BLACKROCK INVESTMENT INSTITUTE

El coronavirus exige precaución

BlackRock |02 mar 2020

Seguimos manteniendo nuestra postura respecto a EE.UU y la expansión global. El riesgo es que una propagación del brote perjudique los parámetros fundamentales y desencadene un final prematuro del ciclo económico.

Perspectivas clave

Aunque reducimos nuestra sobreponderación de la exposición a renta variable y crédito por los brotes de coronavirus, mantenemos las posiciones de índices de referencia.
Nuestro caso base es que la expansión global está incólume, pero el riesgo es un final prematuro del ciclo.
Hacemos hincapié en la fortaleza a través de la exposición a instrumentos de renta variable de calidad, bonos de gobierno y dinero en efectivo.

Los mercados mundiales se han visto sacudidos por el temor a los efectos de los brotes de coronavirus, con el rendimiento del Tesoro de los Estados Unidos a 10 años alcanzando mínimos históricos y el índice S&P 500 en camino a su mayor descenso semanal desde la crisis financiera mundial. Estamos reduciendo nuestra exposición global a la renta variable y al crédito a un nivel neutral desde una modesta sobreponderación en un horizonte de 12 meses. La velocidad y la escala de la caída de la renta variable muestran que los mercados ya han reflejado un gran impacto económico potencial. Por eso, mantenemos las exposiciones a índices de referencia, pero creemos que es demasiado pronto para aumentar el riesgo.

La propagación de los brotes de coronavirus más allá de China ha abierto una nueva dimensión mundial de la epidemia y la probabilidad de una mayor retracción de los esfuerzos por contenerla. Sin embargo, esperamos que la expansión permanezca estable.Vemos un fuerte repunte una vez que se disipen las posibles perturbaciones de la actividad económica, incluso si ahora hay riesgos importantes de que la trayectoria del crecimiento se deteriore y los activos de riesgo puedan rebasar el límite de la baja debido al aumento de la incertidumbre. Esto puede empujar a algunas economías desarrolladas hacia el borde de una recesión técnica, en particular Japón y la zona del euro, ambas regiones que ya estaban en la antesala.

Nuestro caso base: Se trata de un impacto transitorio, aunque de una magnitud y duración desconocidas.

Pero el riesgo es que las perturbaciones creen una crisis de liquidez que, si no se resuelve, podría provocar un final prematuro del ciclo económico. El empeoramiento continuo de las condiciones financieras o el deterioro de la liquidez de los mercados podría lograrse mediante una flexibilización coordinada de las políticas de los principales bancos centrales, aunque muchos, como en la zona del euro y Japón, tienen un margen de intervención limitado. Es probable que la política fiscal sea también una pieza importante del paquete de medidas, especialmente en China, donde los gobiernos están incrementando el gasto en salud pública y proporcionando alivio a las industrias y regiones más afectadas. Vemos riesgos tangibles para las cadenas de suministro mundiales, centradas en la tecnología, la industria automotriz y los bienes de capital. Las tensiones comerciales mundiales ya estaban impulsando a las compañías a replantear las cadenas de suministro. Con el tiempo, estas turbulencias de la oferta arriesgan un cambio hacia un régimen macro-económico de crecimiento lento y mayor inflación a medida que se van disipando algunos de los beneficios de la globalización.

Modificamos nuestra postura moderada pro-riesgo a una posición neutral. Una fuente adicional de incertidumbre en los mercados financieros es la divergencia históricamente amplia entre los programas políticos de los partidos en la elección presidencial de los Estados Unidos. Abogamos por la fortaleza de los portafolios mediante los factores de calidad y volatilidad mínima de los instrumentos de renta variable, las propiedades de contrapeso de los bonos de gobierno (especialmente de los bonos de la Tesorería de EE.UU.) y el dinero en efectivo.

BlackRock Investment Institute

El BlackRock Investment Institute (BII) aprovecha la experiencia de la compañía y genera investigaciones propias para proporcionar perspectivas sobre la economía mundial, los mercados, la geopolítica y la asignación de activos a largo plazo. Todo ello para ayudar a nuestros clientes y gestores de portafolios a desenvolverse en los mercados financieros. El BII ofrece perspectivas estratégicas y tácticas del mercado, publicaciones y herramientas digitales que están respaldadas por investigaciones propias.

Descarga aquí