Inversiones sostenibles: Resiliencia ante la incertidumbre

Inversiones sostenibles: Resiliencia ante la incertidumbre

Lee más en nuestro reporte para inversionistas institucionales y profesionales:
Descarga el informe Descarga el informe

Los estragos de la crisis del COVID-19 – en materia de salud, bienestar económico y la actividad cotidiana – han precipitado una reevaluación generalizada sobre la manera en que vivimos nuestras vidas. Para los gobiernos, las empresas y los inversionistas, resulta esencial entender las fuentes de resiliencia durante estos últimos meses y cómo utilizarlas como la base para prepararnos para futuras crisis.

Los mercados bursátiles globales indicaron la gravedad de la crisis antes de que gran parte del mundo iniciara sus confinamientos. Las acciones comenzaron a ver una pronunciada caída a finales febrero y, en el transcurso de un mes, el Dow Jones Industrial Average cayó más de 10.000 puntos (34%)1, la demanda de efectivo se disparó y la actividad económica se detuvo cuando muchas empresas se vieron forzadas a cerrar y se indicó a las personas que se quedaran en sus casas. En medio de este entorno volátil, los inversionistas han procurado entender qué características aportó la resiliencia comparativa al rendimiento de los portafolios, y cómo incorporar estas características en sus propias inversiones.

El concepto de inversión sostenible puede tener diferentes significados. A menudo, los dueños y los administradores de activos operan con distintas definiciones, mensajes y motivaciones. BlackRock opera bajo una simple definición de inversión sostenible: Combinar las inversiones tradicionales con perspectivas medioambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG) con el fin de mejorar los posibles resultados a largo plazo de nuestros clientes. Nuestra opinión es que las empresas con perfiles sólidos en materia de sostenibilidad tienen el potencial de tener mejores resultados que aquellas con perfiles menos sólidos. En particular, creemos que las empresas administradas con un enfoque en la sostenibilidad deberían estar mejor posicionadas que sus pares menos sostenibles para navegar condiciones adversas y beneficiarse de entornos de mercado positivos.

Las inversiones sostenibles crecen ante la volatilidad del mercado

En este episodio de BlackRock Bottom Line, Brian Deese, Head Global de Inversiones sostenibles, habla sobre la fuerza de las inversiones sostenibles en lo que lleva del año, y cómo se ven las cosas para el resto del 2020.

  • A medida que se ha desarrollado la pandemia del coronavirus, nos ha forzado ha cuestionarnos muchos de los preceptos básicos que tenemos como inversionistas. Y lo mismo sucede en materias de sostenibilidad.

    ¿Qué hemos visto?

    BlackRock Bottom Line

    Inversiones sostenibles: resiliencia ante la incertidumbre

    Hace tiempo que existe la preocupación que en lo que se refiere a inversión sostenible, cuando nos enfrentamos a una caída del mercado y a una disrupción, esto haría que los inversionistas se alejarán de lo sostenible.

    Lo que hemos visto en esta crisis es lo contrario, si bien es un período de tiempo corto, es notable. Que, a pesar de una histórica y dramática contracción del mercado, hemos visto ingresos récord a estrategias sostenibles durante el mismo período.

    Y eso refuerza nuestra visión que el cambio estructural en las preferencias del inversionista es más estable que los movimientos de mercado de corto plazo.

    Hemos notado un alto grado de resiliencia asociado a compañías y portafolios que tienen más características sostenibles más del 90% de los índices sostenibles superó a su benchmark durante el período de mayor incertidumbre y contracción del mercado asociado a esta crisis.

    (Fuente: BlackRock, con data del T1 de Bloomberg y Morningstar a partir del 7 de maio, 2020)

    Empresas que están enfocadas en sus empleados, clientes y comunidades en las que operan han sido capaces de operar de forma más ágil en un ambiente en el cual lo que se asumía en el pasado, ya no se puede asumir más. Esto las hace más ágiles y más capaces de sobrellevar la incertidumbre.

    Al mirar hacia adelante, así como el trato que han tenido las empresas con sus empleados y stakeholders durante esta crisis ha sido un diferenciador, creemos que será aún más importante el cómo las empresas invierten en la salud y seguridad de sus empleados.

    En segundo lugar, aumentarán las expectativas que se tienen respecto a temas tradicionales de gobierno corporativo, pero también respecto al propósito de las empresas y su contribución a las comunidades en las que opera.

    En todas estas áreas creemos que los temas relativos a la sostenibilidad se tornarán cada vez más relevantes en las conversaciones de inversión.

    El resultado final es que la sostenibilidad ha sido puesta a prueba durante esta crisis y, mientras miramos hacia adelante, creemos que la sostenibilidad será aún más importante en cómo invertimos y en cómo las empresas logran alcanzar el éxito a largo plazo.

La reciente crisis fue una prueba clave de esta convicción. En el primer trimestre de 2020, Morningstar reportó que 51 de sus 57 índices sostenibles tuvieron mejores rendimientos que sus contrapartes en el mercado, y MSCI reportó que 15 de sus 17 índices sostenibles obtuvieron resultados similares, y robustos a lo largo de la región y metodología de índice2,3. Aunque este tiempo corto no es determinante, se mantiene en línea con la resiliencia que hemos observado en las estrategias de inversión sostenible en caídas anteriores del mercado, en 2015-2016 y 2018, lo cual exploramos en nuestra investigación. Además, estos resultados son consistentes con la investigación que BlackRock publicó a mediados de 2018, lo cual demuestra que las estrategias sostenibles no requieren una compensación de rendimiento y tienen importantes importantes atributos de resiliencia.4

Para los inversionistas, la pregunta más importante es “¿por qué?”. ¿Qué es lo que explica la resiliencia?

La investigación realizada por BlackRock5 ha establecido una correlación entre la sostenibilidad y factores tradicionales como la calidad y la baja volatilidad, que por sí mismos son indicadores de resiliencia. Como resultado de ello, esperamos que las empresas sostenibles sean más resilientes durante las crisis.

Sin embargo, los factores tradicionales no reflejan el conjunto completo de atributos que pueden tener un impacto en la resiliencia de una empresa. Analizar las diversas características de sostenibilidad de las empresas, y cómo estas características contribuyeron al rendimiento, profundiza nuestra comprensión sobre cómo la sostenibilidad refuerza la resiliencia. Nuestra investigación indica que, en la crisis actual, con su impacto devastador y transformador sobre la vida diaria, las empresas con antecedentes de buenas relaciones con clientes o robustas culturas corporativas están mostrando un desempeño financiero resiliente.

Los observadores casuales inicialmente atribuyeron el gran desempeño de los fondos ESG a su baja ponderación relativa de empresas de energía tradicional, cuyos precios cayeron muy por debajo del mercado en general durante la crisis. Sin embargo, nuestro análisis y la investigación realizada por terceros6 muestra que el bajo desempeño de las energías tradicionales sólo explica una fracción del alto desempeño visto en muchos fondos sostenibles.

Creemos que el alto desempeño ha sido impulsado por un conjunto de características sostenibles materiales, incluyendo la satisfacción laboral de los empleados, la fortaleza de relaciones con clientes, o la efectividad de la junta de cada empresa. En general, este período de turbulencia de los mercados e incertidumbre económica reforzó aún más nuestra convicción que las características ESG indican resiliencia durante las caídas de los mercados.

Otra pieza clave en materia de resiliencia ha sido la preferencia de los inversionistas por los activos sostenibles durante la crisis. A medida que reequilibran sus portafolios durante el tumulto de los mercados, optan cada vez más por fondos sostenibles en comparación con los más tradicionales. En el primer trimestre de 2020, los fondos abiertos sostenibles a nivel global (fondos mutuos y fondos que cotizan en bolsa) captaron nuevas inversiones por 40.500 millones de USD en nuevos activos, un aumento de 41% año tras año. el atractivo de los fondos sostenibles de EE.UU. llevó a una cifra récord de 7.300 millones de USD, durante el trimestre.7

Creemos que estos flujos de ingresos durante un período de caída extraordinaria de los mercados sugieren una persistencia en las preferencias de inversionistas hacia la sostenibilidad. Esto contradice la frecuente creencia, antes antes del del COVID-19, que afirmaba que los inversionistas dejarían de priorizar la sostenibilidad ante una caída de los mercados. Y, además, esto ofrece una evidencia importante, aunque de corto plazo, que el incipiente cambio en las preferencias, que fue analizado en la investigación de BlackRock Investment Institute de principios de año8 , se ha acelerado con la crisis y ha sido otro factor clave para solidificar la resiliencia de los fondos sostenibles.

En nuestra investigación analizamos las diferencias de desempeño entre los índices ESG y sus versiones principales no ESG, así como también los fondos administrados por ESG versus sus pares, y concluimos que la mayoría de los portafolios con sesgo ESG tuvieron un mayor rendimiento durante la caída del mercado de este año en comparación a sus pares no sostenibles. También analizamos una variedad de temas relacionados con la sostenibilidad utilizando nuestro marco de trabajo impulsado por la investigación para evaluar e integrar unas perspectivas materiales de sostenibilidad para entender el desempeño de cada tema durante la crisis. Encontramos un fuerte desempeño en temas como las relaciones con clientes, la cultura de la empresa y la eficacia de la junta directiva, brindando perspectiva hacia la resiliencia durante esta crisis. Por último, analizamos la creciente asignación de portafolios sostenibles durante la crisis y el cambio estructural en las preferencias de los inversionistas por los activos sostenibles.

Lee más en nuestro reporte para inversionistas institucionales y profesionales.

Descarga el informe

Fuentes

1 Fuente: Bloomberg. Período: Febrero 20, 2020 a Marzo 20, 2020
2 https://www.morningstar.com/insights/2020/04/06/how-did-esg-indexes-fare
3 https://www.msci.com/www/blog-posts/msci-esg-indexes-during-the/01781235361
4 BlackRock Investment Institute,“Sustainable investing: ‘a why not’ moment” Mayo 2018; Sustainability: the bond that endures, Noviembre 2019
5 Ibid.
6 https://www.morningstar.com/articles/976361/sustainable-funds-weather-the-first-quarter-better-than-conventional-funds
7 BlackRock captura los datos de este análisis de varias fuentes, incluidos sitios web de proveedores, prospectos de fondos, comunicados de prensa de proveedores, encuestas de proveedores, Bloomberg, la Bolsa de Valores de EE.UU., Strategic Insight Simfund y Wind. Todas las cantidades se informan en dólares estadounidenses. Los flujos se derivan utilizando los valores de activos netos diarios y las acciones en circulación utilizando los datos más recientes que podemos capturar a fin de mes. Para productos con listados cruzados, atribuimos flujos netos y activos a los listados primarios. Los datos son al 31 de marzo de 2020.
8 BlackRock Investment Institute, ‘Sustainability: The tectonic shift transforming investing,” febrero 2020

Dónde estamos

Un cambio estructural de las finanzas
Un cambio estructural de las finanzas
Prevemos una importante reasignación de capital tras una profunda reevaluación del riesgo debido al cambio climático.
Ponemos la sostenibilidad al centro de cómo invertimos
Ponemos la sostenibilidad al centro de cómo invertimos
Los portafolios sostenibles pueden ayudar a los inversionistas a alcanzar sus metas financieras.