Perspectiva global de mitad de año 2020

Revolución de las políticas económicas

Fue necesaria una revolución de las políticas económicas para amortiguar el impacto devastador y deflacionario del COVID-19. Sin embargo, a mediano plazo, el desvanecimiento de los límites entre las políticas monetarias y fiscales podría generar riesgos de inflación atractivos.

Cubriendo la brecha
Impacto estimado del virus en el producto bruto interno comparado con la compensación de medidas en materia de políticas, 2020

Impacto estimado del virus en el producto bruto interno comparado con la compensación de medidas en materia de políticas, 2020

 

Fuentes: BlackRock Investment Institute, con datos de la Reserva Federal, el BCE, el Banco de Japón, el Banco de Inglaterra y Haver Analytics, junio de 2020. Notas: El gráfico muestra la magnitud del impacto negativo (rojo) y la respuesta en materia de políticas positiva asociada (amarillo) como porcentajes del producto bruto interno. Utilizamos los objetivos estimados para 2020 para las compras de los bancos centrales de EE.UU. y la zona del euro, así como los programas de préstamos. La zona del euro incluye operaciones de financiación a más largo plazo con objetivo específico del BCE, y el Reino Unido incluye el apoyo del Banco Central al programa de financiación a plazo. La zona del euro está representada por los promedios de Alemania, Francia, Italia y España.

Consulta nuestra Perspectiva de mitad de año mediante gráficos

  • Se ha producido una revolución de políticas económicas indispensable para amortiguar el impacto del coronavirus. Los encargados de realizar políticas se están basando menos en la transmisión entre sectores financieros para estimular la actividad y más en dirigir el apoyo a la economía real. Los límites entre las políticas fiscales y monetarias se están opacando, así como la intervención gubernamental en la economía y los mercados financieros.
  • La respuesta global en materia de políticas frente a la pandemia no ha tenido precedentes en velocidad ni magnitud. La suma de medidas fiscales y monetarias está cubriendo el impacto del virus en la economía, tanto en EE.UU. como en la zona del euro. Consulta el gráfico Cubrir la brecha.
  • Vemos ahora un riesgo de agotamiento de políticas en EE.UU., ya que los formuladores de políticas se enfrentan a una serie de “precipicios fiscales” y puede que recorten el rescate fiscal en forma prematura: este es uno de los motivos por los que subponderamos las acciones de EE.UU. En contraste, Europa ha ampliado sus esfuerzos de estímulo. Esto respalda, en parte, nuestra sobreponderación de las acciones europeas.
  • We wrote last August about the necessity for effective coordinación monetaria y fiscal frente a una situación de impacto, dado que esta reduciría la pérdidas y podría disminuir los riesgos, como el aumento de la desigualdad. Sin embargo, advertimos que sin las medidas de protección adecuadas y una estrategia de salida clara, existe un riesgo a mediano plazo de un déficit descontrolado con una expansión monetaria acorde y, en última instancia, mayor inflación.

Conclusión
Era imprescindible una revolución de políticas económicas. Es un elemento positivo a corto plazo para los activos de riesgo, pero es poco probable que sea el preludio del tipo de mercado alcista impulsado por políticas que observamos durante la década siguiente a la crisis financiera mundial. Una consecuencia clave es el contrapeso reducido de los bonos gubernamentales nominales en un horizonte estratégico. Las tasas se acercan a sus límites inferiores efectivos, y vemos que existen riesgos de inflación en los próximos años.

Implicación estratégica: subponderamos los bonos gubernamentales nominales y mantenemos una postura a favor de los bonos vinculados a la inflación.

Implicación táctica: favorecemos el crédito en las compras de los bancos centrales. En cuanto a las acciones de EE.UU., existe el riesgo de que se reduzca el estímulo fiscal.

Nuestros autores
Philipp Hildebrand
Vice Chairman
Jean Boivin
Head of BlackRock Investment Institute
Elga Bartsch
Managing Director, Head of Macro Research of the BlackRock Investment Institute
Mike Pyle
Chief Investment Strategist, BlackRock Investment Institute
Scott Thiel
Chief Fixed Income Strategist, BlackRock Investment Institute