacer en servicios financieros. Además, creo que no hay mejor momento que este para ser parte de los servicios financieros porque estamos en un momento en el que las personas están comenzando a tomar conciencia del hecho de que la relación que tienen con el dinero es importante para la sensación general de bienestar.

MC Lader: ¿Cuál fue el catalizador para ese cambio y por qué ahora?

F. Cooper: Si prestas atención a lo que está sucediendo en la cultura, la toma de conciencia a nivel general aumentó. La gente es mucho más consciente de lo que realmente la hace feliz. Vimos cómo sucedía con los alimentos y vimos cómo sucedía con la actividad física. La gente espera cosas que realmente contribuyan a su sensación general de bienestar. Las cosas que no lo hacen se colocan la categoría de elementos mundanos o commodities. No van a pagar una prima por estas cosas ni tampoco van a prestarle atención. Lo que creo es que hemos separado, de manera artificial, nuestra relación con el dinero de nuestra sensación de bienestar. Ahora tenemos la oportunidad de acortar la brecha.

MC Lader: Si las personas les prestan más atención a los aspectos de la vida que contribuyen a su sensación de bienestar, ¿dónde se ubican hoy el dinero y las inversiones? Parece ser que piensas que hay mucho espacio para mejorar.

F. Cooper: Bueno, en primer lugar debo decir que el dinero no es la panacea. El dinero no es la respuesta. La idea es que las personas deben conciliar sus objetivos de vida con el dinero. La carta que Larry Fink les escribió a los directores ejecutivos habla sobre sentido de tener un objetivo. Esto, en parte, está impulsado por los empleados que están exigiendo cada vez más que las compañías para las que trabajan sirvan realmente a un objetivo superior y eso se corresponde con su propio sentido de tener un objetivo. Pero no se trata solamente de cómo las personas ganan dinero; se trata también de cómo las personas ahorran dinero y de cómo lo gastan. Es más fácil ver el dinero que se gasta porque es lo más fácil de ver. Cuando ahorramos, no vemos ese dinero y cuando invertimos, a menudo tampoco lo vemos. La oportunidad que veo ahora se presenta a través de la tecnología y de la capacidad que esta tiene de darles a las personas señales reales de las cosas que antes eran invisibles. Por ejemplo, si una persona ahorra y ve algo en su teléfono que le indica que ahorró, esa es una señal que ayuda a mejorar la sensación de logro que tiene la persona.

MC Lader: Nosotros realizamos la encuesta Global Investor Pulse una vez por año. Los resultados de este año muestran que las personas todavía se sienten muy estresadas cuando se trata de las finanzas personales. ¿Qué acciones desearías ver en 2019 para que los resultados de 2020 sean diferentes?

F. Cooper: Algo que me gustaría ver es la desmitificación del idioma de los servicios financieros. ¿Podemos hablar un idioma, y de una manera, que sea intuitiva para las personas? En segundo lugar me encantaría hacer del dinero una parte de la conversación cultural. Ha sido un tabú, pero vemos cada vez más que partes de la población hablan sobre esto. Uno de mis trabajos anteriores tenía una población de empleados realmente jóvenes; creo que el promedio de edad era de 24 años. Y lo que noté es que compartían información sobre salarios entre ellos. Hablaban de dinero y alquileres de una manera que no había visto en otras generaciones. En tercer lugar, creo que necesitamos ejemplos a seguir con los que sea más fácil identificarse en nuestras publicidades. Podemos erradicar la idea de que invertir “no es para mí” mostrándoles a las personas que hay alguien como ellos que realmente lo está haciendo. El último aspecto es la tecnología. ¿Existen maneras en las que las personas pueden comenzar a avanzar con pequeños pasos aprovechando el conocimiento y la experiencia que tenemos, pero haciéndolo de una manera que lo haga fácil y cómodo para ellas? Los pequeños pasos son pasos importantes.

¿Te interesa escuchar toda la conversación? Busca nuestro pódcast en Spotify o iTunes.

Frank Cooper III es Chief Marketing Officer global de BlackRock y Mary Catherine Lader es Chief Operating Officer de Aladdin Wealth Tech, la empresa de tecnología financiera de BlackRock que brinda servicios a la administración de patrimonio.