Visualizando la extensión del universo de ETFs

En resumen

  • El universo de ETFs tiene la sorprendente cantidad de $5.75 billones de dólares en activos bajo administración (AUM), y abarca casi todos los sectores.
  • Las acciones componen la galaxia más grande del universo de ETFs, por mucho, al representar el 76.4% de todos los activos; sin embargo, la galaxia de más rápida expansión es la de ETFs de bonos.
  • En esta infografía exploramos el amplio alcance de los activos incluidos en el universo de ETFs.

PARA OBTENER MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL UNIVERSO DE ETFS, DESCARGA NUESTRA GUÍA SOBRE LOS ETFS DE ISHARES

LEE MÁS SOBRE LA IMPORTANCIA DE LOS ETFS DE RENTA FIJA EN ESTE ENTORNO

iShares | El universo de ETFs está creciendo rápidamente: el AUM* global se ha multiplicado por cinco en la última década iShares | La galaxia más grande del universo de ETFs está en fondos que rastrean los índices de capitalización de mercado iShares | ETFs de sectores e índices temáticos iShares | Los AUMs* del mercado monetario global es de 36B iShares | En los últimos años, los bonos han sido uno de los segmentos de mayor crecimiento del mercado de ETFs

Visualizando la extensión del universo de ETFs

Con las circunstancias adecuadas, una innovación puede escalar y prosperar.

En el ámbito financiero, quizás no haya un mejor ejemplo que ilustre esto que la introducción de los fondos cotizados en bolsa (ETFs), una nueva tecnología financiera que surgió a partir del fenómeno de la inversión indexada a principios de los años noventa.

Desde que se estableció el primer ETF de EE.UU. en 1993, este instrumento financiero ha tomado gran fuerza. Actualmente, el universo de ETFs tiene la sorprendente cantidad de $5.75 billones de dólares en activos administrados (AUM), y cubre casi todos los sectores.

Navegar el universo de ETFs

Para comenzar, veamos un análisis macro de las “galaxias” que se pueden encontrar en el universo:

ETFs globales (AUM, $USD) Participación del total global
Acciones $4.39 billones 76.4%
Bonds $1.12 billones 19.5%
Alternativos $0.20 billones 3.5%
Depósitos a plazo $0.04 billones 0.6%
Todos los ETFs $5.75 billones 100.00%

Como podemos observar, las acciones componen la galaxia más grande del universo de ETFs, por mucho, al representar el 76.4% de todos los activos. Es probable que estos cúmulos incluyan los ETFs con los que te encuentras más familiarizado; por ejemplo, fondos basados en el índice S&P 500 o en los mercados internacionales.

Dicho esto, es importante señalar que la galaxia de más rápida expansión es la de ETFs de bonos, que se basan en índices relacionados con deuda gubernamental y corporativa. Los primeros ETFs de bonos se lanzaron en 2002, y desde entonces esta categoría se ha convertido en un mercado que supera $1 billón de dólares en AUM. Se espera que para 2024 los ETFs de bonos superen la cifra de $2 billones de dólares.

LEE MÁS SOBRE LA IMPORTANCIA DE LOS ETFS DE RENTA FIJA EN ESTE ENTORNO

Todo lo habido y por haber en el universo de ETFs

A pesar de que la gran escala del universo de ETFs resulta fascinante, la variedad es lo que nos muestra cuán ubicuo se ha vuelto este instrumento.

Al 30 de septiembre de 2019, había más de 8,000 ETFs a escala global, incluyendo casi todas las clases de activos imaginables. A continuación indicamos algunos de los rincones menos conocidos y más extraordinarios del universo de ETFs:

ETFs temáticos:
Los ETFs temáticos —que han estado ganando popularidad en los últimos años— se basan en tendencias a largo plazo, como el cambio climático o la rápida urbanización. Estos fondos, al tener puntos de enfoque más tangibles, pueden también atraer a las generaciones más jóvenes de inversionistas.

ETFs contrarios:
En un mercado saludable, los inversionistas eligen una gran variedad de posiciones distintas. El amplio universo de ETFs disponibles hace posible que los inversionistas adopten perspectivas diferentes o contrarias y que incluso apuesten en contra de lo que opine “la mayoría”.

ETFs con base en factores:
Este enfoque utiliza un sistema basado en reglas para seleccionar inversiones del portafolio de fondos, con base en factores que generalmente se asocian con mayores rendimientos, como valor, menor capitalización, impulso, baja volatilidad, calidad o rédito.

ETFs macro globales:
Algunos ETFs están diseñados para imitar las estrategias que utilizan los administradores de fondos de cobertura. Un ejemplo es la estrategia macro global, cuyo objetivo es analizar el entorno macroeconómico, mientras se toman las posiciones largas y cortas correspondientes en diversos mercados de renta variable, renta fija, divisas, productos básicos y futuros. Una posición corta es lo opuesto a una posición larga. Una posición corta es cuando un inversionista vende un título con la idea de que el precio del activo se reducirá en cuanto a su valor, en lugar de aumentar. Las posiciones cortas conllevan intrínsecamente más riesgo que las posiciones largas, debido a que las pérdidas son técnicamente infinitas, pues los precios de las acciones pueden aumentar sin límite alguno, mientras que para las posiciones largas el pasivo se limita conforme al valor de las acciones, ya que solo puede caer en un 100%.

ETFs de commodities:
Hay ETFs que se basan en oro o petróleo, en ocasiones incluso almacenan inventarios físicos. Sin embargo, cabe destacar que hay ETFs de productos básicos para productos agrícolas y metales aún más oscuros, como zinc, lean hogs, estaño o granos de cacao.

Ya sea que sus inversiones se basen en índices populares del mercado o que usted tenga un perfil más “quirúrgico” con respecto a la exposición de su portafolio, el universo de ETFs es impresionantemente vasto; y se proyecta que —en los próximos años— este universo se siga expandiendo tanto en tamaño como en diversidad.

Por ello, la renta variable es, por mucho, la galaxia más grande del universo de ETFs, la cual representa 76.4% de todos los activos. Es probable que estos cúmulos incluyan los ETFs con los que te encuentras más familiarizado; por ejemplo, fondos basados en el índice S&P 500 o en los mercados internacionales.

Dicho esto, es importante señalar que la galaxia de más rápida expansión es la de ETFs de bonos, que se basan en índices relacionados con deuda gubernamental y corporativa. Los primeros ETFs de bonos se lanzaron en 2002, y desde entonces esta categoría se ha convertido en un mercado que supera $1 billón de dólares en AUM. Se espera que para 2024 los ETFs de bonos superen la cifra de $2 billones de dólares.

LEEE MÁS SOBRE LA IMPORTANCIA DE LOS ETFS DE RENTA FIJA EN ESTE ENTORNO

Descarga nuestra Guía para ETFs y aprende todo lo que debes saber, desde el universo en su totalidad, hasta productos de estudios especializados y de casos sobre ETFs.

Descárgala hoy

1Todos los Puntos de Datos Fuente: BlackRock al 30/09/2019. Los AUM (activos administrados) incluyen toda la categoría de productos cotizados en el mercado bursátil, tomando en cuenta cualquier exposición de portafolio que se cotice intradía en bolsa. Los AUM no incluyen a Medio Oriente ni a África. Todos los valores ($) están en dólares estadounidenses (USD).